Ayurveda

El neem

Azadirachta indica. Ése es el nombre científico de un árbol que en Latinoamérica se conoce como nim, margosa o lila india y que, nombrado como neem, aparece nombrado en múltiples ocasiones en la literatura ayurvédica.

Resistente a la sequía, con una altura que puede alcanzar entre 15 y 20 metros de altura, con amplio ramaje y abundante follaje (aunque en circunstancias extremas puede deshojarse completamente), el neem se cría en zonas tropicales o parecidas al clima tropical de Asia, África, América, Australia, etc. De este árbol se utilizan todas sus partes. La corteza, las frutas, las hojas, las semillas y el aceite que se extrae de ellas son aprovechadas. No en vano, el neem figura en “El yoga de las hierbas” como un poderoso purificador sanguíneo y uno desintoxicador de gran importancia en la cultura ayurvédica.

Indicaciones del neem

Veamos cuáles serían los usos primordiales de cada una de las diferentes partes del neem:

  • Aceite. Si se muelen en frío las semillas del neem se puede obtener un aceite muy útil para tratar problemas de la piel y para actuar como anti-inflamatorio. Con el extracto de semilla de neem se fabrica también un jabón corporal muy útil para aliviar picores y reducir la rojez de las lesiones cutáneas.
  • Corteza. La corteza del neem, con propiedades astringentes y sabor a la vez amargo y refrescante, sirve para combatir el cansancio, la fiebre, la tos y los parásitos intestinales. También es utilizada como cicatrizante y para aliviar los vómitos y la sed excesiva. La corteza del neem sirve también, al igual que el aceite, para tratar problemas de la piel y en algunos casos se utiliza para recuperar el apetito.
  • Flores. Astringentes, anti-inflamatorias y no tóxicas, las flores del neem sirven para luchar contra la tos y apaciguar Pitta y Kapha.
  • Frutas. Purgantes y amargas, las flores del neem son apreciadas en la medicina ayurvédica por sus propiedades anti-inflamatorias y anti-hemorroidales.
  • Hojas. La medicina ayurvédica viene utilizando desde hace siglos las hojas del neem como un gran remedio contra los dolores neuro musculares. Las hojas de neem sirven para eliminar toxinas, purificar la sangre y neutralizar los radicales libres. También se usan para aliviar los problemas oculares y para curar las picaduras venenosas de los insectos.
  • Semillas. Las propiedades anti-inflamatorias, anti-lepróticas y anti-venenosas de las semillas de neem hacen de ellas un elemento de gran importancia de la medicina ayurvédica.

Entre las indicaciones más importantes del neem figuran las siguientes: eccemas, soriasis, hongos, urticaria, fiebre, malaria, parásitos intestinales, diabetes, vómitos, tumores, úlceras, obesidad, ictericia, reumatismo, pedorrea, flemones bucales, artritis…

Una de las propiedades que tradicionalmente se ha asociado al neem es la del fortalecimiento del sistema inmunológico. Según vienen demostrando algunos estudios, el neem aumenta la capacidad del organismo para eliminar virus y bacterias gracias a su alta concentración de polisacáridos. Al mismo tiempo, el neem, que es un buen remedio contra el resfriado común, incrementa el número de leucocitos y activa las células NK. Esta función como fortalecedor del sistema inmunológico ha hecho que muchas personas defensoras de la medicina ayurvédica vean en el neem una planta muy interesante para prevenir el SIDA y algunas formas de cáncer.

El neem también se considera un producto que ayuda a incrementar los niveles de serotonina en el cuerpo y, por tanto, una planta de gran interés para luchar contra la depresión, la ansiedad o el estrés.

Otra de las aplicaciones del neem en la medicina ayurvédica tiene que ver con la profilaxis. El neem puede prevenir infecciones sexuales y, al mismo tiempo, reducir la fertilidad tanto de hombres (el neem tiene también funciones espermicidas) como de mujeres sin por ello afectar a la libido.

Los agricultores indios han utilizado tradicionalmente el neem como pesticida y como repelente de insectos (garrapatas y pulgas, por ejemplo).

Formas de tomar el neem

Para aplicarlo, el neem puede utilizarse de las siguientes maneras:

  • En polvo, mezclado con agua caliente.
  • En polvo prensado, adoptando forma de pastilla.
  • En forma de aceite para uso tópico.
  • Como pasta dentífrica. Hay que saber que el extracto de neem reduce los flemones, evita la formación de placas de sarro, actúa contra la inflamación de las encías y previene la aparición de la caries. Como bactericida es un excelente remedio contra la piorrea o la gingivitis. En medicina ayurvédica el neem es un elemento imprescindible para tratar todo tipo de enfermedades periodentales y para el cuidado general de la boca.
  • Una mezcla de polvo y agua, aplicada sobre una picadura de insecto o una mordedura de serpiente, puede servir para aliviar o disminuir los efectos secundarios provocados por ambos.

Contraindicaciones del neem

A la hora de consumir neem hay que tener en cuenta que su consumo no tiene que prolongarse durante demasiado tiempo. En caso de hacerlo, hígados y riñones podrían verse afectados.

El consumo de neem está contraindicado para los niños. El niño expuesto al consumo de neem puede sufrir vómitos, somnolencia, diarrea y convulsiones. En casos extremos, el uso de neem en niños puede provocarles pérdida de conciencia, coma o, incluso, la muerte.

El neem tampoco debería consumirse en caso de embarazo o si se desea tener un niño. En el primer caso podría causar un aborto; en el segundo, dificultar el embarazo.

El neem tampoco debería ser consumido por alguien que fuese a ser intervenido quirúrgicamente. El neem reduce los niveles de azúcar en sangre, lo que interferiría en sus niveles durante la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *