Ayurveda

Los alimentos y las Gunas

Los filósofos hindúes sostienen que la materia tiene tres cualidades o atributos fundamentales. A estos atributos fundamentales se les denomina Guna, concepto sánscrito que podríamos traducir por algo así como “lo que ata”. Esas tres cualidades fundamentales, presentes en todos los seres humanos, aunque en porcentajes diferentes en cada cual y en cada caso, son Sattva, Rajas y Tamas.

Cuando hablamos de Sattva estamos hablando de la inteligencia, hacedora principal del equilibrio. Rajas sería, por su parte, el atributo relacionado con la energía, con el cambio, con la actividad y la turbulencia. Este Guna es el responsable máximo de cualquier tipo de desequilibrio. Finalmente, Tamas es la cualidad de la sustancia, de la oscuridad, de la somnolencia. Tamas acarrea pérdida de percepción y es, en el fondo, un lastre que nos impide liberarnos de lo más material.

Lógicamente, lo más importante a la hora de mantener un buen estado de salud tanto físico como mental es potenciar, ante todo, el Guna Sattva. Para ello, nada como la meditación y, por supuesto, una buena alimentación. Ambos instrumentos, junto a la práctica del Yoga, servirán para calmar el Guna Rajas y para erradicar el Guna Tamas.

En este post queremos darte varias indicaciones sobre las dietas más adecuadas para cada Guna. No hace falta decir que de la dieta Tamas hay que huir como del Diablo. ¿Qué sentido tendría mantener una dieta que sólo serviría para potenciar en nosotros los atributos más negativos de nuestra naturaleza?

Dieta sátvica

La dieta ayurvédica ideal sería, pues, una dieta fundamentalmente sátvica. Gracias a ella mejoraríamos nuestra energía mental, nuestro buen humor y, por regla general, nuestro equilibrio. Los alimentos sátvicos sirven para alargarnos la vida y proporcionarnos salud. Ellos, que sirven también para limpiar y purificar nuestro organismo, serían, pues, la base de una correcta dieta ayurvédica.

Los alimentos sátvicos deben ser alimentos naturales y frescos, preferentemente orgánicos, y deben tomarse de la manera más natural posible, crudos, hervidos al vapor o ligeramente cocidos.

Entre los alimentos sátvicos podemos encontrar los siguientes:

  • Cereales como la quinoa, la avena, el arroz, el mijo, el maíz, etc. Los cereales servirán para proporcionar a nuestro organismo hidratos de carbono y aminoácidos que sirvan al organismo para sintetizar las proteínas.
  • Legumbres que aporten proteínas.
  • Especias, fundamentales en la alimentación ayurvédica.
  • Lácteos como la leche o la mantequilla. Al consumir lácteos hay que hacerlo con moderación. Un exceso del consumo de lácteos aumenta la producción de mucosidad y dificulta la respiración.
  • Frutas y hortalizas. Al hablar de frutas hablamos también de zumos de las mismas. Los zumos aportan a nuestro organismo vitaminas, minerales y fibra. Además, contienen sustancias alcalinas que sirven para limpiar la sangre.
  • Frutos secos como nueces, almendras, etc.

Los edulcorantes que se utilicen en la dieta sátvica deben ser edulcorantes naturales como la miel, la melaza o el jarabe de arce.

Dieta rajástica

La dieta rajástica, que persigue la unión entre mente, cuerpo y espíritu, está especialmente indicada para las personas que realizan un gran desgaste físico. Aún así, hay que tener presente que los alimentos rajásticos son alimentos amargos, agrios, salados o demasiado picantes.

La persona dotada de una personalidad rajástica es una persona fundamentalmente muy activa e inestable emocionalmente. Inquieta y apasionada, la persona rajástica es una persona a menudo incontrolada, una persona que actúa por impulsos.

Entre los alimentos rajásticos encontramos el ajo, la cebolla, el rábano, el café, el té y todos los excitantes.

Según los principios de Ayurveda, los alimentos rajásticos fomentan la ira, la codicia, la violencia, el egoísmo o la lujuria. De entre todos los Gunas, Rajas es el responsable último de las disputas y las guerras.

Dieta tamásica

Los peores alimentos que puedas imaginar para tu salud son, precisamente, los alimentos tamásicos. La dieta tamásica convierte a la persona en una persona perezosa, desprovista de motivaciones y tendente a la depresión.

Renunciar a los alimentos tamásicos es, siempre, una decisión que debería tomar toda persona que decidiera mejorar su forma de vida. El embotamiento corporal, emocional y mental es la característica principal de la persona que abusa de los alimentos tamásicos.

¿Qué alimentos son ésos? La carne y el pescado, por ejemplo. También el alcohol. O la fruta demasiado verde o demasiado madura. O la comida frita, asada a la parrilla o recalentada muchas veces. Y los platos que no están en su punto, es decir, los que están demasiado crudos o demasiado cocidos.

Alimentos tamásicos son, por ejemplo, los platos precocinados. Y la comida enlatada. Y el vinagre. Y las setas. Y los alimentos refinados. Y el chocolate. Y las pastas. Y…

Como ves, son muchos los alimentos que habitualmente ingerimos y que, si deseáramos mantener una saludable dieta ayurvédica, deberíamos erradicar de nuestra despensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *