Cuando se habla del Yoga muchas personas suelen preguntarse: ¿para qué sirve? La respuesta a esta pregunta podría ser quilométrica. Y es que los beneficios del Yoga son muchos y muy variados. Para adelgazar, para la salud, para el hombre, para la mujer, en adolescentes, para la espalda, para la salud mental…

En este post vamos a hablarte de los múltiples beneficios preventivos y terapéuticos tanto físicos como mentales, tanto para el cuerpo como para la mente, que tiene esta milenaria disciplina.

Beneficios del Yoga

Beneficios para el cuerpo

¿Qué aporta esta disciplina a nuestro cuerpo? ¿Cuáles son sus beneficios físicos? Muchos. Entre ellos, vamos a destacar los siguientes:

  • Mejora la flexibilidad y la movilidad.
  • Alivia los dolores articulares y musculares.
  • Fortalece y tonifica los músculos.
  • Fortalece la columna vertebral.
  • Corrige los defectos posturales y alivia el dolor de espalda.
  • Mejora las condiciones músculo-esqueléticas, alivia los dolores de rodillas, las sobrecargas de hombros y cuello, la hiperlordosis y escoliosis.
  • Aumenta nuestra resistencia física.
  • Mejora nuestro equilibrio.
  • Estimula las glándulas del sistema endocrino y aumenta la respuesta inmune.
  • Mejora la digestión y disminuye el estreñimiento.
  • Mejora el sistema circulatorio y las condiciones del corazón.
  • Reduce el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre.
  • Mejora el sistema respiratorio.
  • Favorece la pérdida de peso. Son importantes los beneficios del Yoga para adelgazar.

Como vemos, los beneficios del Yoga para el cuerpo son muchos y muy variados. Pero las ventajas que se derivan de su práctica van mucho más allá de lo meramente físico. También afectan positivamente a lo mental. En el siguiente apartado vamos a verlo.

Los médicos occidentales y los científicos están descubriendo los beneficios adicionales de salud del Hatha Yoga. Los estudios han demostrado que puede aliviar los síntomas de varias enfermedades comunes y potencialmente mortales, como la artritis, arteriosclerosis, fatiga crónica, diabetes, sida, asma y obesidad. Muchos creen que incluso mantiene a raya a los estragos de la vejez.

Beneficios del Yoga para el cuerpo

Beneficios del Yoga para la salud mental

Realizar este tipo de prácticas implica gozar de una serie de beneficios mentales entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Aumenta la conciencia del cuerpo.
  • Alivia los patrones de estrés crónico.
  • Mejora el sueño.
  • Centra la atención.
  • Relaja la mente.
  • Agudiza la concentración.
  • Mejora los síntomas depresivos leves o moderados en los casos de depresión mayor.
  • Mejora el humor.
  • Favorece la memoria, el aprendizaje y la habilidad para resolver problemas.

Beneficios del Yoga para la salud mental

Beneficios del Hatha Yoga

Una de las corrientes más populares dentro esta disciplina milenaria es la del Hatha Yoga. Dentro de ella existen múltiples estilos. Muchos de ellos plantean una rutina de ejercicios que pueden ser realizados por personas de cualquier edad y que no solo sirven para mantenerse en forma. También sirven para desarrollar el equilibrio, la coordinación y el sentido de la centralidad.

Esos son solo algunos de los beneficios del Hatha Yoga como ejercicio físico. También sirve para dar energía al cuerpo y para redirigir la sangre y, con ella, el oxígeno, hacia los órganos internos y hacia los nervios.

El Hatha y este tipo de prácticas es muy diferente de otros tipos de ejercicio. Genera movimiento sin causar tensión y desequilibrios en el cuerpo. Cuando se practica correctamente, no tiene contraindicaciones. Cuando se hace con dedicación y buenos propósitos, el Hatha puede ser muy exigente. Es, sin embargo, una forma muy gratificante y beneficiosa de hacer ejercicio.

Si bien no es completamente aeróbico, involucra a casi todos los músculos del cuerpo y hace que el cuerpo funcione de una manera diferente y a menudo más pasiva. Dado que los miembros funcionan como los pesos libres, la resistencia es creada por el centro motor del cuerpo de la gravedad. Este fortalecimiento permite un incremento de la resistencia física.

A diferencia de las formas convencionales de ejercicio, tales como el levantamiento de pesas, caminar, andar en bicicleta o senderismo, el Hatha Yoga hace énfasis en la calidad del movimiento sobre la cantidad. Una práctica constante de esta disciplina puede aquietar la mente y refrescar el cuerpo, con lo que la salud, la relajación y la felicidad.

Beneficios del Yoga para adelgazar

Ejercicio beneficioso a cualquier edad

Sea cual sea su edad, esta modalidad de práctica yogui puede mejorar su estilo de vida … Además de ser divertido para los niños, aprenderla desarrolla la autodisciplina y puede mejorar su salud física y mental.

Entre los beneficios que aporta esta disciplina para los adolescentes hay que destacar que, además de los físicos, figura el de darles la fuerza interior para decir no a las influencias negativas.

Las personas mayores a menudo encuentran que los ejercicios y las asanas suaves les permite mantener la movilidad y pueden aliviar problemas como la artritis y la mala circulación.

Durante el embarazo, hacer Yoga promueve la buena salud de la madre y el feto. Además, las posturas colaboran en la tarea de hacer disminuir los efectos de problemas como el exceso de peso, el dolor de espalda y la depresión que en ocasiones va asociada al embarazo y, sobre todo, al tiempo post-parto.

La mayoría de las mujeres que practican esta disciplina encontrarán que gracias a ella podrán recuperarse de una forma más rápida y sencilla.

Aunque algunas asanas tienen que ser modificados durante el embarazo, su esencia se adapta perfectamente a este momento de la ampliación de la auto conciencia. El embarazo también es un muy buen momento para la meditación.

Todo el mundo puede beneficiarse de seguir una rutina regular del Yoga, ya que contrarresta muchos de los problemas sufridos en la vida moderna. Las asanas liberan las tensiones físicas causadas por la hora de sentarse, la respiración profunda da vitalidad al aumentar el suministro de oxígeno al cerebro y la meditación mejora la capacidad de concentración.

Tal y como vamos viendo, es fácil dar una respuesta a la pregunta “¿para qué sirve el Yoga?”. Como hemos visto, la lista de los beneficios derivados de su práctica es casi inacabable. Incluso es un buen complemento para los deportistas tanto amateurs como profesionales. A continuación vamos a explicaros por qué.

¿Para qué sirve el Yoga?

Beneficios para deportistas

La práctica de asanas es el complemento ideal para otras formas de ejercicio, especialmente al correr, el ciclismo y el entrenamiento de fuerza. las posturas de Yoga trabajan de forma sistemática los grupos musculares más importantes, incluyendo la espalda, el cuello y los hombros, los músculos abdominales profundos, la cadera y las nalgas e incluso los tobillos, los pies, las muñecas y las manos.

Por su propia naturaleza, las asanas afectan a los grupos de músculos mayores y menores, así como a los órganos. Aunque la mayor parte de posiciones no son de naturaleza aeróbica, realizan una gran labor pues favorece el envío de oxígeno a las células del organismo gracias a la práctica, durante las mismas, de la respiración profunda consciente.

Independientemente del deporte que se practique, la práctica de rutinas yogui puede ayudar a mejorar y complementar el rendimiento.

La mayoría de los deportes se basan en desarrollar fuerza muscular y resistencia, a menudo en áreas específicas del cuerpo. Esta disciplina basada principalmente en la adopción durante un determindo tiempo de determinadas posturas puede ayudar a controlar cualquier desequilibrio en el desarrollo muscular y permitirá a su cuerpo y su mente a funcionar más eficientemente.

Si nuestro cuerpo es flexible y elástico, seremos propensos a padecer lesiones deportivas.

Veamos algunos ejemplos de hasta qué punto el Yoga puede ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento en determinados deportes:

  • El esquí exige un especial estado de alerta mental, así como un buen equilibrio. Las asanas fortalecen los músculos, liberan la tensión física y mejoran la concentración y el equilibrio del esquiador.
  • Los jugadores de golf son propensos a desarrollar los músculos de un solo lado de su cuerpo y a hacerlo, por tanto, de forma irregular. Las asanas pueden ayudar a fortalecer las áreas débiles y a aliviar la tensión muscular. Las posturas de pie, además, ayudarán a mejorar el equilibrio y la flexibilidad muscular del golfista.
  • Las técnicas de respiración propias de esta disciplina ayudan a los nadadores a respirar de una forma relajada durante sus ejercicios y competiciones.
  • La espalda de los ciclistas sufre mucho a causa de la flexión de los mismos sobre el manillar. Al mantener esa postura durante largos períodos de tiempo, los ciclistas acostumbran a padecer contracturas en la espalda. Los estiramientos propios de la práctica yogui pueden servir para prevenir y curar dichas contracturas y agarrotamientos.
  • Los deportes de raqueta como el tenis implican a menudo el que deba realizarse un esfuerzo físico intenso. La práctica yogui puede ayudar a los tenistas a descansar y reponer sus energías tras sus extenuantes partidos. Tmabién ayuda a promover un pensamiento tranquilo y claro, incluso en aquellas situaciones en las que la competición exige una reacción rápida. Las asanas, además, ayudan a conseguir que las caderas y los hombros sean más flexibles.

Beneficios del Hatha Yoga

¿Cuándo se notan los beneficios del Yoga?

Sabidas las virtudes de las prácticas yoguis, hay muchas personas que se preguntan: ¿cuándo se notan los beneficios del Yoga?

Quien más quien menos desea obtener resultados inmediatos, pero hay que tener paciencia y, sobre todo, obtener una buena práctica. Este tipo de prácticas exigen compromiso y constancia, sobre todo si se va a practicar en casa, sin la guía de un monitor.

Hay que asumir también que no todos los beneficios se notan en el mismo plazo de tiempo. Los hay que se notan a corto o medio plazo y los hay que se hacen visibles a medio-largo plazo.

Para que vayan percibiéndose hay que insistir, insistir e insistir. Los primeros resultados suelen verse habitualmente cuando ha transcurrido un mes en el que se han realizado prácticas (bien realizadas) dos veces a la semana.

¿Cuándo se notan los beneficios del Yoga?