Guía de viaje a la India

¿Qué podemos visitar en Bombay?

Bombay o Mumbay es la capital del estado de Maharashtra y es, también, la capital económica de la India. Durante siglos (exactamente entre 1626 y 1995), esta ciudad, la más poblada del país, poseedora del puerto más importante del subcontinente indio y centro de, junto a Hollywood, la mayor industria cinematográfica del mundo, tuvo como nombre oficial el de Bombay. En 1995, sin embargo, el nombre oficial de esta ciudad en la que viven más de dieciséis millones de personas y que está situada sobre una península en la costa oeste de India, a orillas del mar Arábigo, pasó a ser el de Mumbay. Con ese nombre, los habitantes de Mumbay rinden culto a la diosa local Mumba Devī.

No hace falta decir que una ciudad como Bombay no está exenta de múltiples puntos de un indudable atractivo turístico. En este post vamos a señalarte los que deberían resultar de ineludible visita.

Puerta de la India

De entre todas las atracciones turísticas de Bombay, la Puerta de la India es la más importante. La Puerta de la India es un imponente arco de triunfo musulmán con decoración hindú realizado con basalto y de 26 metros de altura. Construida en conmemoración de la visita del rey Jorge V de Inglaterra y de su esposa, la reina María, en 1911, la Puerta de la India se eleva en el paseo marítimo de Bombay. La intención al construir precisamente ahí la Puerta de la India era clara: que los viajeros de los barcos que, surcando el mar Arábigo, se dirigían hacia Mumbay, fuera ese impresionante monumento lo primero que vieran. Hoy es punto de encuentro y reunión de muchos turistas y, por tanto, de gran parte de la picaresca de la ciudad.

La Puerta de la India tiene, también, un valor simbólico: desde este punto fue desde donde los ingleses, en febrero de 1948, abandonaron la India.

Terminal Victoria

Posiblemente no existe en todo el mundo una estación de ferrocarril tan majestuosa como la Estación Chhatrapati Shivaji de Bombay. De estilo gótico victoriano, este impresionante edificio proyectado por el arquitecto Fredrick Williams Stevens se empezó a construir en 1878 para conmemorar el Jubileo de oro de la reina Victoria (por eso se le llamó, en su momento, Victoria Término) y es el punto en el que confluyen la inmensa mayoría de los trenes que cruzan la India. En este majestuoso edificio dotado de un sinfín de cúpulas, vidrieras, agujas, etc. se encuentra, también, la sede administrativa de la Central Railway.

La espectacularidad de esta estación de ferrocarril hizo que fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004.

Templo Mahalakshmi

Construido en 1831 por un rico comerciante indio, el templo Mahalakshmi es el templo hindú más importante de Bombay. Dedicado a tres diosas (la destructora del demonio, la de la abundancia y la del aprendizaje), este templo es de ese tipo de construcciones que son mucho más ricas en su interior que en su exterior.

Decorado en su interior con múltiples imágenes hindús, el templo Mahalakshmi está ubicado en un callejón lleno de colorido en el que se agrupan un importante número de flores, frutos y todo tipo de ofrendas.

Marine Drive

A este espectacular paseo marítimo de seis carriles que sigue el perímetro de la bahía de Mumbay se le conoce como “el collar de la reina”. Con más de cuatro quilómetros de longitud, este boulevard está plagado de cafés, restaurantes, puestos callejeros de comida y algunos hoteles. Es uno de los sitios preferidos de Bombay para pasear o para sentarse a contemplar el mar Arábigo.

Colaba

El de Colaba es el barrio turístico por excelencia de Bombay. En este barrio se pueden encontrar un sinfín de restaurantes y tiendas en las que poder comprar un sinfín de souvenirs. En Colaba se encuentra, también, el famoso hotel Taj Mahal Palace, uno de los más famosos de la India.

En Colaba, aparte de la Puerta de la India, se puede encontrar también el muelle Sasson, lugar del que parten y al que llegan los pescadores de Mumbay. La mejor hora del día para visitar este lugar es a primera hora de la mañana. Es entonces cuando se puede contemplar, en su máxima efervescencia, el trajín de los pescadores de Bombay.

Isla de Elefanta

Desde el muelle que se encuentra al lado de la Puerta de la India se pueden coger unos barquitos para visitar la isla de Elefanta, antiguamente llamada Gharapuri. Ubicada a nueve kilómetros de la costa de India (se tarda aproximadamente una hora en llegar a ella), en la isla de Elefanta vive y faenan familias pescadoras, pero lo que verdaderamente la convierte en un lugar especial al que realizar una excursión desde Mumbay es la existencia de unas grutas en las que podemos encontrar una especie de templos y en las que se conservan estatuas dedicadas a Shiva, Vishnu y otras deidades indias.

Se dice que antiguamente, en tiempos del dominio portugués, en estas grutas podían encontrarse estatuas de elefantes. Fueron esas estatuas, de las que ahora no queda ni rastro, las que dieron nombre a la isla.

En la isla de Elefanta, aparte de una nutrida población de monos, existen 7 cuevas, cinco hindúes y dos budistas. Sólo las cuevas hindúes pueden visitarse. Es en estas cuevas en las que se pueden hallar las citadas estatuas y los bajorrelieves. Entre ellos se puede destacar la que recibe el nombre de Trimurti, una enorme escultura que, excavada en relieve en la entrada principal, representa al creador, al conservador y al destructor del universo.

En 1987, las cuevas de la isla de Elefanta fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *