Yoga

Yoga contra la regla

Cualquier mujer puede hablar de ellos. El dolor abdominal, los vómitos, las náuseas, los calambres en las piernas y en la zona baja de la espalda, la diarrea o el aumento de la frecuencia de la micción son los síntomas más importantes que muchas mujeres deben sufrir en mayor o menor medida cada mes. Son los síntomas de la menstruación y, aunque unas mujeres los padecen más que otras, la inmensa mayoría de ellas los sufren en los días del período. Así, al menos, se deduce de un estudio realizado por la Universidad de Texas. Dicho estudio revela que el 90% de las mujeres padecen malestar moderado o dolor intenso durante los días de la menstruación.

Para luchar contra ese dolor o esa molestia son muchas las mujeres que recurren al uso de analgésicos o a algún tratamiento de carácter hormonal. Estas dos soluciones no están exentas de la aparición de posibles efectos secundarios. Para evitar esa posibilidad, Linda Sparrow, profesora, conferenciante y experta en comercialización de productos naturales, ha escrito Yoga para un ciclo menstrual saludable. En esta obra, Sparrow propone el Yoga como una técnica ideal para aliviar las molestias y dolores propios de la menstruación.

Los argumentos de Sparrow de defender la utilización de las técnicas del Yoga para luchar contra los dolores de la regla son varios. Uno de ellos se fundamenta en la liberación de endorfinas intrínseca a la práctica del Yoga. Las endorfinas elevan el estado de ánimo corporal, y eso atenúa las molestias menstruales.

Otro de los argumentos esgrimidos por Linda Sparrow en su defensa del Yoga como técnica apropiada para aliviar los dolores de la menstruación es que hay asanas (posturas) de Yoga que ayudan a calmar el sistema nervioso central y, al mismo tiempo, a incrementar el flujo de sangre fresca y oxigenada en el aparato reproductor.

El que alivie el estrés y aliente la relajación profunda es otro de los argumentos defendidos por la autora de Yoga para un ciclo menstrual saludable.

Algo que hay que tener siempre presente cuando se vaya a practicar Yoga durante los días de la menstruación es que no deberán buscarse posturas exigentes. Las posturas de Yoga durante los días de la regla deben ser posturas que sirvan, fundamentalmente, para relajarse. Una intensidad excesiva impediría alcanzar los objetivos perseguidos por la práctica del Yoga durante la regla y, al mismo tiempo, incrementaría la molestia o el dolor producido por la misma.

Posturas de yoga para la menstruación

Veamos algunas de las posturas de Yoga para la menstruación:

Balasana o Postura del niño

Para realizar esta postura de Yoga para la menstruación hay que flexionar las rodillas, llevar las nalgas hasta los talones y colocar la frente en el suelo mientras se mantienen los brazos relajados, junto al cuerpo o hacia delante, apoyando las palmas de las manos en el suelo.

Esta asana sirve para relajarse y, además, para estirar la zona lumbar.

Supta Baddha Konasana

Para adoptar esta postura de Yoga para la menstruación hay que tumbarse en el suelo y, una vez tumbada, unir las plantas de los pies mientras se deja que las rodillas caigan hacia los lados. Colocar algún tipo de cojín bajo la espalda o las rodillas serviría para facilitar la realización de esta asana que sirve para aliviar los dolores en el bajo vientre, relajar la zona lumbar y abrir las caderas.

Janu Sirsasana

Esta postura de Yoga para la menstruación se adopta sentándose sobre los isquiones, colocando la planta del pie derecho cerca de la ingle y llevando el torso hacia la pierna estirada. Al hacerlo hay que sujetar con las manos el pie o el gemelo.

Una vez realizada la postura hacia un lado hay que realizarla hacia el otro.

Esta postura cumple una doble función. Por un lado, es relajante. Por el otro, se comprimen los órganos internos activando la digestión.

Upavistha Konasana

Esta postura de Yoga para la menstruación recibe también el nombre de “postura del ángulo sentado”. Para realizarla hay que sentarse en el suelo y, a continuación, abrirla hasta que lo permita la propia flexibilidad. Una vez hecho esto hay que colocar una almohada delante para flexionar al frente y recostarse sobre ella. Al hacer esto hay que mantener la espalda bien derecha. Tras ello hay que inclinarse hacia la derecha tocando el pie con las dos manos. Tras tocar ese pie, hay que hacer el mismo movimiento hacia el otro lado. Finalmente, el movimiento se realizará hacia el centro. En cada uno de los tres puntos (derecha, izquierda y centro) hay que mantenerse durante 2 minutos.

Sethu Bandhasana o medio puente

Para realizar esta postura la mujer debe tumbarse en el suelo, boca arriba, con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies asentadas en el suelo. Con los brazos situados a los lados del cuerpo hay que levantar las caderas al mismo tiempo que se inspira. Para facilitar el mantenimiento de la postura hay que colocar un soporte bajo la pelvis. Con dicho soporte hay que intentar mantener la postura durante 10 minutos. Esta postura sirve para estirar el cuádriceps, trabajar el abdomen y activar las caderas.

Pavanamuktasana

Tumbada boca arriba hay que llevar las rodillas hasta el pecho. Llevadas ahí, hay que mantener la postura durante 8 respiraciones.

Esta asana de Yoga para la menstruación sirve para estirar la zona lumbar lateral eliminando tensiones de la zona y para estimular los órganos del bajo vientre. También relaja la columna vertebral y fortalece los músculos de la parte baja de la espalda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *