Ayurveda

El diagnóstico ayurvédico por la lengua

En nuestro artículo “El diagnóstico ayurvédico” realizamos una breve exposición sobre cuáles eran los diferentes mecanismos utilizados por Ayurveda para detectar una enfermedad. En aquel artículo hablábamos de cómo Ayurveda podía diagnosticar enfermedades sirviéndose del análisis del pulso, la piel, la voz, los ojos, la orina, las heces y, también, la lengua.

En el mencionado artículo apuntábamos cómo la lengua es uno de los grandes indicadores dentro del diagnóstico ayurvédico y cómo el aspecto que ésta presentara era muy importante para determinar la existencia o no de una enfermedad. En este artículo vamos a profundizar en dicha idea y vamos, también, a realizar un breve listado sobre cuáles son los ítems básicos que se deben comprobar al realizar un diagnóstico ayurvédico por la lengua.

La observación de la lengua de una persona permite recabar mucha más información sobre la salud de esa persona de la que pensamos. Gracias a esa observación podemos saber qué tal funcionan sus órganos internos. Siendo la lengua como es, reflejo de nuestro interior, es una ventaja, a la hora de realizar un diagnóstico médico ayurvédico, que ésta se encuentre visible. Gracias a la observación de la lengua, pues, un médico ayurvédico puede saber cómo se encuentran los intestinos o el hígado.

La coloración de la lengua

Uno de los indicadores que permiten realizar un diagnóstico por la lengua es la coloración que la misma presente. En líneas generales, podemos realizar tres clasificaciones:

  • Si la lengua presenta una coloración blanquecina, la persona padece un exceso de Kapha y de mucosidad.
  • Cuando la lengua presenta tonalidades amarillentas, verdosas o tirando a rojizas, el dosha que está desequilibrado es el dosha Pitta.
  • Si la tonalidad que presenta la lengua es parda u oscura, es Vata el dosha que está agravado en la persona.

Por su parte, la lengua puede presentar, también, un aspecto pálido o, en su caso, reseco. En el primer supuesto, la lengua nos está enviando una señal y esa señal, para aquella persona que sepa realizar un diagnóstico ayurvédico a partir de la lengua, es que el enfermo padece un déficit de glóbulos rojos o, dicho en lenguaje ayurvédico, de Rakta Dhatu. En el segundo supuesto, la lengua reseca nos habla de un debilitamiento del plasma o Rasa Dhatu.

Los doshas y las partes de la lengua

Para realizar un correcto diagnóstico ayurvédico por la lengua ésta debe ser entendida como una especie de mapa. En ese mapa, cada zona de la lengua se correspondería con una serie de órganos internos.

Según los principios ayurvédicos, el mapa de la lengua está dividido en cinco regiones:

  • Punta. Esta zona de la lengua daría información sobre la salud tanto del corazón como de las tiroides.
  • Partes delanteras. Esta zona da información sobre los pulmones.
  • Centro. Los órganos sobre los que daría información esta región de la lengua serían el estómago, el páncreas y el esplénico.
  • Laterales. Las partes laterales de la lengua proporcionan información sobre el hígado, el bazo y la vesícula biliar.
  • Fondo. Esta zona informa sobre el estado de salud del intestino grueso, los riñones y las glándulas suprarrenales.

Los doshas, a su vez, están representados, también, en diferentes zonas de la lengua. Así, la punta correspondería a Kapha, la parte central a Pitta y, finalmente, la zona del fondo de la lengua correspondería a Vata.

Limpieza de la lengua

Dentro de las rutinas ayuvédicas, una de las más importantes es la de la limpieza matutina de la lengua. Una persona que no se limpie la lengua por la mañana está afectándola, ya que, carentes de una limpieza correcta, las papilas gustativas pierden sensibilidad y sabor. Para evitar esto hay que limpiar la lengua, pues, cada mañana. ¿Cómo? En caso alguno utilizando el cepillo de dientes. Las personas que lo hacen están, sin saberlo, perjudicando a sus papilas gustativas y provocando un traslado de bacterias de la lengua a otros lados de la boca.

La mejor manera de realizar la limpieza de la lengua es utilizando un raspador lingual de cobre, un instrumento especialmente diseñado para que, con una sola pasada sobre la lengua, se cubra toda la superficie de la misma y se puedan arrastrar todas las toxinas.

El hecho de que el raspador lingual sea de cobre no es aleatorio. El cobre actúa decisivamente rompiendo las mucosas que puedan existir sobre la lengua y, al mismo tiempo, eliminando las bacterias.

Ayurveda recomienda pasar siete veces y de manera suave sobre la lengua el raspador. ¿Por qué precisamente 7 veces? Porque son 7 los tejidos que tenemos. Esto debería hacerse, según Ayurveda, antes de lavarte los dientes. Tras haberte lavado los dientes, Ayurveda recomienda hacer buches con aceite de coco y, después, volver a realizar una pasada con el raspador lingual de cobre.
Gracias a esta sencilla rutina ayurvédica, tendrás en boca, saliva y dientes una agradable sensación durante todo el día y, además, percibirás mejor el sabor de la comida. Incorpora esta sencilla rutina a tu vida y comprueba hasta qué punto mejora tu salud.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *