Yoga

¿Qué es el Sukhsma Yoga?

¿Cuántas son las personas que dicen “me gustaría hacer yoga, pero no tengo tiempo”? Con razón o sin razón, son muchos los hombres y mujeres que se amparan en la falta de tiempo libre para argumentar por qué no practican Yoga u otro tipo de técnicas de relajación. Esas personas carecen de justificación. El Sukhsma Yoga o Yoga Sutil se la quita.

Con el nombre de Sukhsma Yoga se conoce a una serie de ejercicios que sirven para, de una manera rápida, conseguir una rápida relajación. En la oficina, en casa, cuando se siente una carga extra de tensión o estrés… cualquier lugar es bueno para practicar el Sukhsma Yoga y cualquier edad es buena para practicarlo. Diez minutos pueden bastar para conseguir una relajación profunda practicando algunos de los ejercicios más antiguos del Yoga.

El Sukhsma Yoga se basa en una combinación de estiramientos y masajes suaves que, combinados con una técnica sencilla de respiración profunda, facilita una profunda relajación.

Ejercicios cortos y simples: así son los ejercicios del Sukhsma Yoga. Ejercicios cuya ejecución no precisa de entrenamiento ni de preparación. Ejercicios como los que vamos a proponerte en este artículo.

Ejercicios de Sukshma Yoga para cabeza y rostro

  1. Colocar las manos sobre los costados de la cabeza, por encima de las orejas, y masajea el cráneo de manera circular.
  2. Rotar los ojos entre 5 y seis veces en el sentido de las agujas del reloj y después al revés. Con ello ponemos en acción músculos que, de otra manera, se atrofiarían y acabarían causando problemas a la vista. Este ejercicio sirve también para luchar contra la vida cansada.
  3. Pellizcar las cejas unas 5 o 6 veces utilizando el pulgar y el índice.
  4. Cerrar los ojos apretándolos con intensidad y después ábrelos todo lo que puedas. Repite este ejercicio entre 10 y 15 veces. Con esto se conseguirán evitar migrañas y se mantendrá la visión joven.
  5. Tirar suavemente de las orejas entre 10 y 15 segundos y, a continuación, masajear los lóbulos de las mismas.
  6. Con ayuda de las manos, mover ambas orejas en el sentido de las agujas del reloj y después al contrario hasta que se pongan tibias.
  7. Con los dedos índice, corazón y anular sigue la línea de la mandíbula desde la zona de las orejas hasta la barbilla masajeando aquélla con decisión. Al realizar este masaje de la mandíbula puede mantenerse entreabierta. La mandíbula acostumbra a ser una de las zonas de nuestro cuerpo en que más acostumbra a concentrarse la tensión cuando estamos estresados. De esa tensión se deriva desde el desgaste de las piezas dentales hasta la aparición de mialgias en el cuello y contracturas cervicales de mayor o menor intensidad.
  8. Abrir y cerrar la mandíbula entre 8 y 10 veces.
  9. Abrir la boca y mover la mandíbula de lado a lado entre 8 y 10 veces.

Otros ejercicios de Sukhsma Yoga

El Sukhsma Yoga, además de los ejercicios faciales que hemos visto en el apartado anterior, se fundamenta también en la realización de una serie de ejercicios como los que vamos a recomendaros a continuación:

  • Prarthana. Para ejecutar este ejercicio de Sukhsma Yoga debemos colocarnos de pie, con los ojos cerrados y los pies juntos. Una vez así, juntaremos las manos en actitud de rezo y colocaremos los pulgares en la escotadura esternal (es decir: en la cavidad de la garganta mientras apretamos nuestros antebrazos contra el pecho. Cuando hayamos concentrado nuestra mente, sin cambiar de postura, relajaremos la presión que realizan las palmas de nuestras manos y nuestros antebrazos.
  • Uccarana-Sthala Tatha Visuddha-Cakra-Suddhi. Este ejercicio de Sukhsma Yoga se realiza juntando los pies, manteniendo el cuerpo erguido, inclinando la cabeza ligeramente hacia atrás, manteniendo los ojos bien abiertos y con la boca cerrada. Situados así, inclinaremos la barbilla unas dos pulgadas por encima de la cavidad que existe en la base de la garganta. Una vez adoptada esta postura para la práctica del Sukhsma Yoga, dejaremos los brazos colgados a los lados y nos concentraremos en nuestras cuerdas vocales. Una vez nos hayamos concentrado en la laringe, inhalaremos y exhalaremos rápida y profundamente a través de la nariz.
  • Buddhi Thata Dhrti-Sakti-Vikasaka. Para adoptar esta postura de Sukhsma Yoga nos colocaremos con los pies juntos, el cuerpo erguido y la boca cerrada. Una vez así, inclinaremos la cabeza hacia atrás todo lo que sea posible y mantendremos los ojos bien abiertos. Adoptada esta postura, inhalaremos y exhalaremos de forma rápida y vigorosa a través de la nariz unas 25 veces y mientras nos concentramos en nuestra coronilla.
  • Smarana Sakti Vikasaka. Pies juntos, cuerpo erguido y la boca en la posición normal, con los ojos enfocados en los dedos de los pies. Una vez colocados así, respiraremos de forma rápida y vigorosa (realizando lo que se conoce como efecto fuelle) a través de la nariz y unas 25 veces. Este ejercicio de Sukhsma Yoga es muy útil para todas aquellas personas que padecen agotamiento nervioso y que tienen una ocupación laboral que genera tensión mental.
  • Medha Sakti-Vikasaka. Para realizar esta postura de Sukhsma Yoga deberemos cerrar los ojos, mantener los pies juntos y erguir la columna. Una vez hecho esto, descansaremos nuestra barbilla, bajándola y llevándola a la muesca esternal. Colocados así, realizaremos la respiración de fuelle anteriormente explicada.

La combinación de todos o de algunos de estos estos ejercicios de Sukhsma Yoga nos ayudarán a conseguir una relajación profunda y muy beneficiosa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *