Ayurveda

Chai o té con especias

La bebida desempeña un papel determinante en la nutrición ayurvédica. Ya vimos en algún post anterior cómo la principal función de muchas bebidas ayurvédicas es generar mucha energía para el organismo, facilitar la correcta realización de la digestión, la absorción de los nutrientes y estimularlo de una manera especial. De entre todas las bebidas propias del Ayurveda hay una que, por sus beneficios y por el carácter casi ritual que rodea su elaboración, adquiere un carácter especial. Esa bebida es el chai, té con especias o té ayurvédico.

El té empezó a cultivarse en la India de manera masiva a partir de la llegada de los ingleses a principios del siglo XVII. De la mezcla de ambas culturas nació el chai o té con especias, ese té al que se le añaden especias típicamente ayurvédicas como pueden ser la canela, el cardamomo o el jengibre. Estas tres especias suelen estar presente en todo chai aunque en cada una de las regiones del país (y hasta en cada casa) el té con especias de manera ligeramente diferente. Hay zonas en las que se añade al chai el clavo de olor. En otras zonas, todo masala chai (también así se le llama) que se precie debe llevar entre sus componentes una pizca de anís estrellado. En el oeste del país, por su parte, utilizan pimienta negra para elaborar el té con especias y, en algunas ocasiones, almendras o azafrán.

El chai suele beberse de manera masiva en la India, en especial en las zonas del sur del país, en aquéllas en las que los colonos europeos estuvieron más tiempo. En todas esas zonas es habitual el ver cómo la gente se acerca a los puestos de los vendedores o chai wallahs para pedir su taza de chai.

Efectos beneficiosos del chai

Entre los efectos beneficiosos que suelen atribuirse al té con especias ayurvédico figuran los siguientes:

  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.
  • Mejora la digestión.
  • Regula el metabolismo.
  • Relaja.
  • Baja el colesterol.
  • Baja la hipertensión.
  • Previene problemas cardiovasculares.
  • Proporciona energía al cuerpo (sobre todo si se le añade pimienta).

Cómo hacer un té con especias

Como ya te hemos dicho, el té con especias puede realizarse con especias muy diversas. En este artículo vamos a proponerte una manera muy sencilla de realizar un auténtico chai, té con especias, té hindú o masala chai. Para ello debes usar los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada de hojas de té. Elige el tipo de té que más te guste, verde o negro, pero lo más habitual es utilizar el negro. Éste es diurético, antioxidante, astringente y estimulante. Por eso es muy valorado en el Ayurveda.
  • 5 vainas de cardamomo verde. El cardamomo es imprescindible en el chai. Útil para los problemas urinarios, el cardamomo es muy recomendable para todas aquellas personas que padezcan artritis o diabetes y también sirve como expectorante, antiséptico y afrodisíaco.
  • 1 trozo de jengibre. Rico en aminoácidos y minerales, el jengibre, entre otras virtudes, aporta beneficios al aparato digestivo, evita los mareos, combate el síndrome de fatiga crónica y tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas y, sí, también afrodisíacas.
  • Corteza de canela. La canela es una gran reguladora de los niveles de azúcar y colesterol en el organismo. Además, y al igual que el cardamomo y el jengibre, la canela tiene propiedades afrodisíacas.
  • 2 litros de agua.
  • Una taza de leche.
  • Tres cucharaditas de azúcar moreno.

Una vez tengas todas estas especias sólo debes hacer una cosa: poner a hervir en agua todas las especias durante diez minutos. Hay algunas personas que prefieren machacar suavemente las especias antes de ponerlas a hervir. El objetivo de ese machacar las especias es conseguir que éstas liberen su aroma más fácilmente. También hay personas que alargan el tiempo de cocción para, de ese modo, conseguir que el chai tenga un sabor más intenso o amargo. A las personas que no les guste ese punto de amargor pueden incrementar el sabor del té con especias añadiendo una mayor cantidad de especias.

Una vez hayan transcurrido esos diez minutos añade la leche y el azúcar y deja que todo siga cociéndose durante otros cinco minutos. La leche que habitualmente suele utilizarse al realizar el chai o té con especias es de vaca, pero también puede utilizarse (en caso de desear leche) leche de soja o leche de almendras o de arroz. Del mismo modo, también el azúcar moreno puede ser sustituido por azúcar blanca o, incluso, un toque de miel.

Cuando haya transcurrido ese tiempo, deja reposar la infusión entre 5 y 10 minutos y cuélala. Una vez la hayas colado ya tendrás preparado tu chai o té con especias ayurvédico. Para tomarlo, utiliza las tazas de té tradicionales que suelen utilizarse en la India. Éstas son pequeñas tazas de porcelana adornadas con motivos florales que ayudan a conservar el calor de la bebida. Disfrútala y llénate de energía. Siente cómo los beneficios del Ayurveda entran poco a poco en ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *