Guía de viaje a la India

Hampi: templos y ruinas en mitad del roquedal

En el estado de Karnataka, en el sudoeste de la India, puede encontrar todo turista que acuda a India uno de los paisajes más fascinantes del por otro lado siempre fascinante país asiático. Ese paisaje es fruto de la combinación de dos elementos. El primero de ellos es la actividad volcánica que tuvo lugar en la zona hace millones de años. El segundo, el paso del tiempo y, con él, de la lluvia, el viento, el sol, el frío o el calor sobre dicho paisaje. Es decir: la erosión. El efecto de ésta sobre ese terreno de origen volcánico ha permitido la existencia de un paisaje tan fascinante y único como el que se extiende en los alrededores de Hampi.

Hampi, a la que también se la conoce como Ciudad de la Victoria, fue en su día la capital del imperio Vijayanagara. Antes de eso, Hampi había sido un importante centro religioso, una ciudad sagrada. De todo ese pasado esplendoroso ha llegado hasta nuestros días un conjunto de ruinas que fueron declaradas por la UNESCO en 1986 Patrimonio de la Humanidad.

En Hampi, el viajero que acuda a la India puede encontrar esculturas, pinturas, sistemas de irrigación, fortificaciones, jardines, palacios, etc.

De la grandeza y belleza de Hampi han quedado reseñas y menciones en los relatos que portugueses, italianos y persas escribieron en los siglos XV y XVI sobre esta bella ciudad de la India.

Las investigaciones arqueológicas han servido para determinar que ya en el siglo I d.C. existían asentamientos en Hampi. En 1343, Hampi consiguió convertirse en capital del mencionado imperio Vijayanagara. Su privilegiada ubicación influyó, sin duda, en los emperadores para escoger a Hampi como capital de su imperio. Y es que Hampi está rodeada de colinas defendibles por tres lados y, por el otro, linda con el río Tungabhadra.

A pesar de dicha situación estratégica, Hampi y el imperio Vijayanagara fueron derrotados por la Confederación Musulmana del Deccan en 1565 en la batalla de Talikota. A partir de ese momento, Hampi inició una lenta decadencia que ha durado siglos. Hoy, Hampi es uno de los centros turísticos más visitados de India y el Servicio de Arqueología indio continúa trabajando allí en busca de nuevos restos arqueológicos y nuevos objetos que sirvan para enriquecer el patrimonio museístico y cultural de Hampi.

Entre los múltiples lugares que podemos visitar en Hampi podemos encontrar un buen puñado de templos, varios acueductos y canales, el Museo Arqueológico de Kamalapura, el Recinto Zenena o varios edificios militares como pueden ser el establo de elefantes y una estructura que se conoce como “Balanza del Rey”.

Templos de Hampi

En la zona religiosa de Hampi, diferenciada claramente de la llamada “zona real”, podemos encontrar una impresionante y bella colección de templos entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Templo de Vittala. El templo de Vittala de Hampi es, más que un templo, todo un complejo religioso. El de Vittala es, con toda probabilidad, el templo más famoso de Hampi. En él se encuentra el carro de piedra que el departamento de turismo de Karnataka utiliza como símbolo de la ciudad y también los famosos pilares musicales, siete pilares que, al ser golpeados, emiten siete notas distintas asociadas a otros tantos instrumentos de viento, cuerda o percusión. Los ingleses intentaron averiguar el misterio de estos pilares y para ello cortaron dos de los pilares. En su interior intentaban encontrar el misterio que explicara el porqué de aquellos sonidos que brotaban de los pilares al ser golpeados. No encontraron nada. Nada excepto aire. Los pilares estaban huecos. Los dos pilares que los ingleses cortaron pueden contemplarse todavía como ellos los dejaron. El famoso carro de piedra de Hampi es, en realidad, un pequeño santuario que albergó en otro tiempo una imagen de Garuda, la forma alada del dios Vishnu. Este carro de piedra, que no hace demasiado giraba, fue cementado en su base por el gobierno para evitar el continuo deterioro que podría acarrear para él el hecho de que girara. Al templo de Vittala conduce un camino que, en su tiempo, fue un mercado. A ambos lados de ese camino pueden contemplarse, aún, ruinas de lo que sin duda fue un esplendoroso mercado.
  • Templo de Virupaksha. Junto al de Vittala, éste es el templo más importante de la zona monumental de Hampi. Se cree que este templo, financiado por los antiguos emperadores de Vijayanagara, fue construido en torno al siglo VII. Cada una de las plantas de este maravilloso templo está decorado con relieves y esculturas que representan escenas bélicas y de fertilidad. La parte superior de este templo se eleva a unos 50 metros del suelo y su altar principal está dedicado a una de las formas del dios Shiva. El templo está formado por un santuario, un bello salón lleno de pilares, tres cámaras, una sala cubierta de columnas, un claustro y varios patios. En la parte trasera del edificio pueden encontrarse unos bellos estanques sagrados que harán las delicias del visitante que busque un rincón en el que relajarse. El recinto del templo de Virupaksha de Hampi posee también una serie de santuarios con figuras eróticas.
  • Templos de Achyuta Raya, Salivekalu, Narasimha, Malyavanta Raghunatha Swamy, Hazara Rama, Krishna, Underground Shiva y Yantrodharaka Anjaneya. En estos templos podemos encontrar un ramillete de rincones de contrastada belleza y lugares desde los que disfrutar de maravillosas puestas de sol. Entre ellos vamos a destacar los impresionantes e innumerables bajorrelieves del magnífico Hazara Rama

Atractivos civiles de Hampi

Entre los atractivos civiles de Hampi podemos encontrar el Museo Arqueológico de Kamalapura, donde podremos disfrutar de la visión de numerosos restos arqueológicos hallados en la zona así como de una magnífica maqueta del centro de la ciudad de Vijayanagara, y el recinto Zenena.

El recinto Zenena era en su tiempo una zona reservada a las mujeres de la realeza. Este harén amurallado alberga múltiples lugares de interés. Entre todos ellos destaca el Lotus Mahal o Pabellón de Loto, un edificio que, se cree, servía para que las mujeres de la realeza establecieran relaciones sociales.

Edificios militares de Hampi

Como capital de un imperio que era, Hampi poseía edificios y zonas exclusivamente reservadas al estamento militar. Uno de esos espacios es el establo de elefantes. En este espacio de Hampi es donde se recogían los elefantes reales de la armada. Los jinetes de estos elefantes vivían en un edificio cercano al establo de elefantes.

Otro de los edificios militares más famosos de Hampi es la llamada Balanza del Rey. Esta estructura, de cinco metros de altura, se encuentra cerca del templo de Vittala. La finalidad de la Balanza del Rey era, como su propio nombre indica, pesar al Rey. Eso sí, se hacía con oro, plata, gemas y piedras preciosas y en ocasiones especiales (se cree que los eclipses, tanto lunares como solares). Esta estructura con forma de arco y bajo la cual pasa el camino se encuentra tras el templo de Vittala.

Los alrededores de Hampi son zonas idóneas para realizar magníficas excursiones por el campo. Enormes piedras de granito salpican un paisaje en el que abundan los arrozales. Ese paisaje salpicado de piedras es un paraíso para los escaladores que van allí a entrenar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *