Ayurveda

El hinojo en el Ayurveda

El hinojo es una de esas hierbas maravillosas que se han venido utilizando desde hace siglos para tratar diferentes problemas de salud. Los herboristas siempre han considerado el hinojo (bien sólo, bien en infusión con anís) una de las hierbas más apropiadas para tratar los problemas relacionados con la digestión. Las digestiones lentas, la gastroenteritis o la atonía intestinal son algunos de esos problemas que, de una manera natural, han sido tratados con hinojo.

El hinojo, o saunf en sánscrito, es una de las hierbas habituales de la gastronomía india. Mezclado con cardamomo, anís y azúcar granulada, suele ponerse como entrante o saliente de la comida con una finalidad: que refresque el aliento tras la comida.

Perteneciente a la misma familia que el eneldo, el apio, el cilantro, el anís o el perejil, el hinojo es una hierba rica en antioxidantes, vitaminas del complejo B, aminoácidos, minerales (calcio, potasio, fósforo y magnesio) y fibra. Considerada una especie sátvica (Sattva es, junto a Rajas y Tamas, uno de las tres grandes categorías de alimentos según su gusto y sus atributos fundamentales), el hinojo purifica el cuerpo e incrementa la calma, la armonía y la claridad en la mente humana.

Digestivo, diurético, antiinflamatorio, desintoxicante, carminativo y antiespasmódico como es, el hinojo es muy recomendable como tónico digestivo y como laxante ligero y está especialmente indicado para tratar los siguientes problemas:

  • Dolor abdominal.
  • Hernia.
  • Gases.
  • Indigestión.
  • Cólicos.
  • Cólicos menstruales.
  • Tos.
  • Vómitos.
  • Náuseas.

Utilizado para incrementar los niveles de la leche de la madre lactante, el hinojo debe ser consumido de manera prudencial por las mujeres embarazadas, ya que, tomado en grandes cantidades, puede actuar como estimulante uterino.

Recetas con hinojo

Del hinojo acostumbran a utilizarse las semillas y en dosis de entre 2 y 5 gramos. A continuación te damos una serie de recetas para utilizar el hinojo en diferentes situaciones.

  • Resfriado. Si estás resfriado puedes aliviarte echando mano al hinojo. Media cucharadita con una pizca de azúcar de caña en una taza de agua caliente puede servir para aliviar ese resfriado.
  • Fiebre. El hinojo también puede servirte para luchar contra la fiebre. Para ello deberás mezclar en un vaso de jugo de uva (mosto) media cucharadita de nuestra maravillosa especia en polvo con otra media de comino.
  • Flatulencias. Para luchar contra las flatulencias o el meteorismo deberás recurrir a una mezcla de partes igualadas de semillas de hinojo tostado, comino y anís. Masticar media cucharadita de esta mezcla y, a continuación, beber un vaso de agua caliente puede servir para aliviar o erradicar esas flatulencias.
  • El hinojo puede servir también para estimular el trabajo intestinal. Para ello, bastará con masticar después de cada comida una cucharadita de hinojo tostado.
  • En los casos en que exista pérdida de apetito o se produzcan procesos de dolor abdominal, vómitos, indigestión o diarreas, el hinojo (media cucharadita) deberá ser consumido en infusión mezclado con una pizca de sal de gema negra y 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo.

Si lo que deseas es incrementar la leche materna, coge medio litro de agua, ponla a hervir y, una vez que hierva, agrégale dos cucharaditas de semillas de hinojo. Cuando se haya enfriado la infusión añade media cucharadita de miel fría y toma dos o tres tazas al día.

El hinojo también puede ser muy útil para aliviar los gases de los bebés o para hacer que aumente su apetito. Para ello hay que echar media cucharadita de semillas de hinojo en una taza de agua caliente y, una vez que el agua se haya enfriado, dar un cucharada al bebé cada cuarto de hora.

Como ves, el hinojo, tanto por los múltiplos beneficios que se derivan de su ingesta como por la sencillez de su empleo, es una de esas especias que no puede faltar en una dieta ayurvédica. Si quieres seguir los consejos de Ayurveda, reserva un sitio en tu cocina para el tarro de semillas de hinojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *