Ayurveda

El diagnóstico ayurvédico

En el artículo que dedicamos en esta sección al Am o Ama hablamos del concepto que de la enfermedad tenía el Ayurveda. Allí hablamos de cómo el Am es una sustancia pegajosa que obstruye los canales del cuerpo o srotas y que se forma en el estómago por una deficiencia del fuego digestivo o Agni. La acumulación del Ama en determinadas zonas del cuerpo es, según Ayurveda, el responsable original de la aparición de una enfermedad.

En el artículo que dedicamos al Am y al que nos hemos referido en el párrafo anterior hablábamos también de las cuatro etapas de una enfermedad y de cómo el tratamiento ayurvédico perseguía siempre un reequilibrio de los doshas. Reequilibrando los doshas se consigue acabar con un ambiente corporal interno que, por naturaleza, favorece la aparición y la reproducción de virus y bacterias.

En esta ocasión vamos a prestar atención a los sistemas de diagnóstico ayurvédicos, es decir: a los instrumentos y mecanismos utilizados por Ayurveda para detectar la aparición de una enfermedad.

Los sistemas de diagnóstico ayurvédico son radicalmente diferentes a los sistemas utilizados por la Medicina Clínica o, dicho de otro modo, la medicina alopática. Menos invasivo y agresivo y mucho más humanizado, el diagnóstico ayurvédico debe servir para conocer tanto las afecciones sufridas por la persona como las reservas curativas de la misma.

Para realizar un diagnóstico ayurvédico el terapeuta ayurvédico debe realizar ocho exámenes: pulso, piel, lengua, voz, ojos, orina, heces y otros rasgos generales.

Análisis del pulso

El análisis del pulso que se realiza en el diagnóstico ayurvédico es marcadamente diferente al que realiza la medicina occidental. Para empezar, el diagnóstico ayurvédico del pulso exige que éste sea analizado en ayunas y cuando aún no se ha realizado actividad cotidiana alguna. Para analizar el pulso, el terapeuta ayurvédico coloca cuatro de sus dedos sobre la arteria radial y, de manera más o menos rítmica, va presionado y aflojando alternativamente y de manera moderada y uniforme.

Al realizar el análisis del pulso en el diagnóstico ayurvédico, el terapeuta lo que intenta es examinar el movimiento del prana en el cuerpo. El dedo colocado más cerca de la muñeca será el dedo índice. Él es el encargado de percibir la pulsación vata. El dedo corazón y el dedo anular percibirán, respectivamente, las pulsaciones pitta y kapha. Al percibir un mayor pulso en uno u otro dedo, el terapeuta ayurvédico podrá notar qué dosha predomina en el cuerpo de la persona de quien se está realizando el diagnóstico ayurvédico.

Análisis de la piel

La piel puede ser un pergamino en el que estén registrados los datos más importantes de nuestro estado de salud. Su mayor o menor sequedad, su mayor o menor aspecto grasoso, su textura, las erupciones presentes en la misma o su uniformidad son señales que, leídas de manera adecuada por el terapeuta, deben servir a éste para realizar un correcto diagnóstico ayurvédico.

Hay una regla general en Ayurveda sobre la relación entre el estado de la piel y la salud general del individuo que se puede reducir en tres afirmaciones:

  • Si la piel presenta una temperatura más elevada de lo normal, el individuo padece alguna afección pitta.
  • Si la piel presenta una temperatura más baja de lo normal, el individuo padece alguna afección vata.
  • Si la piel presenta un aspecto húmedo, el individuo padece una afección kapha.

Análisis de la lengua

El análisis de la lengua ese uno de los grandes indicadores en el diagnóstico ayurvédico. El aspecto que presenta la lengua es muy importante para determinar la existencia o no de una enfermedad.

Las leyes generales de Ayurveda sobre el estado de la lengua y su relación con las enfermedades del individuo al que se le está realizando el diagnóstico ayurvédico dicen lo siguiente:

  • Si la lengua está áspera y fría, vata se ha agravado.
  • Si la lengua presenta un aspecto rojizo, morado o azulado es porque predomina pitta.
  • Si la lengua presenta un aspecto blanquecino es porque kapha predomina.
  • Si la lengua presenta erupciones y se pone de color oscuro es porque los tres doshas se han agravado.
  • Si la lengua se mueve con dificultad, el cuerpo está especialmente bajo de defensas.

Análisis de la voz

La voz es otro de los indicadores que son analizados en el diagnóstico ayurvédico. Si la voz es grave, kapha es quien predomina. Si es clara y aguda, pitta es quien predomina. La voz seca y ronca, por su parte, indica predominio de vata.

Análisis de los ojos

Si hay una zona corporal humana muy expresiva reflexológicamente hablando ésos son los ojos. El análisis del iris o iridología sirve para proporcionar al terapeuta una información capital para realizar su diagnóstico ayurvédico. Si la afección es causada por vata, los ojos presentarán un aspecto seco y apagado. Si la afección es causada por pitta, los ojos reaccionarán negativamente a la luz y presentarán un aspecto amarillento. Los ojos húmedos y lagrimosos, por su parte, indicarán un predominio de kapha.

Análisis de orina

El análisis de orina de la medicina ayurvédica es, también, muy diferente al realizado en la medicina occidental. Recogida de madrugada y en un recipiente de vidrio, la orina recogida para realizar el análisis no puede ser la primera. Si existe Ama en la orina, ésta será turbia, oscura y maloliente. Si existen substancias tóxicas en el cuerpo, la orina será fétida. Si el olor de la orina es ácido, su color es anaranjado, rojizo o marrón, y la micción viene acompañada de sensación de ardor, pitta es el dosha que predomina. Si el color es amarillo pálido, vata es quien predomina. Si, por su parte, la orina presenta un color blanquecino y un aspecto espumoso, será entonces kapha el dosha que predomine.

Las heces

Al igual que la orina, las heces pueden ser un indicador muy útil a la hora de realizar un diagnóstico ayurvédico correcto. Las deposiciones pegajosas y que presentan trozos sin digerir suelen ser especialmente malolientes y delatan la presencia de Ama en las mismas. Si son duras y secas, las heces indican que existe un predominio de vata; si son amarillentas, lo indican de pitta; si son blanquinosas, de kapha. Las heces que flotan en el agua, por su parte, denotan la carencia de toxinas.

Análisis de otros rasgos generales

Cuando hablamos de otros rasgos generales a analizar en el diagnóstico ayurvédico estamos hablando, por ejemplo, de la auscultación, del análisis del apetito, la sed, las emociones o el estado de los sentidos.

En base al análisis de todos los elementos señalados el terapeuta ayurvédico podrá realizar su diagnóstico. Cuanto más acertado sea éste, más fácil será el poder sanar al individuo de la enfermedad que el aqueje.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *