Yoga

El AeroYoga®

Hace unas semanas ya dedicamos uno de nuestros post al Woga una adaptación muy particular del Yoga caracterizada por reunir una serie de asanas o posturas de Yoga que deben realizarse dentro del agua.

En esta ocasión vamos a posar nuestra atención en otra adaptación del Yoga. En esta ocasión, la adaptación del Yoga tradicional está, incluso, registrada, y recibe el nombre de AeroYoga®.

El AeroYoga® fue registrado por Rafael Martínez, su creador, para toda la Comunidad Europea, y surge de la unión entre el arte y diferentes disciplinas como pueden ser el Natha Yoga, el Mallakhamab Rope, el Ayurveda y el Pilates. Rafael Martínez, licenciado en Bellas Artes y practicante de Yoga desde hace más de tres décadas, creó el AeroYoga® concibiéndolo como un proceso de formación y desarrollo personal de un cuerpo que es entendido como una obra de arte.

Yoga

Yoga en casa

Estás decidido o decidida a practicar Yoga pero tienes algo claro: lo quieres hacer de la manera más cómoda posible y sin tener que desplazarte para practicarlo a ningún centro, gimnasio, etc. Es decir: quieres practicar Yoga en tu casa.

Para practicar Yoga en casa debes, ante todo, marcarte una pauta. El mantenimiento de una rutina es, en el Yoga, fundamental a la hora de obtener de él sus máximos beneficios. En este artículo queremos darte una serie de consejos para que puedas establecer una rutina a la hora de practicar Yoga en casa.

Yoga

Consejos a seguir para realizar una práctica de Yoga

Como hemos visto en algún artículo anterior, el Yoga posee varias escuelas. Cada una de estas escuelas propone una serie de asanas (posturas) y kriyas (acciones o movimientos que reúne una serie de posturas, una manera especial de respirar y unos sonidos determinados con el fin de alcanzar un objetivo). El Kundalini Yoga tendrá sus propias prácticas del mismo modo que el Agni Yoga o el Hatha Yoga tiene las suyas. Cada amante del Yoga escogerá la rama del mismo que mejor se adapte a sus necesidades o a sus gustos y, por tanto, escogerá sus propias asanas y kriyas.

Hay algo, sin embargo, que une a todos los practicantes del Yoga, sea cual sea la rama escogida por ello, una serie de acciones que todo practicante de Yoga debe realizar antes, durante y después de cualquier práctica de Yoga.

Yoga

El método Iyengar Yoga

De entre las ramas del Yoga, el Iyengar Yoga es aquél que presta un interés más especial a la alineación corporal. Perseguir una correcta alineación de cabeza, columna vertebral, caderas y pies en pos de una mejora postural es, finalmente, el objetivo del Iyengar Yoga. Para alcanzar dicho objetivo, el Iyengar Yoga alienta el uso de accesorios y utensilios como pueden ser mantas, almohadas, bloques, sillas, correas, etc. La práctica del Iyengar Yoga, además, ayuda a aumentar la flexibilidad y la fuerza muscular. Las personas que tienen sobrepeso o que, por cuestiones de edad o enfermedad, no están en buena forma, pueden encontrar en el Iyengar Yoga una buena puerta de entrada al universo Yoga.

El Iyengar Yoga, que se enseña en todo el mundo, nació a partir de las enseñanzas de B.K.S. Iyengar (1918-2014) y es, en cierto modo, una derivación del Hatha Yoga. B.K.S. Iyengar llegó al mundo del Yoga buscando un tipo de práctica que le permitiera fortalecerse físicamente. Buscar la postura perfecta y la alineación correcta de las diferentes partes del cuerpo sirvió a B.K.S. Iyengar para alcanzar esos objetivos.

Yoga

Posturas de Hatha Yoga

El Hatha Yoga es una de las cinco ramas o vías principales del camino del Yoga. El Hatha Yoga es, entre todas ellas, el estilo más practicado en el mundo. Este estilo de Yoga combina elementos físicos con la meditación y la espiritualidad.

De la rama central del Hatha Yoga han ido naciendo ramas que, pese a tener diversos enfoques en aspectos puntuales, mantienen, combinando asanas (posturas físicas), pranayamas (ejercicios respiratorios) y meditación, unas bases comunes. El Iyengar Yoga, el Asthanga Yoga, el Kundalini Yoga o el Bikram Yoga son, entre otros, algunos de esas derivaciones del Hatha Yoga. De ellas ya os hablamos en el post dedicado a los estilos del Hatha Yoga. También os hemos hablado de los beneficios que puede proporcionar la práctica del Hatha Yoga. Una mayor flexibilidad, una mayor fuerza muscular, una mejora postural, una mayor tonificación corporal y una mayor sensación de relax serían algunos de esos beneficios del Hatha Yoga.

Todos los maestros del Yoga indican cómo el Hatha Yoga es una vía del Yoga idónea para ser practicada por cualquier persona. Escoger las asanas más adecuadas a cada edad y característica física será fundamental para obtener los máximos resultados de la práctica del Hatha Yoga.

Ahora bien: ¿cuáles son las principales posturas del Hatha Yoga? Te hablaremos aquí de cinco posturas principales: la de la cobra, la del camello, la del saltamontes, la del arco y la del triángulo extendido.

Yoga

Ramas del Yoga

Mientras que el Hatha Yoga es el tipo más familiar de la práctica del yoga en Occidente, hay otras cinco prácticas distintas e individuales con el propósito de unificar el cuerpo y la mente. Con el paso del tiempo se han ido creando estas ramas, en función de la forma de ser de los practicantes. Así nacieron las siguientes ramas entre otras: el Bhakti Yoga, el Jñana Yoga, el Karma Yoga, el Mantra Yoga,  el Raja Yoga y el Purma Yoga. En los últimos años han surgido otras variedades, el Laya Yoga, el Kundalini Yoga, el Agni Yoga, el Ashtanga Yoga. En este artículos os explicaremos 5 de ellas, las que consideramos más importantes.