Ayurveda

Remedios ayurvédicos contra la alergia primaveral

Aunque las temperaturas han tardado en dar cuenta de su llegada, la primavera ya está aquí y, con ella, las alergias propias de esta estación. Ojos que pican, mucosidad constante, goteo nasal, dolor de cabeza, asma, malestar… son varios los síntomas que van íntimamente ligados a la alergia primaveral. Para Ayurveda, la alergia primaveral es consecuencia directa del desequilibrio del dosha kapha.

Las personas más proclives a padecer alergia primaveral son las personas con el dosa kapha, o sea, las personas que tienden a engordar, con buen apetito, bien formadas, con músculos fuertes y huesos fuertes y pesados y a las que les cuesta perder peso.

Que las personas kapha sean las más proclives a padecer alergias primaverales no quiere decir que las personas pitta o vata no pueda padecerlas también. Después de todo, las alergias no sólo son debidas a factores genéticos o de constitución. También pueden deberse a factores ambientales, emocionales y alimentarios. Después de todo, Ayurveda siempre ha destacado que una alimentación adecuada es fundamental para mantener un buen estado de salud. Una alimentación desajustada a las necesidades de cada dosha provocaría una incorrecta digestión de los alimentos y ésta una acumulación de toxinas que, finalmente, sería la responsable directa de la aparición de una enfermedad. Las alergias primaverales, como enfermedades que son, serían debidas, pues, y según Ayurveda, a la acumulación de toxinas o Ama.

Antes de aplicar cualquier tipo de tratamiento ayurvédico contra la alergia primaveral debemos identificar qué dosha es el que se ha desequilibrado. Para ello, debemos prestar atención a los diferentes síntomas del tipo de alergia primaveral que queremos tratar siguiendo los principios de Ayurveda.

  • Causas de la alergia primaveral en Vata. Cuando se desequilibra Vata, el síntoma principal de la alergia primaveral es la sequedad de ojos y de los senos paranasales.
  • Causas de la alergia primaveral en Pitta. Para quemar el Ama presente en la sangre, la persona Pitta crea un estado hipermetabólico que se traduce en una mayor irritabilidad y una mayor propensión al enojo. Ese calor que se eleva a la cabeza y al cuello actúa sobre los senos paranasales provocando que las cavidades mucosas incrementen su tarea excretoria.
  • Causas de la alergia primaveral en Kapha. Como hemos dicho, las personas con este tipo de dosha son las que poseen mayores probabilidades de padecer alergia primaveral. Congestión, fatiga y malestar general son algunos de los síntomas de la alergia primaveral en Kapha.

El tratamiento ayurvédico para atacar las alergias primaverales se sostendría sobre cuatro ejes:

  • El refuerzo del fuego digestivo.
  • El ajuste de la dieta para favorecer y facilitar la digestión.
  • La desintoxicación del organismo.
  • La restauración de la fortaleza del sistema inmunológico.

Tratamiento de la alergia

Por regla general, para tratar la alergia primaveral siguiendo los principios de Ayurveda deberemos seguir los siguientes consejos:

  • Tomar una cucharadita de aceite de linaza dos o tres veces al día y durante dos o tres días. Con ello conseguiremos expulsar la congestión en los pulmones y estómago. Otra recomendación muy útil para luchar contra la alergia primaveral con Ayurveda es tomar triphala, un compuesto realizado con amalaki, haritaki y bibhitaki (las llamadas ciruelas de myrobalan) que tiene propiedades como laxante y purgante.
  • Tomar jengibre en infusión. El jengibre es uno de los grandes aliados ayurvédicos para luchar contra la alergia primaveral. Otra manera de tomar jengibre con esta finalidad es hacer vahos de vapor con una toalla y con él. Los vahos de vapor de jengibre hervido nos servirán para aliviar la congestión propia de la alergia primaveral.
  • Incrementar el consumo de bayas rojas, kiwis, pimientos, limones, espinacas, naranjas, tomates… Con todos estos alimentos estaremos incrementando la ingesta de vitamina C, con lo que estaremos aumentando nuestras defensas, lo que siempre será positivo para luchar contra la alergia primaveral.
  • Tomar pequeños sorbos de agua caliente a lo largo del día. Al hacerlo, estaremos eliminando las toxinas (Ama) de nuestro organismo y estaremos, también, acelerando nuestra alimentación.
  • Lubricar la mucosa nasal con ghee. Al hacerlo, estaremos protegiendo a la misma contra los alérgenos. Éstos, al encontrar la barrera del ghee, no podrán penetrar en las vías respiratorias. El ghee, además, sirve para aliviar la irritación de las fosas nasales y para aliviar, también, los estornudos. Para aplicar el ghee para luchar contra la alergia primaveral debemos mojar nuestro dedo meñique con el ghee para, introduciéndolo en las fosas nasales, masajear el interior de ellas con suavidad. Una vez tengas el ghee colocado ahí, aspira con fuerza para hacerlo subir por las fosas.
  • Mezclar un cuarto de cucharadita de pimienta negra molida con una cucharadita de miel y tomarla con el estómago lleno dos o tres veces al día y durante un período de tiempo que oscile entre los tres y cinco días. ¿Qué conseguirás con esta mezcla? Aliviar la tos. La tos es, también, uno de los síntomas que suelen acompañar a los procesos de alergia primaveral.
  • No combinar alimentos incompatibles. A ello ya dedicamos un artículo un nuestro espacio (“Alimentos incompatibles en el Ayurveda”). Como indicábamos allí, combinar leche y yogurt, melón y cereales o carne y lácteos agravan el desequilibrio interno de los doshas. Un alimento que está contraindicado si queremos tratar ayurvédicamente la alergia primaveral serían los batidos de plátano y fruta realizados con leche.

El descanso y la práctica del Yoga (evitando en todo caso, los ejercicios de alta intensidad, que podrían provocar que una alergia nasal se convirtiera en un resfriado de pecho) estarían también muy indicados para aliviar los síntomas de la alergia primaveral. Las asanas invertidas, por ejemplo, podrían servir para prevenir el goteo nasal y para drenar la mucosidad de la nariz.

Otra buena manera de drenar la mucosidad de la nariz es practicar lo que se conoce con el nombre de jala neti. ¿En qué consiste el jala neti? En realizar una limpieza de la nariz y de los senos paranasales empleando una disolución de sal en agua tibia que, vertida en el interior de una fosa nasal, sale por la otra. Al realizar ese viaje de una fosa nasal a la otra, los conductos nasales y los senos paranasales se limpian se mucosidad, toxinas y otros desechos.

Más allá de estos tratamientos ayurvédicos contra la alergia primaveral existen una serie de medidas especiales que deberían aplicarse a cada uno de los dosha. Algunas de esas medidas específicas son las siguientes:

  • Tratamiento Vata. Tomar tres o cuatro tazas al día de té de jengibre o de té chai con especias, evitar los productos lácteos y el trigo, sustituirlos por frutas y verduras; y tomar media cucharadita de triphala antes de irse a dormir.
  • Tratamiento Pitta. Estimular la digestión con semillas de comino tostadas o crudas y comidas durante todo el día; tomar tres veces al día (después de las comidas) leche tibia con media cucharadita de cúrcuma en polvo; consumir media cucharadita de polvo de Neem entre comidas para desintoxicar.
  • Tratamiento Kapha. Tomar té de jengibre y pimienta negra con miel tres veces al día o regaliz con agua tibia tras las comidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *