Ayurveda

El masaje en el Ayurveda

Ayurveda significa “la ciencia de la vida” y como sistema de medicina tradicional y holística integra diversos tipos de tratamientos que sirvan para fomentar el equilibrio de mente, cuerpo y espíritu a partir de la energía de cada persona. El Ayurveda, que incide especialmente sobre la importancia de la alimentación y nos indica qué alimentos pueden ser positivos para nuestra salud dependiendo de nuestra constitución y qué alimentos, por el contrario, pueden resultar desequilibrantes y perjudiciales para ella, integra entre sus métodos de curación y, sobre todo, prevención, la meditación, la práctica del Yoga, el empleo de plantas, especias y productos naturales y, también, del llamado masaje ayurvédico.

Ayurveda considera que el cuerpo está atravesado por el prana, una especie de soplo vital al que pueden afectar, entre otros factores, el estrés o los malos hábitos alimentarios. Afectado el prana, el cuerpo puede reaccionar con una serie de disfunciones como pueden ser dolores de cabeza o musculares, problemas digestivos, malestar general, etc.

Para restablecer la circulación del prana, Ayurveda recomienda el uso del masaje ayurvédico, es decir, del empleo de una serie de técnicas de presión y de otros movimientos sobre puntos determinados del cuerpo para, gracias a ellos, equilibrar y restablecer el soplo vital.

Integrado en nuestras rutinas vitales, el masaje ayurvédico mejora el funcionamiento de nuestros sistemas circulatorios y linfáticos, revitaliza nuestro cuerpo, alivia nuestro estrés y propicia la generación de emociones positivas. Además, al ser realizado con aceites esenciales, el masaje ayurvédico sirve para nutrir y limpiar la piel, previniendo su envejecimiento y dejándola tersa y suave.

El masaje ayurvédico incluye diversos tipos de masajes. Todos ellos pueden servir como tratamientos destinados a aliviar dolores, pero la principal misión de todos los masajes ayurvédicos es una misión fundamentalmente preventiva.

Veamos a continuación cuáles son los masajes ayurvédicos más conocidos.

Masaje abhyanga

Entre los masajes ayurvédicos, éste es, probablemente, el más extendido y utilizado. Por decirlo de algún modo, éste es el masaje tradicional de la India. Realizado en todo el cuerpo y con aceites esenciales, el masaje abhyanga fricciona los tejidos y los separa para, de ese modo, eliminar los bloqueos que pudieran existir, lo que sirve para aliviar la fatiga muscular, eliminar toxinas, aliviar el estrés, mejorar la circulación y el descanso y suavizar y lubricar la piel.

Masaje pada abhyanga

Este tipo de masaje ayurvédico puede resultar muy gratificante y puede realizarse a diario y, especialmente, antes de acostarse. El masaje pada es un masaje podal, es decir, un masaje de los pies mediante el cual se actúa sobre los llamados puntos marma.

Los puntos marma, a los que dedicaremos próximamente un post, son, dentro de nuestra anatomía, una especie de centros de energía que se comportan como puertas de acceso directo al prana. Actuando sobre los puntos marma de nuestros pies, este tipo de masaje ayurvédico ayuda a equilibrar el prana y a actuar positivamente sobre diferentes aspectos de nuestra salud. Ayurveda reconoce los principios fundamentales de la reflexología podal y cómo en los pies existen áreas reflejas capaces de producir efectos específicos en otras partes del cuerpo.

Este tipo de masaje ayurvédico está muy indicado para promover la calidad del sueño, mejorar la circulación y aportar salud a pies y tobillos. Éstos, además, se ven liberados de gran parte de la tensión y el cansancio acumulados durante el día. El masaje pada sirve, también, para mejorar el tono muscular y evitar la aparición de varices.

Masaje shiro abhyanga o masaje champi

Este tipo de masaje ayurvédico se centra en el masaje de la cabeza. Este masaje craneal ayurvédico sirve para refrescar la mente, mejorar nuestro funcionamiento cerebral y aliviar el estrés.

Cuando se realiza por la mañana, el masaje champi sirve para activar con suavidad nuestro sistema nervioso. Cuando se practica por la noche, para promover un sueño tranquilo. El masaje shiro abhyanga es un masaje ideal para prevenir el insomnio.

El uso del aceite de masaje adecuado servirá, además, para nutrir, lubricar y fortalecer las raíces, prevenir la caída del cabello y retardar la aparición de canas.

Masaje shiro dhara

Este masaje ayurvédico se fundamente en una técnica muy especial y delicada que consiste en dejar caer de manera lenta y constante un hilo de aceite medicado sobre el entrecejo de la persona que recibe el masaje.

Este tipo de masaje suele realizarse tras haber realizado un masaje champi o un masaje general (abhyanga).

El masaje shiro dhara resulta de gran utilidad para regular o aliviar problemas que tengan que ver con el sueño, la memoria y la mente en general. Este masaje ayurvédico tan agradable de recibir nos servirá para luchar contra la depresión, el estrés, la ansiedad, la migraña, los dolores de cabeza, la epilepsia, etc.

Masaje pinda swedana

Este tipo de masaje ayurvédico recibe este nombre por la participación que tienen en él lo que se conoce como pindas. Las pindas son una especie de saquitos que poseen en su interior hierbas en polvo o, en algunos casos, arroz. Hervidas con leche o en decocciones de plantas, las pindas se aplican sobre el cuerpo o sobre la zona a tratar y se masajea con ellas.

El objetivo principal de esta modalidad de masaje ayurvédico es el de hacer sudar al cuerpo que es masajeado. Muy recomendado a la hora de tratar o prevenir la artrosis, la gota o el reúma, para que el masaje pinda surta efecto hay que procurar que el cuerpo de la persona masajeada mantenga el calor en el cuerpo.

Masaje netra tarpana

El objetivo principal de este tipo de masaje ayurvédico es mejorar la salud ocular. Gracias al masaje netra tarpana podremos mejorar o prevenir problemas de visión como pueden ser la miopía, la hipermetropía, la vista cansada, la pérdida de visión, la ceguera nocturna, la rojez en los ojos, etc.

El masaje netra tarpana se realiza con ghee, esa especie de mantequilla que tiene tanta importancia en el Ayurveda y a la que en su día ya dedicamos un artículo en nuestra web.

Masaje chavitti

El masaje chavitti es, seguramente, el masaje más peculiar de todos los masajes ayurvédicos. Originario de la zona de Kerala, el masaje chavitti es un masaje que se realiza con los pies.

Este tipo de masaje ayurvédico sirve para mejorar el tono muscular. Al mejorar el tono muscular, lo que estamos haciendo es prevenir distensiones, torceduras, esguinces, lesiones y todo tipo de dolores musculares. El masaje chavitti es un tipo de masaje ayurvédico muy valorado por los deportistas.

Masaje hasta

El masaje hasta es aquel masaje ayurvédico que se encarga de actuar sobre las manos de la persona masajeada. Este tipo de masaje ayurvédico permite un grado de automasaje que, lógicamente, no permiten otros tipos de masaje, y nos ayuda psicológicamente a liberarnos de las trabas que nos impiden pasar a la acción.

Masaje marma

Éste es, seguramente, el masaje más completo de entre todos los masajes ayurvédicos. Los marmas, esos puntos vitales del organismo que están distribuidos por todo el cuerpo, son estimulados gracias a este tipo de masaje.

El masaje marma sería, por decirlo de algún modo, el masaje ayurvédico de más alto nivel.


2 pensamientos sobre “El masaje en el Ayurveda”

  1. Maria dice:

    Que interesante información ,en Madrid donde puedo encontrar quien pueda hacer este tipo de masajes?

    1. India Mágica dice:

      Hola Maria,
      En la Asociación Internacional de Yoga y Ayurveda seguro que te podrán asesorar. Este es el enlace a su página web, donde encontrarás más información http://www.aiyayurveda.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *