Guía de viaje a la India

Consejos para conducir en la India

A la India se puede ir de muchas maneras y se puede visitar de muchos modos. Una de ellas es recorrerla conduciendo un coche de alquiler. El coche de alquiler concede una libertad que no conceden otros medios de transporte. Eso sí: optar por conducir en la India supone afrontar una serie de retos, el principal de ellos vencer las múltiples situaciones de nerviosismo y estrés a las que, sin duda, deberá enfrentarse quien desee conducir en la India.

Y es que la circulación en la India se puede resumir en una palabra: caos. Caos porque muchas carreteras están en mal estado. Caos porque las calles y carreteras están llenas de animales que, como animales que son, se mueven a su entero capricho. Caos porque el parque automovilístico indio no da las suficientes garantías. Caos porque hay muchos peatones que invaden la calzada y caracolean entre el tráfico. Y caos, finalmente, porque el concepto atender a las normas de circulación no está muy interiorizado en el conductor medio indio.

En la India, además, como corresponde a un país que durante muchas décadas permaneció bajo el dominio británico, se circula por la izquierda. Es decir: que si decides conducir por la India deberás acostumbrarte a cambiar tus rutinas como conductor al, por ejemplo, llegar a un cruce. Seguramente eso es relativamente sencillo en una ciudad inglesa, escocesa o irlandesa cualquiera, pero no lo es tanto en una ciudad india en la que la atención del turista que ha decidido conducir por la India debe centrarse en no atropellar a cualquiera de las personas, vacas u otro tipo de animales que, de buenas a primeras, cruzan por delante de su vehículo. Prestando atención a tantos elementos que, aleatoriamente, pueden dificultar la conducción es fácil olvidarse de que los coches con los que nos vamos a cruzar van a hacerlo por el costado derecho de nuestro vehículo.

Documentación necesaria para conducir en la India

Para conducir en la India se necesita el mismo tipo de documentación que, por ejemplo, se necesita para conducir en EEUU y en aquellos países que no pertenecen a la Unión Europea y no han adoptado el modelo de permiso de conducir establecido en los Convenios de Ginebra o Viena. ¿Qué documentación es ésa? El Permiso Internacional de conducción.

El Permiso Internacional de conducción es un tríptico gris de cartulina en el que constan en diversos idiomas los datos del conductor y los permisos que posee. Este permiso de conducir tiene una validez de un año y no sirve para conducir por las calles y las carreteras del país en el que dicho permiso ha sido expedido.

Quien desee obtener el Permiso Internacional de conducción deberá dirigirse a las oficinas de la Dirección General de Tráfico y aportar la siguiente documentación:

  • Impreso oficial de solicitud.
  • Certificado de abono de la tasa correspondiente.
  • DNI en vigor.
  • Permiso de circulación.
  • Fotografía actual de 32 x 26 mm en color.

Una vez obtenido tu Permiso Internacional de conducción ya podrás conducir un coche de alquiler en la India. Eso sí: ten presente que el seguro de automovilista que te ampare al alquilar dicho vehículo poseerá unas cláusulas con coberturas marcadamente diferentes a las que rigen en los seguros de nuestro país. Para empezar, hay que tener presente que las reclamaciones por daños a terceros rara vez tienen éxito en la India. En cualquier caso, para presentar una de estas reclamaciones hay que contar con un parte policial de accidente (en la India, un FIR).

Dos datos que también debes tener presentes si deseas conducir por la India son las velocidades a las que pueden circularse y la tasa máxima de alcohol en sangre permitida.

Respecto a la velocidad máxima, cada estado impone sus propias normas, pero lo más habitual es que ésta sea de 100 km/h para los automóviles y 65 km/h para las motocicletas. En algunos estados no existe límite de velocidad alguno para circular por las autopistas. Los conductores indios no suelen hacer caso a estos límites, pero nosotros siempre recomendaremos ajustar la conducción a la normativa vigente en cada estado. Esa será la mejor manera de evitar problemas con la policía.

Otra buena manera de evitar problemas con las autoridades indias y de reducir la posibilidad de sufrir un accidente es renunciar al consumo de alcohol cuando se va a conducir. Quien quiera conducir en la India sin renunciar al consumo de alcohol debe tener siempre presente que la tasa máxima de alcohol en sangre permitida en la India es de 30 mg por cada 100 ml. Exceder dicho límite puede ser castigado con penas que pueden suponer hasta seis meses de cárcel, una sanción económica o una combinación de ambas. Los reincidentes pueden ser condenados a, incluso, dos años de cárcel. Este castigo no impide que sea bastante habitual encontrar conductores ebrios por las carreteras indias, en especial a partir de las 20 h.

Quien, al conducir por la India, sea detenido por haber cometido una infracción de tráfico, podrá actuar de dos maneras: pagando la multa en el mismo instante o entregando una documentación que le acredite para, posteriormente, presentarse en la oficina oficial correspondiente a pagar la sanción correspondiente.

Consejos básicos para circular por India

Conocidos los aspectos legales básicos para conducir en Ia India hay que tener en cuenta los siguientes aspectos para desplazarse por sus calles y carreteras:

  • Ten siempre presente que el conductor indio medio aprovecha la más mínima oportunidad para tocar el claxon. Por eso la gente adelanta sin mirar por el espejo retrovisor. Porque confía en que sea el coche que venga desde atrás quien, con un toque de claxon, avise de la inconveniencia del adelantamiento. O sea: acostúmbrate pronto a utilizarlo para servirte de él con una intensidad mucho mayor con la que lo haces en tu ciudad de residencia.
  • Ármate de paciencia cuando te encuentres con animales en la vía pública. No intentes sobrepasarlos por un lado u otro. Cuando te hablamos de animales… ¿de qué animales te estamos hablando? De monos, búfalos, vacas e, incluso, elefantes. Atropellar, por ejemplo, a una vaca, puede acarrearte serios problemas. No olvides nunca que las vacas son un animal sagrado para los hindús.
  • Evita conducir de noche. Las carreteras indias están pobre o nulamente iluminadas. Además: pueden estar llenas de socavones, pedazos de vehículos, peatones, animales e, incluso, vehículos que circulan sin encender sus luces. A esas horas, además, aumenta notablemente el número de conductores ebrios que circulan por las carreteras indias.
  • Extrema tu atención cuando circulas por carreteras anchas. Pueden venir vehículos pequeños y no motorizados en sentido contrario sin ningún tipo de problema.
  • Hazte a la idea de que puedes encontrar cualquier tipo de vehículo por las carreteras indias. Si quieres conducir por la India, prepárate para encontrarte en la carretera carros empujados por personas, carretas tiradas por bueyes, rickshaws, bicicletas, camiones sin puertas, techo o parabrisas y vehículos con cargas “imposibles” que amenazan con desparramarse sobre la calzada al más mínimo vaivén.

Si, visto todo esto, no te ves con ánimo de conducir por la India pero deseas gozar de la libertad que concede el poder desplazarse en coche, puedes optar por alquilar un coche con conductor. Son varias las compañías que, en la India, ofrecen este servicio, y los precios son ciertamente económicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *