Guía de viaje a la India

Los puentes vivientes de Cherrapunji

Una de las regiones más lluviosas de la tierra se encuentra en la India. La región de la que hablamos, azotada anualmente y de manera brutal por las lluvias monzónicas, es el estado de Meghalaya. Situado en el este del país, es en ese estado en el que se encuentra Cherrapunji, una pequeña localidad que se ha hecho mundialmente famosa por poseer desde hace siglos lo que se conoce como puentes vivientes.

Las colinas de la ciudad de Cherrapunji están surcadas por múltiples ríos y arroyos. Es en esas colinas, separadas por arroyos, donde crece el Ficus elastica. Este árbol es un árbol de la familia de los árboles del caucho y sus raíces secundarias nacen en la parte alta de su tronco para posarse sobre las rocas de la otra orilla formando esa especie de puentes construidos a base de raíces a los que llamamos puentes vivientes.

Los puentes vivientes de Cherrapunji no son en exclusiva fruto de la naturaleza. La mano del hombre ha tenido mucho que ver con su existencia. Los viejos habitantes de Cherrapunji descubrieron que los puentes vivientes podían ser un excelente sistema para pasar de un lado a otro de los arroyos y por eso decidieron “forzar” a los árboles o moldearlos para que llegaran con sus raíces a la otra orilla.

Los primeros puentes vivientes que se crearon en Cherrapunji a partir de las raíces del Ficus elástica se crearon hace ya unos quinientos años. Desde entonces, los habitantes de Cherrapunji se encargan de traspasar a la siguiente generación los conocimientos heredados de la precedente en cuanto a la construcción de los puentes vivientes.

Una de las técnicas utilizadas por los habitantes de Cherrapunji para realizar los puentes vivientes es la de utilizar los troncos de nuez de betel como sistema de guía para las raíces. Gracias a ese sistema, se pueden llevar raíces del Ficus elastica de hasta cien pies de largo de una orilla a otro de los arroyos. Una vez que la raíz haya llegado a la otra orilla, hay que dejar pasar un plazo de entre 10 y 15 años para que las raíces adquieran la fuerza y la funcionalidad necesarias como para soportar el peso de las personas al pasar sobre ellas. Una vez pasado ese plazo, el puente no hace sino ganar fortaleza y solidez con el paso de los años. Hay puentes vivientes de Cherrapunji que, en la actualidad, soportan el peso de hasta 50 personas.

De entre todos los puentes vivientes existentes en la actualidad hay uno especialmente llamativo. Conocido como Umshiang, este puente viviente es un puente de raíces de dos pisos. Actualmente, algunos de los puentes vivientes de raíces de Cherrapunji poseen barandillas de protección para garantizar la seguridad de aquellos turistas que los visiten.

En las tierras de Cherrapunji pueden visitarse también las cataratas que, imponentes, salpican el frondoso paisaje de la región.

Guía de viaje a la India

Jodhpur: la ciudad azul

Hay ciudades, pueblos o paisajes que siempre se han asociado a un color determinado. Se habla de los verdes de los campos de Escocia, del verde de Asturias, del blanco de las casas de Santorini o de la ruta de los pueblos blancos de la gaditana comarca de La Sierra. Se habla del color caramelo de la Vieja Habana y del rostro multicolor de ciudades como Copenhagen, la rumana Sighisoara, la francesa Menton o de la mejicana Guanajato. En la India también hay ciudad asociada a un color. El color es el azul y la ciudad, Jodhpur.

Ubicada en el Rajastán, en el noroeste de la India, a Jodhpur se la conoce como la ciudad azul. Ése es el color con el que están pintadas las fachadas de sus casas.

Guía de viaje a la India

Holi: un estallido de color para recibir la primavera

Hay muchas épocas para visitar India. Cuando hablamos de la climatología de la India en este espacio ya hablamos de en qué época es mejor visitar cada región de este maravilloso país asiático teniendo en cuenta los factores de frío, calor o lluvia. Este artículo de hoy queremos dedicarlo a todas las personas que decidan visitar India justo cuando la primavera nace.

Quienes decidan visitar India justo cuando la primavera esté a punto de empezar podrá gozar del Holi, un festival de color con el que se pretende celebrar esa explosión de colorido que siempre se ha asociado a la primavera.

Guía de viaje a la India

El aljibe escalonado de Chand Baori

A los pozos o aljibes escalonados que cuentan con varias terrazas unidas por tramos de escaleras que conectan los distintos niveles del aljibe se los conoce en la India con el nombre de “bâori”. Los baori tenían una función capital en un país en el que, en diferentes regiones, el agua ha sido siempre un bien escaso. Dicha función es la de permitir que las localidades cercanas al baori se abastecieran de agua durante la época seca. Pero los baori cumplían, además, otra función: la de servir a fines religiosos y espirituales. Por eso muchos baori disponían de templos anexos.

En India pueden encontrarse múltiples baori ubicados en los estados de Karnataka, Gujarat, Rajastán, Delhi, Madhya Pradesh y Maharashtra. El más famoso de todos ellos es el conocido con el nombre de Chand Baori.

Guía de viaje a la India

La climatología de la India

Que la climatología puede arruinar un viaje es algo que sabe cualquiera que haya viajado con relativa frecuencia. Más allá de la influencia siempre imprevista del factor suerte (siempre puede suceder que, por ejemplo, vayamos de viaje de novios a las islas Canarias y esté lloviendo durante una semana), saber la climatología habitual de un lugar en una época determinada del año puede servirnos para planificar nuestro viaje a dicho lugar. Así, si podemos optar entre ir a una ciudad como Sevilla en julio o hacerlo en abril, lo previsible, si no somos fanáticos del calor extremo, es que optemos por esta segunda opción. Del mismo modo, si viajamos a Nueva York en diciembre o enero lo haremos sabiendo que, con mucha probabilidad, deberemos resignarnos a caminar por avenidas nevadas en mayor o menor grado.

Pero hablar de la climatología de una ciudad no es lo mismo de hablar de la climatología de un país entero, máxime cuando ese país tiene las dimensiones casi continentales de India.

¿Qué época del año es la mejor para visitar India? Para dar respuesta a esta pregunta vamos a adentrarnos un poco en el conocimiento de su climatología.

Guía de viaje a la India

Manali: paraíso del deporte de aventura

Los amantes de los deportes de aventura que viajen a India tienen un destino ineludible: Manali. Ubicada en el extremo norte del valle del Kullu, en el estado de Himachal Pradesh, y como cabeza de aquél, Manali, considerada durante mucho tiempo el “fin del mundo habitable”, es uno de esos lugares que, debido a su ubicación, ofrece encantos tanto en verano como en invierno. En los meses de calor, Manali es un popular destino turístico para los propios indios. En los de frío, un lugar que, cubierto de nieve (se halla a 2.050 metros de altitud), adquiere un aspecto casi mágico.

En verano se puede disfrutar de la impresionante visión de un sinfín de glaciares casi derretidos que llenan de agua las laderas de las montañas, cubriéndolas de arroyos que van a verter su agua al cauce del río Beas , que, en el centro del valle dominado por Manali, corre con un caudal inmenso y potente.

Guía de viaje a la India

Hampi: templos y ruinas en mitad del roquedal

En el estado de Karnataka, en el sudoeste de la India, puede encontrar todo turista que acuda a India uno de los paisajes más fascinantes del por otro lado siempre fascinante país asiático. Ese paisaje es fruto de la combinación de dos elementos. El primero de ellos es la actividad volcánica que tuvo lugar en la zona hace millones de años. El segundo, el paso del tiempo y, con él, de la lluvia, el viento, el sol, el frío o el calor sobre dicho paisaje. Es decir: la erosión. El efecto de ésta sobre ese terreno de origen volcánico ha permitido la existencia de un paisaje tan fascinante y único como el que se extiende en los alrededores de Hampi.

Hampi, a la que también se la conoce como Ciudad de la Victoria, fue en su día la capital del imperio Vijayanagara. Antes de eso, Hampi había sido un importante centro religioso, una ciudad sagrada. De todo ese pasado esplendoroso ha llegado hasta nuestros días un conjunto de ruinas que fueron declaradas por la UNESCO en 1986 Patrimonio de la Humanidad.

En Hampi, el viajero que acuda a la India puede encontrar esculturas, pinturas, sistemas de irrigación, fortificaciones, jardines, palacios, etc.

Guía de viaje a la India

Novelas para leer antes de viajar a la India

Dentro de todas las sensaciones que acompañan a un viaje, algunas de las más excitantes tienen lugar, sin duda, cuando el viaje aún no se ha iniciado físicamente. Es decir: cuando el viaje se está proyectando, cuando empieza a ocupar parcelas de nuestra imaginación, cuando empieza a tomar cuerpo en nuestro cerebro y lo que en un principio era sólo una posibilidad (“me gustaría alguna vez ir a…”) empieza a adornarse con nombres de destinos, lugares que quieren visitarse, hoteles en los que pernoctar, autobuses que coger, estaciones en las que enlazar unos trenes con otros… Lo escribió un escritor con unas palabras parecidas a éstas: el viaje empieza en el mismo momento en que empieza a imaginarse. Y el empezar a imaginar es un proceso paralelo al proceso de forjar imágenes de lo que uno espera encontrar.

Nadie que viaje a la India, por ejemplo, lo hace con la mente libre de prejuicios o de imágenes formadas. El cine y los reportajes vistos en televisión han creado en nuestro imaginario una imagen determinada de la India. Y a ello han ayudado, también, una serie de novelas. En este post hemos realizado una selección de novelas que pueden servirnos tanto para preparar nuestra ruta a la hora de visitar la India como para comprender mejor todo lo que encontremos una vez estemos allí.

Guía de viaje a la India

Akshardham: un templo milenario con una década de historia

No todos los templos deben sostener sobre sus cimientos el peso de la historia ni ser una reliquia que ha sobrevivido al paso de los siglos para convertirse en referentes de una religión, por muy milenaria que dicha religión sea. Akshardham, un complejo de templos hinduistas ubicado en Nueva Delhi e inaugurado oficialmente en noviembre de 2005, es una muestra de hasta qué punto una construcción moderna puede, en el imaginario de los fieles de una religión, convertirse en centro de peregrinación o, al menos, de visita.

Hay datos que hablan de cómo el 70% de las personas que visitan Nueva Delhi acaban, tarde o temprano, visitando Akshardham. Eso se traduce en una cifra sin duda estratosférica: Akshardham es visitado cada día por unas 10.000 personas.

Akshardham significa “la morada divina y eterna del Dios supremo”.

Guía de viaje a la India

La tumba de Jesús en Cachemira

En 1976 vio la luz un libro que había de convertirse en todo un acontecimiento por lo subversivo de sus planteamientos. El libro estaba firmado por Andreas Faber-Kaiser, un archiconocido ufólogo y escritor germano-español que dedicó su corta vida (Faber-Kaiser, que había nacido en 1944 en Barcelona, falleció a la edad de 49 años) a investigar los aspectos más misteriosos de la historia de la humanidad y, en especial, de todo aquello que pudiera apuntar a una relación más o menos tangencial, más o menos directa, entre los antiguos dioses y los seres extraterrestres.

El libro del que estamos hablando fue Jesús vivió y murió en Cachemira y, en él, Andreas Faber-Kaiser apuntaba cómo Jesucristo, al contrario de lo que afirman los Evangelios, había sobrevivido al suplicio de la crucifixión y, recuperado de sus heridas, había viajado hacia la región india de Cachemira, donde había vivido largos años y donde, finalmente, había fallecido, ya anciano.

Según Andreas Faber-Kaiser, Jesús de Nazaret fue enterrado en Srinagar, la ciudad a la que ya dedicamos un post en su momento y que podría albergar el sepulcro de quien los cristianos consideran el Mesías tantas veces esperado en el Antiguo Testamento.