Guía de viaje a la India

Comprar en la India

La oferta comercial en la India es inacabable. Telas, especias, joyas y una amplia variedad de artesanías diversas se amontonan en los bazares de la India llamando la atención del turista. Éste, acostumbrado a otro tipo de mercados y centros comerciales, puede sentirse avasallado no sólo por la variedad de la oferta sino también por las técnicas de publicidad empleadas por los vendedores de estos bazares para “colocar” sus artículos.

Un bazar es un bazar y ahí los gritos están a la orden del día. Del mismo modo que en los mercados más tradicionales y populares de nuestro país se pregonaba a gritos la excelencia de un determinado pescado o la saludable frescura de alguna verdura, los vendedores de los bazares y mercados callejeros de la India intentan atraer a gritos la atención del turista y éste, acostumbrado a los casi asépticos centros comerciales que han acabado imperando en Occidente, puede sentirse un poco aturdido dentro de ese batiburrillo de aromas, colores y sonidos.

Saber cómo moverse en dicho ambiente es fundamental para comprar como es debido y a buen precio. En este artículo vamos a dar varios consejos para comprar en la India.

Lo primero que hay que tener presente para comprar en la India es que no son lo mismo los puestos callejeros que las tiendas de los centros comerciales estatales. En las primeras puede regatearse; en los segundos, los precios de los productos son fijos y no se admite el regateo. Las tiendas en las que no se admite el regateo están perfectamente identificadas. Los precios, además, están marcados en los productos que se venden en ellas. En estas tiendas, los precios acostumbran a ser un poco más alto de lo que lo son en los puestos callejeros o en los bazares, pero las personas que no se sienten cómodas regateando encuentran en estas tiendas una magnífica opción para comprar en la India.

Hay productos que se venden habitualmente a precio fijo. Entre dichos productos encontramos los artículos preenvasados (el agua embotellada, por ejemplo), los cosméticos, los artículos de marca, los alimentos envasados o los productos electrónicos (tarjetas, baterías de cámaras digitales, etc.). En los precios de estos productos se incluyen los impuestos y sólo cuando se anuncian descuentos pueden venderse a precios más bajos que el precio de venta máximo impuesto.

Si se va a comprar en los puestos callejeros de la India o en cualquiera de sus fantásticos bazares hay que reprimir el impulso de comprar aquello que nos llama la atención. Es posible que encontremos ese mismo producto en otro puesto y a mejor precio. Por eso es necesario darse antes un paseo por todo el bazar. Siempre se está a tiempo de regresar de nuevo al puesto en el que hemos visto por vez primera ese artículo que ha llamado nuestra atención.

Consejos para regatear en la India

El viajero que desee comprar en la India debe sacudirse la sensación de que regatear puede suponer una especie de insulto para el vendedor. Los negocios en la India se hacen así: regateando. Un consejo básico y un poco estándar para regatear en la India es el de ofrecer la tercera parte de lo que el comerciante pide por un producto. A partir de ahí, para regatear hay que tener en cuenta los siguientes principios:

  • Para iniciar el regateo basta con preguntar el precio. Normalmente, todos los productos tienen un precio indicado en algún cartel. El preguntar por el precio, pues, pese a que esté ese letrero y sea claramente visible, es una señal. Al preguntar por el precio de un producto en dichas circunstancias estamos diciendo: “quiero negociar el precio”. También se puede, de buenas a primeras y a la vista del letrero indicador del precio de un producto, ofrecer una cantidad por él.
  • Para regatear el precio de un producto no es necesario discutir ni, sobre todo, ser grosero. No hay que elevar la voz. No hay que ser desagradable.
  • No aceptes un refresco cuando entres en un puesto de un bazar si quieres comprar en la India. El vendedor quiere que te sientas agradecido hacia él. Tras ello, el complejo de culpa interferirá en tus decisiones y te costará marcharte de esa tienda sin comprar. El complejo de culpa también puede impedirte regatear como es debido cuando decides comprar en la India.
  • El complejo de culpa también puede interferir en tu decisión de compra si escuchas cualquier historia personal del vendedor. Simple y llanamente, tú no debes pagar más por un producto cuando quieras comprar en la India sólo porque quien te vende dicho producto tiene muchas bocas que alimentar. Con comprar a un precio justo ya le estás ayudando a mantener a los suyos.
  • Si has fijado mentalmente lo que estás dispuesto a pagar por un determinado artículo, muestra el dinero en efectivo exacto para cubrir dicha cantidad. El que el vendedor vea el dinero al alcance de su mano puede ser un argumento muy de peso a tu favor cuando quieras comprar en la India.
  • No te muestres demasiado excitado al regatear por un artículo. No muestres demasiado tu interés por él. Ésa sería una baza que el vendedor podría aprovechar a su favor en la negociación.
  • Si crees que el precio que te piden es excesivamente alto, no regatees. Simplemente, date la vuelta y vete. Si el mismo producto puedes encontrarlo en las tiendas circundantes, el vendedor no tardará en salir de su tienda o su puesto para ofrecerte un precio más razonable.
  • Niégate a pagar un 2 o un 3% adicional por utilizar tarjeta de crédito.
  • Sé razonable en lo que ofreces. Lo que estás comprando tiene un precio. Ofreciendo cantidades excesivamente bajas sólo se está rompiendo la negociación. Por otro lado, ofrecer una cantidad excesivamente baja por un producto implica, de alguna manera, faltar al respeto al vendedor.

Cuando se quiere comprar en la India utilizando el regateo hay que tener presente que no todas las horas del día son iguales para comprar/regatear. Las mejores horas para regatear son la primera hora del día o la última de la tarde-noche. ¿Por qué? Por motivos distintos. Los comerciantes de la India tienen la creencia supersticiosa de que el primer comprador no puede irse de la tienda con las manos vacías. Ésta es una baza en mano del comprador que quiera regatear. Seguramente obtendrá mejor precio por el mismo producto que tres horas después. Regatear al final del día, por su parte, implica regatear con alguien que quiere cerrar la tienda cuanto antes para irse a descansar.

Comprar en los puestos o comprar en Delhi

Otro consejo que cualquier persona que visite la India debe tener presente es el siguiente: en Delhi puede encontrarse cualquier cosa que se desee. ¿Qué queremos decir con esto? Que, dado que la mayor parte de los viajes a la India se inician y se acaban en Delhi, siempre estamos a tiempo de comprar en la capital de la India algo que hayamos visto en algún puesto de nuestro recorrido. Comprarlo a última hora, cuando estamos a punto de regresar a nuestro país, nos ahorra el cargar durante todo nuestro viaje con nuestras compras.

¿Quiere esto decir que debemos reservar todas las compras en la India para el final de nuestro viaje? No necesariamente. Teniendo en cuenta las diferencias existentes entre las diferentes regiones (o Estados) de la India y que cada estado está especializado en la producción de un producto en particular, lo mejor es comprar un producto determinado en aquella región especializada en su producción. Así conseguiremos mejores precios y mejores calidades. Por ejemplo: si deseamos comprar un producto hecho con madera de sándalo acudiremos a un mercado de Mysore. En Darjeeling compraremos el mejor té a granel y en el Rajasthan, los mejores adornos con plata y piedras preciosas.

Teniendo en cuenta todos estos consejos, ya puedes lanzarte a la maravillosa aventura de comprar en la India.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *