Ayurveda

El sándalo en el Ayurveda

Santalum álbum. Ése es el nombre científico del sándalo, un árbol de hoja perenne y hemiparásito que, originario de la India y de otras partes de Asia, está considerado como sagrado en la cultura hindú y catalogado como “propiedad nacional” por la administración india, que ha pretendido de ese modo poner freno a la deforestación a la que durante muchas décadas se ha visto expuesto.

El sándalo puede alcanzar los diez metros de altura, posee un tronco de color pardo y ramas delgadas con hojas gruesas y lisas de intenso color verde. Las flores del sándalo, por su parte, son pequeñas y de color púrpura. Su madera se ha utilizado históricamente para fabricar muebles y construir viviendas y también para elaborar el aceite esencial de sándalo.

La madera del sándalo, preciada y buscada, es una madera de color amarillento que se vende en finas virutas. Dicha madera alcanza su máximo poder aromático cuando el árbol del sándalo ha alcanzado los treinta años de edad. De entre todas las especies de sándalo existentes, la más valorada es la que crece y se cultiva en la región de Mysore, en las proximidades de Bangalore.

Para obtener el aceite esencial de sándalo se recurre al núcleo del tronco del árbol, así como a sus raíces. Destilando esas partes con vapor se obtiene un aceite esencial de intenso y dulce aroma, lo que convierte al sándalo en una nota aromática muy valorada en el mundo de la cosmética y la perfumería. Sin ir más lejos, marcas de referencia como Christian Dior, Loewe, Paloma Picasso o Calvin Klein lo han utilizado para elaborar algunas de sus más afamadas fragancias.

Desde tiempos inmemoriales, el sándalo y el aceite esencial de sándalo han sido utilizados en todo tipo de ceremonias espirituales (el embalsamamiento de cadáveres sería una de ellas) y, sobre todo, ha sido utilizado para realizar masajes, aunque si hacemos referencia a él en nuestra página es, principalmente, porque el sándalo ha sido utilizado en la medicina ayurvédica para, por ejemplo, eliminar la mucosidad o tratar los abcesos.

Usos del sándalo

La principal función del sándalo en la medicina ayurvédica es actuar como sedante del sistema nervioso. Actuando de manera neutra sobre el dosha Kapha, el sándalo reduce Pitta y Vatta. Así, el sándalo se ha utilizado y se utiliza en la medicina ayurvédica para calmar la ansiedad, aliviar los estados de pánico y tratar la depresión. Aportando sensación de bienestar y actuando, aunque levemente, como un euforizante, el sándalo calma la mente y le aporta paz, por lo que mejora la calidad del sueño, reduce el insomnio y actúa como un buen complemento para ayudar al estudio y a la concentración.

Entre las propiedades y beneficios más importantes del sándalo podemos encontrar los siguientes:

  • Es desinfectante, diurético y expectorante, por lo que actúa de manera muy positiva a la hora de equilibrar los sistemas digestivo, respiratorio y circulatorio.
  • Los vapores de sándalo son muy útiles para tratar diferentes problemas respiratorios como pueden ser los dolores de garganta, su irritación o el exceso de mucosidad.
  • Utilizado en forma de cremas o de lociones preparadas, el sándalo sirve para tratar llagas, acné, espinillas, infecciones y todo tipo de erupciones cutáneas. Si deseamos tratar una piel irritada o infectada, podremos aplicar a la misma una compresa con un paño humedecido de algodón con agua templada en la que, anteriormente, habremos añadido unas gotas de aceite esencial de sándalo. Si la piel es muy seca, podemos añadir unas gotas de aceite esencial a nuestra crema corporal o diluir las gotas de aceite esencial de sándalo en un aceite base de oliva o almendras.
  • Diez gotas de aceite de sándalo, mezcladas con diez de aceite de oliva y diez de aceite de sésamo, sirven para mejorar las puntas abiertas del cabello y para eliminar la caspa.
  • Una gota de aceite de sándalo, colocada en la frente, entre las cejas, en ese espacio que se conoce como “tercer ojo”, ayuda a armonizar cuerpo y mente.

El sándalo se utiliza también en la medicina ayurvédica para tratar las infecciones de las vías urinarias inferiores (cistitis), las náuseas, los vómitos, la diarrea, la frigidez, la impotencia, la gonorrea o el descenso de la libido. No en vano, hay químicos que han apuntado que el aroma del sándalo es muy similar al de una hormona masculina, lo que explicaría, de una manera científica, el hecho de que al sándalo se le hayan atribuido tradicionalmente efectos afrodisíacos y erotizantes.

Al igual que sucede con la mayoría de los aceites esenciales, no resulta recomendable utilizar la esencia de sándalo con niños o mujeres embarazadas, y hay autores que tampoco recomiendan utilizar el sándalo en personas que padezcan algún tipo de problema renal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *