Yoga

La postura del saltamontes o Salabhasana

La postura de Yoga que vamos a recomendar en este artículo recibe el nombre de Salabhasana o postura del saltamontes y es una postura de yoga que requiere un considerable esfuerzo muscular.

El nombre de esta postura de Yoga viene del término “salabha”, que quiere decir langosta. Así, a esta postura de Yoga se la puede llamar, también, postura de la langosta.

Los yoguis que dieron nombre a las principales posturas de Yoga dieron el nombre de postura del saltamontes a esta postura debido a la similitud entre la posición que cogen las piernas de quien la ejecuta y la posición que adoptan las patas flexionadas de los saltamontes o langostas cuando están en posición de descanso.

Beneficios de la postura del saltamontes

La postura del saltamontes aporta los siguientes beneficios a quien la practica:

  • Fortalecimiento de las abdominales.
  • Quema de grasa abdominal, lo que la convierte en una excelente asana de yoga para adelgazar.
  • Flexibilización de la espalda y, en especial, de la zona cervical.
  • Fortalecimiento de los músculos de la espalda.
  • Fortalecimiento de los brazos y, en especial, de los tríceps.
  • Mejora postural gracias al trabajo de los músculos deltoides.
  • Alivio del dolor de ciática.
  • Mejora de la circulación sanguínea.
  • Regulación de la función intestinal.
  • Mejora del funcionamiento de hígado, páncreas y riñones.

¿Cómo se ejecuta la postura del saltamontes?

La postura del saltamontes permite algunas variantes en su ejecución. Las dos más importantes son la postura del medio saltamontes (Ardha Salabhasana) y la postura completa del saltamontes (Purna Salabhasana).

A las personas que se están iniciando en la práctica del Yoga les recomendamos que se inicien en la ejecución de la postura del saltamontes realizando la postura del medio saltamontes para, a partir de ahí, avanzar hacia la ejecución de la postura del saltamontes y, finalmente, la postura Purna Salabhasana.

Postura del medio saltamontes o Ardha Salabhasana

Para realizar la postura del medio saltamontes debes seguir los siguientes pasos:

  • Túmbate sobre el estómago.
  • Estira todo tu cuerpo, incluyendo los brazos y orientándolos hacia atrás.
  • Coloca las palmas de la mano orientadas hacia el suelo.
  • Eleva una pierna recta, sin ladear la cadera. Para levantar la pierna hay que contraer el muslo, el glúteo y los músculos de la zona inferior de la espalda. Para elvitar una comprensión lumbar excesiva hay que estirar y alargar bien la puerta antes de elevarla.

Mientras la pierna está elevada, mantén los hombros pegados al suelo y con los codos tan juntos como sea posible.

Cuando bajes la pierna, espira lentamente y, a continuación, eleva la otra pierna.

Postura del saltamontes o Salabhasana

Para realizar la postura del saltamontes debes seguir los siguientes pasos:

  • Túmbate sobre tu esterilla de Yoga tumbado sobre el estómago.
  • Estira todo el cuerpo, incluidos los brazos, estirándolos hacia atrás mientras respiras hondo.
  • Mientras espiras, levanta la cabeza, el pecho y las piernas. Este movimiento debe realizarse al unísono y la elevación debe realizarse lo más alto que se puede. Al adoptar esta postura los brazos deben estirarse y algo levantados para que no toquen ni el tronco ni la esterilla.

Para que la postura del saltamontes esté bien ejecutada, muslos, rodillas y tobillos deben tocarse mientras los músculos están completamente estirados. Lo ideal es aguantar esta posición durante un tiempo no inferior a los 10 o 15 segundos. Lo mejor sería, en cualquier caso, llegar a los 30 segundos.

Postura completa del saltamontes o Purna Salabhasana

La postura de la Purna Salabhasana es una versión avanzada de la postura del saltamontes. Para realizarla hay que ejecutar, primero, la postura del saltamontes explicada en el apartado anterior. Una vez adoptada dicha postura, hay que estirar los brazos hacia atrás, completamente estirados, y haciendo que las manos queden a la altura de los hombros o, si se puede, más altos.

Lo ideal es mantener esta postura entre diez y veinte segundos, inspirar mientras se estiran brazos y piernas y espirar mientras se retorna a la postura de partida.

La postura del saltamontes y sus diferentes variantes no deben ser realizadas si se padece alguna lesión en la espalda o si se sufre dolor de cabeza. Tampoco debe realizarse la postura del saltamontes si se padece algún problema de hipertensión o si se tienen problemas en los discos intervertebrales.

Para realizar de manera más cómoda la postura del saltamontes podemos contar con la ayuda de la cinta de Yoga para elevar la espalda (y entrenar, así, la flexibilidad) o de una silla para practicar la elevación de piernas y cabeza o pecho.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *