Guía de viaje a la India

Las ropas de la India

Cuando se habla del colorido de la India puede hablarse de muchas cosas. Se puede hablar, sin duda, del estallido luminoso de los puestos de especies callejeros. Ahí, en esos tenderetes iluminados con la luz natural, encontraremos el rojo de la aljholva (una de las especias que se utiliza para realizar el curry), el amarillo casi anaranjado de la asafétida o hing, el verde pálido del cardamomo… mil y un colores que convierte la visita a cualquiera de los múltiples puestos callejeros de especias que hay en la India en una experiencia inolvidable.

Hablar del colorido de la India es, también, hablar de los puestos de tintes naturales. La cáscara de la granada o la cúrcuma sirve para obtener tonos rojos y añiles que las mujeres hindús utilizan para teñirse el cabello, y los puestos callejeros de tintes naturales se convierten en una especie de catálogo Pantone en el que se pueden encontrar los más llamativos colores.

Finalmente, hablar del colorido de la India es hablar de la ropa de sus habitantes. Al natural de la India (sobre todo si es mujer) le gusta la ropa llamativa y colorida. Abigarradamente salpicada de motivos y colores chillones que convierten las calles en todo un espectáculo para quienes llegan a la India acostumbrados a la mucho más discreta y menos expresiva forma de vestir occidental.

En un país en el que los colores adquieren un marcado simbolismo, las diferentes tonalidades de rojo, amarillo, azul o verde se apropian de los diferentes ropajes que visten las mujeres y los hombres indios convirtiendo esos ropajes en todo un jeroglífico para el viajero occidental que llega a la India y que debe enfrentarse al reto de conocer y entender las peculiaridades de una cultura completamente distinta a la suya.

Para empezar, el viajero que llega a la India comprueba que el tipo de ropa que se viste allí no tiene nada que ver con la ropa que se viste en su país de origen. El viajero llega a la India y, de un modo reduccionista, cree que todas las mujeres visten sari. Y el sari sólo es una de los variados tipos de ropa que una mujer puede vestir en la India.

Veamos cuáles son los diferentes tipos de ropa de la India.

El sari

El sari es la prenda de ropa de la India más conocido. De alguna manera, el sari es el vestido nacional por excelencia de la India. El sari lo visten mujeres ricas, estrellas de cine y mujeres que pertenecen a las clases más desfavorecidas de la India.

El sari, en esencia, es un trozo rectangular de tela que viene a medir un metro de ancho por seis de largo. Fabricado en seda o algodón o en materiales sintéticos, el sari debe colocarse correctamente para que la mujer pueda desenvolverse perfectamente con él en tareas tan diversas como pueden ser trabajar en una oficina o hacer la colada en la orilla de un río.

No existe una única manera de ponerse un sari. Existen distintos estilos a la hora de ponerse este tipo de ropa de la India. El sari puede vestirse a la manera bengalí, maratí, dravida, madisara o gujaratí, entre otros. El estilo más popular de entre todos los existentes para vestir el sari es el estilo “nivi”, propio del estado de Andhra Pradesh, en el sureste de India.

Para colocarse el sari al estilo “nivi”, la mujer debe meter el borde del sari por la cintura de la enagua. Una vez metido ahí, hay que unirlo en pliegues delante del ombligo. La parte superior de dichos pliegues se sujeta, también, por la cintura de la enagua. El extremo de la tela que queda suelta se cruza diagonalmente por delante del pecho, desde la cadera derecha hacia el hombro izquierdo. Colocándolo así, el estómago queda parcialmente visible. Será quien se coloque el sari quien decida si el ombligo queda o no a la vista. Por su parte, el extremo que queda suelto, y que recibe el nombre de pallu, puede quedar colgando o puede ser utilizado para, tras pasarlo por el hombro derecho, cubrir la cabeza.

El color del sari (al igual que el color de los diferentes tipos de ropa de la India) revela varias cosas. Puede revelar, por ejemplo, el estatus social de quien lo viste. Y puede revelar, también, el estado civil de la mujer que viste dicho sari. Las viudas, por ejemplo, visten de blanco en la India. Las novias, por su parte, visten de rojo.

Otras ropas de la India

Junto al sari, hay otros tipos de ropa de la India que pueden encontrarse cuando se viaja a este fantástico país. Esos tipos de ropa típicos de la India son:

  • La ravika. La ravika es una blusa de marcado carácter decorativo que se usa debajo del sari. La ravika acostumbra a ser realizada con un material adaptable y está adornada con encajes y perlas.
  • El salwaar kameez. El salwaar kameez es un traje de dos piezas formado por una túnica larga que suele llegar hasta las rodillas y unos pantalones sueltos y holgados. El hecho de que este tipo de ropa de la India se hiciera muy popular en el Punyab o Punjabi ha hecho que se la llame popularmente con el nombre de esa región de la India.
  • El dhoti. El dhoti es un tipo de ropa de la India típicamente masculina. El dhoti es una pieza rectangular de algodón, generalmente de color blanco o crema, que, enrollada alrededor de la cintura, se une pasándola por en medio de las piernas para, finalmente, fijarla a la cintura. Colocando así esa pieza de tela, los hombres visten una especie de pantalón ligero que resulta muy apropiado para las zonas más cálidas de la India.
  • El sharara. Cuando se habla de la India no hay que olvidar que en ella existe una numerosa población musulmana. El traje musulmán tradicional de la India recibe el nombre de sharara y se compone de unos pantalones largos y holgados que adquieren la apariencia de una falda y que se combinan con una blusa y un pañuelo en la cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *