Ayurveda

Los dhatus o tejidos del cuerpo humano

Ayurveda reconoce siete dhatus o tipos de tejidos en el cuerpo humano. Esos siete tipos de tejidos o dhatus son los siguientes: plasma, sangre, tejido muscular, tejido adiposo, tejido óseo, tejido medular y tejido reproductivo (semen y óvulos).

Rasa Dhatu o plasma nutriente

La palabra rasa significa jugo, savia o líquido. El plasma, en el cuerpo humano, es la parte no celular de la sangre, el sistema linfático y los fluidos intersticiales. El rasa dhatu es el sustento que recorre todo el cuerpo y que hace que nos sintamos en perfecto estado de salud. La disminución de ese dhatu provoca sequedad de piel, estreñimiento y reducción de la cantidad de leche en las madres lactantes. Por el contrario, cuando el rasa dhatu abunda, la persona sufre retención de agua e hinchazón. En el caso de la mujer, las menstruaciones se vuelven más abundantes y duran más días.

Un rasa dhatu desequilibrado puede provocar debilidad, alteraciones cardíacas, náuseas, impotencia…

Conseguir que la cantidad de rasa dhatu se adapte al dosha propio del individuo es fundamental para encontrarse bien. Las personas con más kapha en su constitución necesitan más rasa dhatu.

¿Cómo se proporciona este tipo de dhatu? Ingiriendo las cantidades correctas de agua, pero también de sales y azúcares.

Rakta Dhatu o sangre

El tejido que recibe el nombre de rakta dhatu es la sangre. Mejor dicho: la parte roja de la sangre. El rakta dhatu es el tejido que lleva la energía del cuerpo. Con niveles bajos de este tipo de dhatu, la piel se vuelve pálida y pierde brillo y se reduce la micción y el sudor. La apatía y la disminución de la capacidad cognitiva son algunos de los efectos secundarios derivados de los bajos niveles de rakta dhatu. Cuando los niveles de este dhatu, por el contrario, superan los estándares normales, la persona aparece acalorada y congestionada. En este caso, las heces pueden aflojarse (se producen diarreas), aumenta la micción y también de sudor. Si el calor no puede eliminarse de manera correcta, la persona puede sufrir algún episodio febril.

Los desequilibrios del rakta dhatu pueden llevarnos a sentir emociones negativas como los celos, el odio, la ira o la pérdida de interés por la vida.

Mamsa Dhatu o tejido muscular

Este tipo de dhatu es el que proporciona al cuerpo la fuerza, el vigor y la fortaleza. El mamsa dhatu es, también, el tejido que nos sirve para expresarnos.

Para mantener en perfecto estado el mamsa dhatu es necesario nutrir nuestro cuerpo con unas cantidades convenientes de nueces, carnes, cereales y legumbres. Para que estos nutrientes sean absorbidos correctamente por el cuerpo y beneficien a este dhatu capital es necesario que el agni o fuego digestivo funcione correctamente. Entre los diferentes tipos de agni, es el mamsagni el más importante a la hora de procesar y asimilar correctamente los alimentos en beneficio del mamsa dhatu. Para que el mamsagni se haga fuerte y realice correctamente su función es necesario realizar ejercicio físico.

La cantidad de este tipo de dhatu dependerá en cada caso de la constitución de la persona. Cada dosha tiene su propia cantidad ideal de mamsa dhatu. Elevado en las personas kapha, moderado en las pitta y reducido en las vata, el mamsa dhatu estará sano si, ajustándose al dosha de la persona, se mantiene con buen tono y flexible.

Poseer un mamsa dhatu equilibrado debe servir al hombre para sentirse seguro y valeroso, a gusto consigo mismo.

Medas Dhatu o tejido adiposo

El concepto de medas dhatu hace referencia a la grasa, pero también a las aguas retenidas por el cuerpo. Si se produce un exceso de grasa en el abdomen es porque existe un exceso de este tipo de dhatu. El exceso de medas dhatu produce letargo y lentas digestiones. El buen funcionamiento del agni principal es fundamental para que no se produzcan mala y el medas dhatu tenga los niveles adecuados.

