Guía de viaje a la India

Animales sagrados de la India

animales sagrados de la India

Cuando se habla de viajar a la India y se habla en grupo de ello, siempre hay alguien que dice: “pues hay que tener cuidado con las vacas, que para ellos son animales sagrados”. Es un comentario más o menos habitual, más o menos típico, y como muchos comentarios de ese tipo, sin ser exactos al pie de la letra, sí son ciertos en gran medida o, cuanto menos, se sustentan en una realidad. Y es que en la India no es sólo la vaca el animal que adquiere un cierto carácter sagrado. Aparte de ella, también hay otros animales que, debido a la estrecha relación que guardan con determinadas deidades, adquieren ese carácter divino del que hablamos.

En este artículo de hoy vamos a realizar un pequeño listado de los animales sagrados de la India y vamos a explicar, brevemente, qué motivos son los que han llevado a las personas que profesan el hinduismo a conceder un carácter divino a dichos animales.

Los animales sagrados de la India de los que vamos a hablar en este artículo son, aparte de la vaca, el pavo real, la serpiente, el mono, el elefante, la rata y el tigre de Bengala.

La vaca

Sin duda, el animal sagrado de la India más famoso es la vaca. La vaca desempeña un papel fundamental en los hábitos alimenticios hindúes. Menos la carne, la vaca aporta su leche y su mantequilla a la alimentación hindú. Al mismo tiempo, la vaca aporta algo fundamental para la agricultura: sus excrementos, que sirven para fertilizar la tierra.

La vaca deambula libremente por todo el territorio de la India. Por eso la podemos encontrar en cualquier calle de cualquier ciudad y, también, en cualquier páramo o lugar. Hacer daño a cualquier vaca se considera, en la India, un sacrilegio.

Entre los muchos mitos propios del hinduismo, hay uno que hace referencia al carácter divino de este animal sagrado de la India. Según dicho mito, Surabhi (uno de los nombres que se utilizan para nombrar a la vaca sagrada) fue enviada a la tierra por Krisnha para que, con su néctar, alimentara a todos los hijos de la India.

El pavo real

El pavo real es algo más que un animal sagrado de la India. El pavo real es el ave nacional de la India. Este animal de colorido plumaje simboliza la sabiduría y la belleza y ha sido representado reiteradamente a lo largo de la historia como vehículo de la diosa Kartikeia, famosa porque avanza aplastando serpientes.

Los hindúes han admirado siempre la majestuosidad de los movimientos de este animal que deslumbra por su belleza.

La serpiente

No hace falta decir que la cobra india es un animal ciertamente intimidante. Considerado un semidios llamado naga, el dios Shiva acostumbra a aparecer representado con una cobra enroscada en su cuello. Al llevar la cobra enroscada alrededor del cuello lo que Shiva está haciendo es protegerse de sus enemigos y de todo mal.

Entre los mitos y leyendas hindúes asociados a la figura de la serpierte hay que destacar el protagonizado por el rey Vasuki. Este rey utilizó una serpiente (concretamente una cobra) para, enroscándola alrededor del monte Mandara, remover el exótico océano de leche que se describe en los textos védicos para, así, liberar el elixir de la inmortalidad que yacía en las profundidades de dicho océano.

Por historias como ésta, la serpiente es considerada un animal sagrado de la India.

El mono

Símbolo de sabiduría y humildad, el mono acostumbra a ser representado como Hánuman, una de las formas del dios Shiva. Al ser representado así, este animal sagrado de la India simboliza las ideas del poder y la fuerza. No en vano, fueron ese poder y esa fuerza las que hicieron que Hánuman, al nacer, saltara hacia el sol tras confundirlo con una fruta.

El mono simboliza también la lealtad, pues se le considera el eterno aliado de tanto de dioses como de hombres, y es un animal sagrado no sólo en la India, sino en muchas partes del continente asiático.

El elefante

El elefante, animal importante en toda Asia, es también uno de los más importantes animales sagrados de la India y protagonista de uno de los mitos más conocidos, el que narra los orígenes del dios Ganesha, el dios con cuerpo de hombre y cabeza de elefante.

Según dicha leyenda, Shiva, por motivo de una batalla, tuvo que abandonar su hogar y dejar a Pavarti, su mujer, embarazada de su hijo. Años después, concluida la guerra, Shiva regresó a su casa y se encontró con la sorpresa de que el cuarto de su mujer, en el que ésta tomaba un baño, era velado por un hombre. Shiva, iracundo y celoso, batalló con este hombre, de nombre Ganesha, y lo decapitó. Al salir del baño, Pavarti, lamentándose hasta lo más hondo de sí misma, contó a Shiva que Ganesha, el hombre al que había decapitado, era el hijo en común de los dos. Shiva, enloquecido, salió a la calle en busca de una cabeza que pudiera sustituir la cabeza decapitada de Ganesha y regresó con una cabeza de elefante.

A raíz de esta leyenda mitológica, Ganseha, el dios-elefante hijo de Shiva y Pavarti, se convirtió en el símbolo de la buena suerte y la fortuna, ya que él era el dios que, pese a todo, era capaz de romper con las adversidades y los obstáculos.

La rata

Si hay un lugar en el mundo en el que la rata es venerada como un animal sagrado ese lugar es la India y, más concretamente, el templo de Karni Mata en Rajastán. En este lugar, las ratas son alimentadas y adoradas por los devotos que acuden a adorar al animal que, según la leyenda, cargaba sobre sí a Ganesha, el dios-elefante, que se servía así de los roedores como medio de transporte mientras meditaba.

Dentro de las corrientes del hinduismo, el jainismo sostiene que aquella persona que cuide de las ratas será, en una futura reencarnación, una persona de fortuna.

Tigre de Bengala

Finalmente, el último animal sagrado de la India que queremos destacar en este artículo dedicado a ellos es el tigre de Bengala. En la religión hindú, este animal es considerado compañero y medio de transporte de la diosa invencible Maa Durga en sus batallas. Maa Durga se encarga de proteger a todos los devotos de sus males y, además, se encarga de quitar las miserias.

Para los hindús, que consideran al tigre símbolo nacional del país, los tigres son algo así como el lazo entre el hombre, la tierra y el reino animal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *