Yoga

Las asanas sentadas

De entre los diferentes tipos de asanas que podemos escoger para realizar nuestras prácticas de Yoga, vamos hoy a centrarnos en señalar las virtudes de algunas asanas que se realizan en posición de sentados.

Las asanas sentadas cumplen, entre otras, las siguientes funciones:

  • Aportan elasticidad a caderas, músculos inguinales, rodillas y tobillos.
  • Eliminan la tensión del diafragma y la garganta, lo que permite una respiración más sencilla y suave.
  • Aportan firmeza a la columna vertebral.
  • Mejora la circulación sanguínea general.
Yoga

Principales técnicas de meditación

Con notable ligereza y de manera más habitual de lo que fuera deseable se suelen asociar los términos de Yoga y meditación convirtiéndolos en términos casi sinónimos. No hace falta decir que Yoga y meditación no son los mismo, aunque la segunda sea una gran compañera del primero y pueda alcanzarse con mayor sencillez cuando se practica el Yoga.

Sobre lo que es o no es meditación se suele hablar también con notable ligereza. Si tuviéramos que definir la palabra meditación podríamos hacerlo hablando de ella como de una técnica o conjunto de técnicas orientadas a conseguir que nuestra mente y nuestro cuerpo tengan una comunicación fluida y completa. La liberación de la conciencia será, también, uno de los objetivos prioritarios de la meditación.

Yoga

El Yoga en el agua

En los diferentes artículos que venimos dedicando al Yoga ya hemos resaltado cómo no existe una única forma de concebir la práctica del mismo. En su momento ya dedicamos un artículo a las diferentes ramas del Yoga. En aquel artículo mencionábamos algunas de las ramas más conocidas del Yoga. El Hatha Yoga, el Raja Yoga, el Bhakti Yoga y el Tantra Yoga eran algunas de las ramas que citábamos en aquel artículo. Tras aquel artículo hemos prestado atención a métodos específicos de Yoga como el Iyengar Yoga, el Kundalini Yoga o el Brikam Yoga. En esta ocasión vamos a dedicar nuestra atención a una forma muy particular de practicar el Yoga: el Woga o Yoga en el agua.

Yoga

Los Mudras

Las manos desempeñan un papel fundamental durante la práctica del Yoga. No en vano, se considera que cada área de la mano tiene una reacción refleja con una parte específica del cerebro. Las distintas posiciones que las manos (palmas, dedos y muñecas) adoptan durante el Yoga reciben el nombre de Mudras.

Al adoptar una Mudra determinada lo que estamos haciendo es cerrar o guiar una corriente de energía que, desde la mano, se refleja en la actividad cerebral. Las Mudras son parte fundamental de la meditación y las flexiones, pliegues o uniones de palmas y dedos pueden tener un efecto terapéutico sobre cuerpo y mente.

Yoga

Bloques de Yoga

Si hablamos de la práctica del Yoga hay que hablar, tarde o temprano, de sus accesorios. La esterilla es, sin duda, el más popular de todos ellos. Junto a ella, el bloque de Yoga es imprescindible para apoyar el cuerpo y, así, buscar la manera más perfecta posible de ejecutar una asana.

Hay múltiples maneras de utilizar los bloques de Yoga: para apoyar la cabeza, la espalda o las caderas; para hacer más profunda y sentida la percepción de nuestro alineamiento; para que sirva como extensión de una de nuestras manos.

El bloque de Yoga es de mucha utilidad para aquellas personas que estén iniciándose en la práctica del Yoga y para las que padezcan algún tipo de limitación física o hayan sufrido algún tipo de lesión.

Yoga

Hot Yoga: el Yoga con calor

Ya hemos hablado en alguna ocasión de cómo de ese gran árbol que es el Yoga brotan múltiples ramas, cada una con sus propias características. En el post que dedicamos a las ramas del Yoga ya señalábamos cómo, entre las principales modalidades de Yoga, encontrábamos el Hatha Yoga, el Raja Yoga, el Karma Yoga, el Bhakti Yoga, el Jnana Yoga y el Tantra Yoga. También hemos dedicado posts especiales al Kundalini Yoga o al llamado método Brikam Yoga.

Es precisamente de este último método, el popularizado por Brikam Choudhury a principios de los años 70, de donde procede una escuela que ha adquirido recientemente una notable popularidad: la del Hot Yoga. Esta escuela de Yoga convierte el calor en parte fundamental de la práctica del Yoga.

Yoga

La respiración de fuego

De entre todos los tipos de respiración (Pranayamas) existentes en el Yoga, la llamada respiración de fuego es una de las más importantes. Ésta es, quizás, la respiración más importante de entre las que existen para controlar la ansiedad, los nervios, el miedo, el estrés, la tristeza, el dolor… es decir: todos los sentimientos o sensaciones negativas que, de una forma u otra, pueden afectarnos.

Vigorizante y purificadora, la respiración de fuego se realiza mediante una serie de contracciones abdominales controladas. La inhalación y el bombeado hacia fuera del aire de una manera muy rítmica es lo que caracteriza principalmente a la respiración de fuego. Hacer que los músculos del abdomen se relajen completamente junto a los del pecho, la caja torácica o los hombros, es el objetivo técnico principal de este Pranayama.

Yoga

Yoga para adelgazar

Que el Yoga es beneficioso para aliviar las tensiones, reducir el estrés y conseguir la paz interior es algo a lo que nos hemos referido en más de un artículo de esta sección. El Yoga nos sirve para vivir con una mayor conciencia de nuestros actos, para mejorar nuestras relaciones con los demás y para mejorar la inmunidad de nuestro organismo. También para mejorar nuestra capacidad intuitiva, nuestra flexibilidad y nuestra actitud postural. A todo ello, repetimos, hemos hecho referencia en alguna que otra ocasión.

En este artículo nos toca hacer hincapié en uno de los beneficios quizás menos valorados de todos los que se asocian a la práctica del Yoga: el de perder peso. Después de todo, una postura de Yoga o una asana sirve para tonificar los músculos, lo que permite lucir una imagen más tonificada. Por otro lado, los ejercicios de respiración que siempre van asociados al Yoga mejoran el aporte de oxígeno a las células y, con ello, optimizan el funcionamiento de nuestro organismo. Un tercer factor de la práctica del Yoga que revierte de manera positiva en la pérdida de peso es el reforzamiento de nuestra psique. Reforzada ésta, controlaremos mejor (y con menos ansiedad) nuestras ganas de comer.

Yoga

La alimentación para yoga

A estas alturas todos estamos convencidos de los beneficios que la práctica del Yoga tiene para la persona. Sabemos que sirve para tener una buena aptitud física, para perder peso, para aliviar las tensiones que se pueden acumular durante el día, para mejorar y potenciar nuestro sistema inmunológico, para conseguir la paz interior, para sentir cómo aumenta nuestra energía y nuestra flexibilidad…

Para alcanzar todos estos objetivos, sin embargo, no basta con la realización aplicada de una serie de asanas o posturas. Para alcanzar los objetivos señalados (y otros que figuran entre los beneficios derivados de la práctica del Yoga) hay que saber respirar, descansar convenientemente, tener una mentalidad positiva (nuestra mentalidad se volverá más optimista conforme avancemos en la práctica del Yoga) y, por supuesto, alimentarse bien.

Yoga

Yoga en casa

Estás decidido o decidida a practicar Yoga pero tienes algo claro: lo quieres hacer de la manera más cómoda posible y sin tener que desplazarte para practicarlo a ningún centro, gimnasio, etc. Es decir: quieres practicar Yoga en tu casa.

Para practicar Yoga en casa debes, ante todo, marcarte una pauta. El mantenimiento de una rutina es, en el Yoga, fundamental a la hora de obtener de él sus máximos beneficios. En este artículo queremos darte una serie de consejos para que puedas establecer una rutina a la hora de practicar Yoga en casa.