Guía de viaje a la India

La tumba de Humayun

Si alguna imagen ha traspasado fronteras de tiempo y espacio y se ha convertido en el símbolo de cualquier viaje a India ésa es la majestuosa estampa del Taj Mahal. Al maravilloso edificio de Agra ya dedicamos un artículo en esta sección. Ahora toca prestar rendido homenaje a una construcción que es antecedente e inspiradora directa del Taj Mahal. Esta construcción de la que hablamos es la llamada tumba de Humayun y se encuentra en Delhi, el seductoramente caótico centro administrativo del país asiático y lugar de residencia de casi 14 millones de personas.

La tumba de Humayun es un complejo de edificios de arquitectura mogol. En ese complejo se encuentra la tumba del emperador Humayun (que fue el segundo emperador del imperio mogol), al igual que una serie de tumbas, mezquitas y otro tipo de construcciones. Considerado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad desde 1993, el complejo arquitectónico de la tumba de Humayun es una de las primeras muestras del arte arquitectónico mogol. Su perfecta conservación y su belleza lo convierten en un lugar de inexcusable visita.

¿Qué edificios pueden encontrarse en ese maravilloso complejo que es el de la tumba de Humayun? Podemos encontrar, por ejemplo, la mezquita. Y la tumba del Oficial (Afsarwala Tomb). Y las caballerizas (Araba Sarai). También las tumbas de Nila Gumbad y la de Bu Halima o las tumbas y mezquita de Isa Khan.

La tumba de Isa Khan es un maravilloso edificio de planta octogonal, rodeado de jardines, y que sirve de tumba a un noble afgano que sirvió en la corte Sufí y que, habiendo luchado contra los mogoles, está, curiosamente, enterrado en este recinto mogol.

En el lado occidental de la tumba se encuentra una mezquita de piedra de arenisca roja que, a escala menor, sirvió de modelo para la construcción del edificio principal. De hecho, muchos de los detalles arquitectónicos de esta mezquita fueron copiados en el edificio principal de la tumba de Humayun.

La tumba de Humayun está situada sobre una plataforma construida con arcos, en el centro de un jardín amurallado surcado de canales y salpicado de estanques y fuentes. El mausoleo de Humayun está construido con arenisca roja y luce detalles decorativos en mármol blanco y negro. Con planta octogonal y techos decorados con pinturas, la tumba de Humayun presenta una sala central con una altura de dos pisos y flanqueada por cuatro salas, también de forma octogonal.

El mausoleo de Humayun destaca por su simetría. Nada en él la rompe. Esa simetría, además, se ve reforzada por la simetría de todas sus fachadas (todas ellas tienen altos entrantes arqueados que a su vez contienen otros arcos situados a doble altura) y por el uso de tres tipos de materiales diferentes que dan tres colores a la construcción. Esos tres colores son el blanco, el rojo y el pardo y su disposición equilibrada y simétrica conceden a la tumba de Humayun una gran elegancia.

En su parte superior, el mausoleo de Humayun tiene una gran cúpula de mármol blanco de unos cuarenta metros de altura apuntada por un pináculo dorado rodeada de pequeños quioscos con cúpula (chattris). La relación de tamaño entre la gran cúpula y las pequeñas cúpulas de los chattris conceden a la construcción una gran sensación de armonía.

La tumba de Humayun fue mandada construir por Hamida Begum, la viuda principal del emperador Humayun, y el arquitecto encargado de las obras fue el arquitecto persa Mirak Mirza Ghiyuath. Hay quien dice que las obras se iniciaron en 1574. Otros historiadores defienden la idea de que la construcción del mausoleo de Humayun se inició en 1579, trece años después de la muerte de Humayun.

Nacido en Kabul en 1508 y muerto en Delhi en 1556, Humayun fue hijo de Babur, primer emperador mogol y descendiente de Gengis Khan. A la muerte de Babur, y ante la rebelión de los rajás ante su poder, Humayun tuvo que renunciar al trono, exiliarse de Delhi e iniciar una serie de campañas militares para recuperarlo y volver a unificar todos los territorios rebeldes bajo su poder. Quince años duró esa campaña y quince años duró el exilio. Finalmente, Humayun, contando con el apoyo del shah persa, recuperó el trono en 1555, un año antes de su muerte. Ésta se produjo por un accidente: cayó de una escalera, en su biblioteca.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *