Guía de viaje a la India

De safari por los parques nacionales de la India

Pocos lugares del mundo tienen la variedad paisajística que tiene la India y gran parte de esa variedad paisajística está protegida. No en vano, en India existen cerca de cien parques nacionales o, lo que es lo mismo, un área territorial protegida de casi 40.000 kilómetros cuadrados, todo un paraíso, sin duda, para los amantes de los safaris y la naturaleza.

De entre todos esos parques nacionales, las agencias turísticas suelen elegir cuatro o cinco, quizás los más famosos, para incluirlos en sus tours. Entre esos parques nacionales de la India podemos distinguir el Parque Nacional de Kanha. Este parque nacional de la India sirvió de inspiración a Rudyard Kipling para crear El libro de la selva. Este parque, que contiene una zona buffer (es decir, una zona adyacente al parque nacional que sirve como espacio de transición entre el espacio protegido y el entorno), alberga tigres, leopardos, hienas y cientos de tipos de aves.

Ubicado en el estado de Madhya Pradesh, en el centro de la India, el Parque Nacional Kanha es una de las bases del Proyecto Tigre, una iniciativa que surgió en 1973 con un objetivo: preservar a esta bella especie animal. Uno de los lugares más bellos del Parque Nacional de Kanha es el Bamni Dadar o “mirador de la puesta de sol”. Desde ese lugar puede observarse un maravilloso atardecer, así como una inolvidable estampa de bisontes indios y ciervos asiáticos pastando.

Bandhavgarh y Periyar

Otro de los safaris más espectaculares y valorados que se realizan en los parques nacionales de la India es el que se encuentra en el Parque Nacional de Bandhavgarh. Ubicado, como el anterior, en el estado de Madhya Pradesh, en el centro de la India, en el Parque Nacional de Bandhavgarh es en el que, se dice, hay mayores posibilidades de encontrarse con un tigre. La mejor zona para ello es lo que se conoce como Tala, la zona “premium” de este parque nacional de la India.

La reserva natural de Periyar es otro de los parques nacionales de la India que ningún amante de los safaris debería perderse. Periyar es, por decirlo de algún modo, el paraíso de los elefantes, y uno de los mejores lugares de todo el país para poder divisar a estos paquidermos. Una buena manera de avistarlos es realizando un crucero por el lago artificial de Periyar, de 55 km de extensión. Desde él puede contemplarse a los elefantes abrevando o bañándose en sus orillas. Periyar es, también, uno de los mejores parques nacionales de la India para divisar una amplísima variedad de especies de aves tropicales. Quienes deseen visitar Periyar deberán dirigirse a la cordillera de los Ghats, ubicada en el estado de Kerala, en el sur de la India. La reserva natural de Periyar es, también, una de las mejores reservas naturales de la India para poder avistar al tigre en libertad.

Bosque de Gir, Ranthambore y otros

Si lo que el visitante de la India amante de los safaris y la naturaleza quiere divisar es el león de la India, el parque nacional de la India que debe visitar es el Parque Nacional del Bosque de Gir. Sólo en este parque natural de la India puede divisarse el león asiático. Sólo aquí sobreviven ejemplares salvajes. Ubicado en la península de Gujarat, en el oeste del país, este parque nacional tiene 24 kilómetros de extensión y está formado por una amplia red de ríos. La mejor época del año para visitar este parque nacional de la India es entre finales de noviembre y principios de marzo (es decir: en la época fría y seca). Más allá del león asiático, en el Parque Nacional del Bosque de Gir pueden divisarse ejemplares de leopardos, gatos de la jungla, chacales, hienas, gatos monteses, cocodrilos de las marismas, pitones y más de 300 especies de aves, incluyendo entre ellas seis especies de buitres.

Si el Parque Nacional del Bosque de Gir es el único lugar en el que se puede contemplar el león asiático, el Parque Nacional de Ranthambore es un lugar ideal para contemplar al siempre hermoso tigre de bengala. Este parque nacional era, siglos atrás, el coto privado de caza del maharajá de Jaipur. Por eso pueden divisarse en el interior de este parque nacional de la India una buena colección de fortalezas indias y llamativas ruinas. Situado en la zona norte del país, a unos 160 km de Jaipur, el Parque Nacional de Ranthambore fue declarado, en 1973, una de las reservas del Proyecto Tigre. Noviembre y mayo son las mejores épocas del año para poder contemplar tanto al tigre como a otras muchas especies animales que habitan este parque nacional de la India.

Y quienes visiten la India, sean amantes de la naturaleza y los safaris y quieran divisar un rinoceronte de un solo cuerno o rinoceronte indio… ¿dónde debe dirigirse? Al Parque Nacional de Karizanga, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y ubicado en el estado de Assam, en el noreste del país, en una zona continuamente inundada por los monzones, por lo que la mejor época para visitar este parque nacional de la India es durante los meses que van de noviembre a mayo. Se calcula que en este parque existen algo más de mil ejemplares de rinoceronte indio. En él se pueden contemplar, también, leopardos, tigres de Bengala, mangostas, chacales, zorros de Bengala, perezosos, etc.

Junto a todos estos parques nacionales de la India podemos también distinguir los de Hemis (el más grande de la India, ubicado en la región de Ladakh, en el Himalaya), el Valle de las Flores, el Parque Nacional Marino del Golfo de Mannar, el Desert National Park (ubicado en el desierto de Thar, al noroeste de la India, haciendo frontera con Pakistán), el Parque Nacional de Pin Valley (cercano al Tíbet) o el Parque Nacional Valle del Silencio, donde el visitante podrá encontrar la mayor población de monos de cola de león del mundo.

Sin duda, la India es un destino turístico privilegiado para todos los amantes de los safaris.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *