Yoga

Consejos a seguir para realizar una práctica de Yoga

Como hemos visto en algún artículo anterior, el Yoga posee varias escuelas. Cada una de estas escuelas propone una serie de asanas (posturas) y kriyas (acciones o movimientos que reúne una serie de posturas, una manera especial de respirar y unos sonidos determinados con el fin de alcanzar un objetivo). El Kundalini Yoga tendrá sus propias prácticas del mismo modo que el Agni Yoga o el Hatha Yoga tiene las suyas. Cada amante del Yoga escogerá la rama del mismo que mejor se adapte a sus necesidades o a sus gustos y, por tanto, escogerá sus propias asanas y kriyas.

Hay algo, sin embargo, que une a todos los practicantes del Yoga, sea cual sea la rama escogida por ello, una serie de acciones que todo practicante de Yoga debe realizar antes, durante y después de cualquier práctica de Yoga.

Yoga

Yoga contra la regla

Cualquier mujer puede hablar de ellos. El dolor abdominal, los vómitos, las náuseas, los calambres en las piernas y en la zona baja de la espalda, la diarrea o el aumento de la frecuencia de la micción son los síntomas más importantes que muchas mujeres deben sufrir en mayor o menor medida cada mes. Son los síntomas de la menstruación y, aunque unas mujeres los padecen más que otras, la inmensa mayoría de ellas los sufren en los días del período. Así, al menos, se deduce de un estudio realizado por la Universidad de Texas. Dicho estudio revela que el 90% de las mujeres padecen malestar moderado o dolor intenso durante los días de la menstruación.

Para luchar contra ese dolor o esa molestia son muchas las mujeres que recurren al uso de analgésicos o a algún tratamiento de carácter hormonal. Estas dos soluciones no están exentas de la aparición de posibles efectos secundarios. Para evitar esa posibilidad, Linda Sparrow, profesora, conferenciante y experta en comercialización de productos naturales, ha escrito Yoga para un ciclo menstrual saludable. En esta obra, Sparrow propone el Yoga como una técnica ideal para aliviar las molestias y dolores propios de la menstruación.

Yoga

Yoga durante el embarazo

Que el aprendizaje de una respiración correcta y el mantenimiento de una musculatura fuerte sean algunos de los objetivos principales del Yoga y uno de sus logros convierten a éste en una práctica ideal para embarazadas. Pero éstos no son los únicos beneficios que una embarazada puede encontrar en la práctica del Yoga. La reducción de esas pequeñas depresiones que pueden padecer algunas embarazadas debido a sus cambios hormonales puede ser, también, uno de los efectos positivos del Yoga durante el embarazo.

El Yoga durante el embarazo puede servir para mejorar el estado de ánimo de la embarazada. El Hatah Yoga, en este sentido, puede ser la rama del Yoga ideal para que las embarazadas consigan incorporar a su rutina de vida un magnífico ejercicio de relajación. Las asanas y la respiración adecuada propia del Yoga sirven para que la embarazada pueda escuchar a su cuerpo y reconozca sus ritmos naturales.

Yoga

Los Bandhas

Con el nombre de Bandhas se conoce un pequeño pero importante grupo de prácticas yoguis consistentes en contracciones intencionadas de los músculos con el objetivo de reenviar la corriente de energía a través del cuerpo. Con dichas contracciones lo que se consigue es masajear los órganos internos, eliminar la sangre estancada en ellos y estimular los nervios que afectan a estos órganos. Los Bandhas son técnicas propias de la práctica avanzada del Yoga y sirven, fundamentalmente, para incrementar la velocidad de la energía Kundalini. Esta energía es la que permite la experiencia del alto estado de la consciencia.

Antes de conocer el funcionamiento de los Bandhas debemos saber que la palabra Bandha significa algo así como llave o cierre y, sobre todo, conocer cómo circula la energía dentro del cuerpo. En el cuerpo existen dos canales de energía, uno que circula hacia dentro (Prana) y otro que circula hacia fuera (Apana). Si estos dos canales funcionan de manera equilibrada y fluyen en cantidad suficiente, el flujo de energía se redirige a un canal central que se llama Sushmana. La estabilidad de la circulación por este canal despierta la energía Kundalini. Ésta, ascendiendo por la espina dorsal, equilibra los chakras conduciendo a la persona a un estado de súper-consciencia y felicidad.
La práctica de los Bandhas resulta muy benéfica para el sistema endocrino.

Yoga

El saludo al sol

Si existe un ejercicio de Yoga completo por antonomasia ése es el conocido como “saludo al sol”. En las clases de Yoga, el saludo al sol es un ejercicio que acostumbra a utilizarse como pre-calentamiento para preparar la concentración y la elasticidad. Nosotros aquí, sin embargo, al igual que hacen muchos maestros yoguis, vamos a proponer el saludo al sol como un ejercicio completo en sí mismo.

El motivo que nos lleva a considerar el saludo al sol como uno de los ejercicios de Yoga más completo es muy sencillo: el saludo al sol combina las principales asanas con la respiración consciente. Esta combinación de asana y respiración consciente convierten el saludo al sol en un ejercicio especialmente indicado para relajar cuerpo, mente y espíritu. Esa relajación puede ser ideal para iniciar otros ejercicios de Yoga, pero también para iniciar una meditación o, ¿por qué no?, las actividades normales del día a día.

Yoga

El Namaste

El Namaste es uno de los conceptos capitales en el Yoga. De hecho, es un concepto fundamental en toda la forma de entender la vida para muchos hindúes. El Namaste es el saludo de cortesía entre dos budistas cuando se encuentran o desean iniciar una conversación.

Si tuviéramos que traducir la palabra Namaste lo haríamos recurriendo a la expresión “yo me someto a ti”. Eso sería lo que querría decir, aproximadamente, esta palabra proveniente del sánscrito. En cierto modo, al saludarse mediante el Namaste lo que una persona está haciendo es reducir el ego o negarlo de manera radical ante la presencia del otro. Gracias al Namaste, el otro se convierte en lo importante. Si el gesto es sincero y se realiza desde lo más hondo del alma, el Namaste crea un vínculo estrecho y genuino entre las dos personas. El Namaste, de alguna manera, allana las diferencias y salta por encima de intereses, expectativas y roles sociales de las personas que lo practican.

Yoga

El método Iyengar Yoga

De entre las ramas del Yoga, el Iyengar Yoga es aquél que presta un interés más especial a la alineación corporal. Perseguir una correcta alineación de cabeza, columna vertebral, caderas y pies en pos de una mejora postural es, finalmente, el objetivo del Iyengar Yoga. Para alcanzar dicho objetivo, el Iyengar Yoga alienta el uso de accesorios y utensilios como pueden ser mantas, almohadas, bloques, sillas, correas, etc. La práctica del Iyengar Yoga, además, ayuda a aumentar la flexibilidad y la fuerza muscular. Las personas que tienen sobrepeso o que, por cuestiones de edad o enfermedad, no están en buena forma, pueden encontrar en el Iyengar Yoga una buena puerta de entrada al universo Yoga.

El Iyengar Yoga, que se enseña en todo el mundo, nació a partir de las enseñanzas de B.K.S. Iyengar (1918-2014) y es, en cierto modo, una derivación del Hatha Yoga. B.K.S. Iyengar llegó al mundo del Yoga buscando un tipo de práctica que le permitiera fortalecerse físicamente. Buscar la postura perfecta y la alineación correcta de las diferentes partes del cuerpo sirvió a B.K.S. Iyengar para alcanzar esos objetivos.

Yoga

Los chakras

El de chakra es uno de esos términos que han hecho fortuna más allá del ambiente que les es propio. Las personas que apenas tienen nociones mínimas de Yoga, Tantra o Ayurveda lo utilizan muy a la ligera sin saber exactamente a qué se refieren cuando hablan de chakras. En este artículo vamos a intentar aclarar el concepto de chakra y resaltar la importancia que tiene dentro del Yoga.

Los chakras son centros de energía situados en el cuerpo humano. Estos centros de energía rigen todos nuestros órganos. Se dice que existen cientos de chakras. Entre todos ellos, siete son considerados los chakras principales. Estos siete chakras principales, que están colocados a lo largo de la columna vertebral y desde su base hasta la corona de la cabeza, son los siguientes:

Yoga

Los mantras

No se pueden entender el Yoga y la meditación trascendental sin contar con la inestimable ayuda de los mantras. El mantra no es otra cosa que una palabra o un conjunto de unas pocas palabras que, poseyendo una vibración especial, pueden inducir a la persona que las recita a un estado determinado de consciencia.

La palabra mantra proviene de la fusión de dos términos sánscritos: mantra (que significa mente) y tra (que significa liberar). Mantra, pues, significaría liberar la mente, y ésa es, en definitiva, la finalidad que los mantras desempeñan en el yoga.

Escritos habitualmente en sánscrito o en tibetano, los mantras poseen, para muchos practicantes hinduistas o budistas, una dimensión mágica. Budistas e hinduistas sostienen que los mantras sirven para evitar peligros, aliviar las enfermedades, consolar de las desgracias y suponen una ayuda inestimable a la hora de superar esos pequeños problemas que nos asaltan a diario.

Los mantras actúan de una manera subliminal. Al vibrar de una manera determinada, se activan determinadas energías, y esas energías nos empujan hacia un nivel determinado de consciencia.

Yoga

El Kundalini Yoga

De entre los diferentes tipos de Yoga, el Kundalini Yoga es un tipo de Yoga especialmente centrado en los aspectos espirituales y devocionales de la práctica del Yoga. Así, en el Kundalini Yoga, llamado también Yoga de la conciencia, adquirirán importancia capital los cantos, los mantras, las velas y el incienso.

El objetivo fundamental del Kundalini Yoga es equilibrar los chakras para, de ese modo, prevenir y sanar las dolencias tanto físicas como emocionales que pueden aquejar a la persona. Para ello, el practicante del Kundalini Yoga combinará ejercicios respiratorios (pranayamas), cierres energéticos (bhandas) y movimientos de manos y dedos (mudras).