Para alcanzar los niveles adecuados de este dhatu es necesario mantener unas rutinas de descanso y alimentación. Se deben comer cereales, carnes y legumbres, pero también una serie de especies como el hinojo, el genjibre o la alholva para cuidar este dhatu. No haciéndolo, correremos el riesgo de sufrir obesidad y también de ver menoscabada nuestra autoestima.

Asthi Dhatu o tejido óseo

Este dhatu es el encargado de proporcionar al cuerpo su estructura ósea. Para poseer un asthi dhatu saludable hay que ingerir alimentos que posean los elementos tierra y aire. Los cereales, alimentos dulces y frutos secos son alimentos ricos en el elemento tierra. El aire, por su parte, está presente en los productos picantes y en los amargos. La mayor parte de las verduras son ricas en el elemento aire. Una correcta combinación de los alimentos anteriores favorecerá la producción de asthi dhatu.

Un asthi dhatu desequilibrado puede provocar que poseamos huesos débiles o frágiles que degeneren en un caso de osteoporosis más o menos grave. Para conocer la calidad de asthi dhatu sin necesidad de recurrir a pruebas médicas ni análisis clínicos puede servirnos de orientación el estado de salud de dientes, cabello y uñas. El tipo de digestión también puede servir para orientarnos a la hora de saber cómo se encuentra nuestro tejido óseo. Si el asthi dhatu está desequilibrado en exceso, nuestra digestión sería lenta. Si está desequilibrado por defecto, nuestras uñas presentarán un tono amarillento y pálido y tenderán a romperse con relativa facilidad.

Para mejorar los niveles de este dhatu es conveniente potenciar el consumo de alimentos ricos en el elemento tierra. ¿Qué alimentos son éstos? Las hortalizas de raíz y, junto a ellas, las carnes, las nueces, los granos, etc. Para el aumento de los niveles de dhatu es muy útil, también, el consumo de hierbas como consuelda, paja de avena y amalaki.

Majja Dhatu o tejido medular

¿Cómo podemos saber si nuestro majja dhatu, es decir, el dhatu relacionado con nuestro tejido nervioso, está en buen estado? Realizando pruebas neurológicas u observando algunos detalles como el exudado producido por los ojos en la mañana o el color de la esclerótica y su luminosidad. Si la esclerótica es oscura, gris y opaca, indica perturbación de vata; si es amarilla, es pitta quien está perturbado. Por su parte, será kappa el dosha desequilibrado si la esclerótica es blanca y pálida.

Para mejorar el majja dhatu hay que incrementar el consumo de agua. Ésta, aparte de bebida, puede ser ingerida al consumir elementos ricos en ella como pueden ser la leche y el ghee. La leche debe tomarse caliente y aromatizada con especias. Las especias permitirán su más fácil digestión.

Shukra Dathu o tejido reproductivo

En Ayurveda, el término shukra se utiliza para hacer referencia tanto al semen masculino como al óvulo femenino. El shukra dathu posee la esencia de todos los dathus de nuestro cuerpo. Para analizar este dathu hay que recurrir a la observación microscópica. Ella determinará por ejemplo, y en el caso del hombre, el porcentaje de espermatozoides en el semen y la movilidad de los mismos. El color y el volumen de la eyaculación podrán ser valoradas a simple vista.

En el caso de la mujer, para conocer el estado de su shukra dathu habrá que recurrir a un análisis de los ovarios mediante ultrasonidos de diagnóstico y a un estudio pormenorizado de la menstruación. La regularidad y volumen de la misma serán algunos de los aspectos que se analizan a la hora de valorar el estado de salud de este dathu.

No hace falta decir que para mantener un correcto estado de salud y mantener los diferentes dathus equilibrados no hay nada mejor que seguir los consejos que en nuestra sección de Ayurveda vamos recogiendo para ti. Una correcta dieta ayurvédica es, sin duda, imprescindible para conseguir que nuestros dathus disfruten de un excelente estado de salud. Pero tampoco hay que desechar los beneficios que nos aportan el masaje ayurvédico y la práctica del Yoga. Hay que recordar siempre que de la integración de todos estos factores dependerá nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *