Ayurveda

Los sabores en el Ayurveda

El Ayurveda distingue seis tipos de sabores. Esos son el dulce, el salado, el agrio o ácido, el picante, el amargo y el astringente. Cada uno de esos sabores serviría para equilibrar o estimular el dosha correspondiente. Para llevar una dieta equilibrada, el Ayurveda aconseja que todos estos tipos de sabores estén presentes en nuestra dieta diaria.

Los sabores reciben un nombre particular en el Ayurveda: rasas. Para llevar una nutrición balaceada hay que incluir los seis rasas. Esto permitirá que nuestro organismo ingiera todos los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.

Veamos, uno por uno, cada uno de los tipos de sabores del Ayurveda.

Sabor dulce

Según el Ayurveda, los alimentos dulces contienen el elemento agua y el elemento tierra. Los alimentos con este sabor son fríos y pesados y sirven para estimular la construcción de tejidos celulares, producir una sensación de placidez y relajación y, lógicamente, nutrir el organismo.

Ayurveda recomienda no abusar de los alimentos con sabor dulce. Abusar de este tipo de alimentos conduciría a la obesidad, podría producir diabetes y ocasionaría problemas de ansiedad. Ayurveda advierte también de que el exceso de alimentos de sabor dulce en la diete puede producir letargos.

Entre los alimentos dulces podemos encontrar el azúcar, la miel, la leche, la mantequilla, el arroz o el pan de trigo.

Sabor salado

Según el Ayurveda, los alimentos salados contienen agua y fuego, son alimentos calientes y pesados que promueven la hidratación, el apetito y la absorción de minerales.

En los casos de ansiedad y nerviosismo, los alimentos con sabor salado producen un efecto sedante. Estos alimentos sirven también para tonificar los tejidos corporales y aumentar la flexibilidad y agilidad de los mismos.

El exceso de alimentos salados puede producir hipertensión, aumentar la retención de agua, debilitar a los riñones y favorecer la aparición de edemas.

La sal, el pescado, la mayonesa, el marisco y las carnes saladas son algunos de los alimentos que pueden proporcionarnos los beneficios que, según Ayurveda, son propios de los alimentos con sabor salado.

Sabor agrio o ácido

Los alimentos con sabor agrio contienen tierra y fuego según Ayurveda. Son alimentos pesados y calientes muy recomendables para personas Vata y que sirven para estimular la buena digestión, hidratar el organismo y saciar el apetito.

¿Qué alimentos son los que, según Ayurveda, tienen sabor agrio? Las frutas ácidas, las salsas, los yogurts y las conservas.

Sabor picante

Aire y fuego son los dos elementos presentes mayoritariamente según Ayurveda en los alimentos con sabor picante. Las cebollas, el jengibre, los rábanos o los ajos figurarían entre estos alimentos que serían calificados como calientes y ligeros.

Los alimentos con sabor picante, muy recomendables para equilibrar el dosha Kappa, son buenos estimulantes tanto del metabolismo como de la transpiración. Los alimentos con sabor picante sirven también, según apunta Ayurveda, para relajar los nervios. La falta de este tipo de sabores en nuestra nutrición puede provocar irritabilidad, falta de energía y dolores musculares, así como sequedad en la piel y en las membrana mucosas.

Sabor astringente

Tierra y aire serían, según Ayurveda, los dos elementos presentes en los alimentos con sabor astringente. Pesados y fríos como los alimentos de sabor dulce pero más secos que éstos, los alimentos con sabor astringente (patatas, lentejas, coles, peras, manzanas, legumbres, arándanos…) sirven para combatir la grasa natural. Al mismo tiempo, estos alimentos sirven para nivelar la glucosa y limpiar la sangre.

Si una persona desea ingerir alimentos que sean beneficiosos para prevenir enfermedades cardiovasculares deberá ingerir alimentos con sabor astringente. El exceso de estos alimentos, sin embargo, puede provocar estreñimiento, gases y otro tipo de malestares intestinales que pueden acabar dañando al colon. Por el contrario, la carencia de alimentos con sabor astringente en la dieta puede causar desequilibrios en la menstruación o el sudor o provocar una mucosidad excesiva.

Sabor amargo

Los alimentos con sabor amargo contienen éter y aire y son, según Ayurveda, fríos y ligeros. La lechuga, el pepino, la achicoria, la endivia o las espinacas son alimentos que aportan a nuestro organismo importantes dosis de antibióticos naturales.

Los alimentos con sabor amargo sirven para controlar los niveles de grasa y agua y reducir la fiebre. Los alimentos con este tipo de sabor puede ser de gran utilidad a la hora de depurar el hígado.

Un exceso de alimentos con sabor amargo en la dieta puede secar los tejidos y provocar pérdida de peso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *