Yoga

La respiración ujjayi

Uno de los estadios del Yoga recogidos por Patanjali en sus Yoga Sutras es el pranayama, es decir, la forma de respirar. Las técnicas de respiración son, pues, fundamentales dentro de la práctica del Yoga. Nunca podremos avanzar en el camino del Yoga ni alcanzar sus objetivos si no aprendemos a respirar bien.

En este artículo queremos centrar nuestra mirada en una técnica de respiración fundamental, la llamada respiración ujjayi, respiración victoriosa o respiración oceánica. Se la llama así porque, al respirar, la garganta del yogui produce un sonido similar al del mar. Ello es debido a la contracción ligera de la glotis que se debe producir cuando la respiración ujjayi se realiza correctamente.

Vamos a ver a continuación qué pasos debemos seguir para ejecutar correctamente la respiración ujjayi.

¿Cómo se realiza la respiración ujjayi?

El primer paso que deberá realizar quien desee ejecutar correctamente la respiración ujjayi debe ser el de abrir la boca y respirar por la boca como si deseara empañar un espejo. Al respirar así, quien lo esté haciendo notará el sonido de la respiración en la parte trasera de la garganta.

Una vez se haya empezado a respirar así, se deberá aflojar la mandíbula y la boca y se deberá respirar de ese modo hasta que la respiración comience a fluir suavemente.

Cuando la respiración haya comenzado a fluir suavemente, el siguiente paso para realizar correctamente la respiración ujjayi será el de juntar los labios ligeramente. Una vez juntos, se continuará respirando sin sobresaltos por la nariz relajando todos los músculos faciales.

A la hora de comprender esta forma de respiración hay que ser consciente del modo en que se forma el sonido tan característico que lo identifica. La vibración sonora característica de la respiración ujjayi no se produce en la nariz (como podría producirse, por ejemplo, si olfateáramos con una relativa fuerza). Tampoco se produce en las cuerdas vocales ni en el velo del paladar (como sucede cuando roncamos). La vibración que, en la respiración ujjayi, produce su característico sonido, se produce delante y detrás de la glotis. Delante al inspirar y detrás al espirar.

Uno de los errores que suelen cometerse al practicar la respiración ujjayi es el de tender a hacer el sonido más fuerte de lo necesario. Lo que se persigue es conseguir que la respiración ujjayi acompañe los movimientos de cualquier asana y que cada inhalación y exhalación se realice perfectamente. La respiración ujjayi debe resultar cómoda y desarrollarse sin sobresaltos durante toda práctica Yoga.

Beneficios de la respiración ujjayi

Entre los beneficios que puede aportarnos el practicar la respiración ujjayi podemos encontrar los siguientes:

  • Nos facilita la tarea de enfocar nuestra atención en el presente.
  • Nos permite verificar la fluidez y continuidad de nuestra respiración.
  • Fortalece nuestros pulmones e incrementa su capacidad.
  • Fortalece los músculos abdominales.
  • Nos ayuda a mejorar la concentración.
  • Nos ayuda a relajar y sedar nuestro sistema nervioso.
  • Mejora el funcionamiento de las glándulas en general y, en especial, de la tiroides.
  • Permite el descenso de la presión sanguínea.

A la hora de realizar la respiración ujjayi hay tener una serie de precauciones. Una de ellas, fundamental si este tipo de respiración se practica sentada, es evitar que el pecho se deshinche súbitamente y que la columna caiga. Para evitarlo, es imprescindible concentrarse en mantener el pecho elevado y la espalda erguida.

Otra precaución a tener en cuenta si se posee hipotensión es evitar el prolongar la espiración. En estos casos, siempre es preferible alargar la inspiración.

Aquella persona que, por algún motivo, no se sintiera cómoda practicando la respiración ujjayi debería abandonar este ejercicio respiratorio para, a continuación, respirar de una manera uniforme y regular.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *