Guía de viaje a la India

Jyotirlingas: los 12 templos fálicos de Shiva

culto al lingam de Shiva

Tres son los dioses más importantes de la mitología hindú. Cada uno de ellos cumple una función y tiene unas características propias. Así, si Brahma es el creador y Vishnu el consevador, a Shiva le está reservado el papel de destructor. ¿Cuál es el dios más importante de esta trinidad? Depende. Dentro del hinduismo existen distintas ramas y cada una de ellas tiene su propia respuesta para esta pregunta.

Lógicamente, los fieles de la rama shivaísta del hinduismo colocan a Shiva por encima de Brahma y Vishnu en el orden de prelación de sus divinidades. Y lo hace basándose en una antigua leyenda que aparece referida en unos de los textos fundacionales de su fe. Según dicha leyenda, Brahma y VIshnu discutían un día sobre cuál de los dos era más importante. Shiva apareció para poner fin a la discusión. Apareciéndose como una columna de luz, propuso a la otras dos divinidades que encontraran el final de dicha columna. Al no poder hacerlo, Shiva quedó, para los shivaístas, como el dios más importante de la trinidad hindú.

A esa columna de luz bajo cuya forma se presentó Shiva se la conoce con el nombre de jyotirlinga, que quiere decir falo (‘lingam’) de luz (‘jyotir’). Desde entonces, a Shiva se le adora de dos formas: una humana (que incluye sus múltiples avatares o forma de presentarse ante los hombres) y una simbólico-fálica. Cuando se le adora así, Shiva es presentado como una columna de piedra que, habitualmente, aparece semienterrada en el yoni u órgano sexual femenino y que es considerada el símbolo de la energía masculina.

lingam de Shiva en el yoni

Por extensión se ha dado el nombre de jyotirlinga a aquellos templos en los que Shiva es adorado en forma de falo de piedra. De esos templos os vamos a hablar en este artículo.

Originalmente, los jyotirlingas eran más de sesenta, pero en la actualidad, y según reza la tradición, son solo 12 los jyotirlingas sagrados existentes. Según esa misma tradición, recitar por la mañana y por la noche los nombres de los doce templos fálicos de Shiva permite a los fieles librarse de sus pecados.
En cada uno de los jyotirlingas confluyen dos leyendas: la ya referida sobre el lingam de luz y otra que es propia de cada lugar y que tiene lugar con la relación de Shiva con cada una de las localidades en las que está ubicado cada jyotirlinga.

Los doce templos jyotirlinga

Veamos ahora cuáles son los doce templos jyotirlinga reconocidos por la tradición shivaísta.

Templo de Somnath

Situado en la localidad de Veraval, en la costa occidental del estado de Gujarat, a orillas del mar Arábigo, el templo de Somnath es uno de los más importantes de entre los jyotirlingas. En él se adora a Shiva como dios de la Luna. Se dice que este templo fue destruido y reconstruido en doce ocasiones.

jyotirlinga de Somnath

Templo de Kashi Vishwanath

Éste es uno de los templos más famosos e imporantes de los dedicados a Shiva. Su ubicación, después de todo, es privilegiada. El templo de Templo de Kashi Vishwanath se encuentra a orgillas del Ganges, el río sagrado por excelencia de la India, en la ciudad de Varanasi (Benarés).

En el lugar sagrado de este templo puede contemplarse un lingam hecho de piedra negra que está colocado sobre un altar cuadrado de plata.

Se dice que en este templo habita Shiva, que tiene una tarea fundamental que cumplir: la de preservar la ciudad de la destrucción total al final de cada era. Si has soñado con visitar este templo hindú dedicado al culto a Shiva, olvídate de él. El templo de Kashi Vishwanath solo puede ser visitado por los fieles hindús y, de hecho, ni tan siquiera puede ser fotografiado por los infieles.

Templo de Srisailam o Mallikarjuna

Este templo en honor de Shiva, muy antiguo se eleva sobre un lugar en el que, se dice, la diosa Amba adoptó forma de abeja para adorar a Shiva. Ese lugar está ubicado en el estado de Andhra Pradesh, en una colina que se alza a orillas del río Krishna, cerca de la localidad de Kurnool. Una de las características que hacen que este templo sea un templo especial es que los visitantes, al contrario que en otros templos, pueden tocar a la divinidad. Cerca de él se encuentra, además, una de las más importantes reservas de tigres de la India.

templo en el que adorar el lingam de Shiva

Templo de Mahakaleshwar

Si el poder tocar a la divinidad era la peculiaridad diferenciadora del jyotirlinga de Mallikarjuna, el estar orientado al sur es la característica original de este templo shivaísta. Ubicado en el estado de Mahia Pradesh, en la ciudad de Ujjain, antiguamente llamada Avanti y famosa entre griegos y romanos, el templo de Mahakaleshwar se emplaza en un espacio en el que, según se cuenta, moró el demonio Dooshana. Dooshana y sus huestes habían acudido al lugar para acabar con los hijos de un famoso brahmán. Shiva se apareció en su forma más terrible y calcinó a Dooshana con su mirada.

Templo de Nageshwar

Hay varias leyendas asociadas al origen del culto a Shiva en este templo. Una de ellas habla de una pareja de demonios, Daruka y Daroki, que, expulsados del lugar y desde el fondo del océano, mataban o secuestraban a los hombres que por allí pasaban. Un hombre llamado Supriya decidió orar al lingam y, al hacerlo, consiguió los favores de Shiva y evitó la muerte a manos de aquellos demonios. El templo de Nageshwar está situado en la localidad de Dwarka, en Guyarat.

imagen nocturna de templo de Shiva

Templo de Omkareshwar

Este templo está situado en el estado de Madhya Pradesh, en una isla situada en el curso del río Narmada. Se dice que la forma de dicha isla se asemeja al símbolo Om, que es la sílaba sagrada de Shiva.

Templo de Kedarnath

De entre todo los santuarios en los que se rinde culta al falo de Shiva, el templo de Kerdanath es el que se encuentra más alto, tanto en altitud como el latitud. Ubicado en el estado de Uttaranchal, en el Himalaya, a una altitud de más de 3.500 metros y junto al nacimiento del río Mandakini, este jyotirlinga se encuentra aislado durante gran parte del año debido a las fuertes nevadas de la zona. Situado cerca de un glaciar, en 2013 se libró por los pelos de un importante corrimiento de tierras que tuvo lugar en la zona y que arrasó por completo un pueblo cercano.

templo jyotirlinga

Templo de Rameswara

Si el templo de Kedarnath es el templo shivaísta ubicado más al norte de la India, el de Rameswara es el templo ubicado mas al sur, en el estado de Tamil Nadu y en la ciudad que da nombre al templo. La leyenda aocia este templo al regreso del rey Rama desde Sri Lanka. Dentro de eset jyotirlinga pueden contemplarse 22 fuentes sagradas. El agua de las mismas, según afirman los fieles, es medicinal. Otra de las peculiaridades que convierten a este templo de Shiva en un templo especial es que alberga dos lingams.

Templo de Bhimashankar

Este jyotorlinga está situado en el estado de Maharashtra y en un lugar mítico. Fue aquí donde, según la tradición shivaísta, Shiva asesinño al demonio Tripurasura. Ubicado en el nacimiento del río Bhima, la leyenda cuenta que fue el sudor de Shiva, al luchar contra Tripurasura, el origen del río. De hecho, se cuenta que la forma del río Bhima es, precisamente, la forma que adoptó el cuerpo de Shiva durante la batalla. Quienes visiten este templo en honor del lingam de Shiva podrán disfrutar de los destacados paisajes de la zona en que se halla ubicado este jyotirlinga, los montes Sahyadri, una cordillera que bordea la gran meseta india.

símbolo fálico del dios Shiva

Templo de Trimbakeshwar

Este templo, como muchos otros templos hindús, guarda estrecha relación con el origen mítico de un río. En este caso, el rio es el río Godavari, uno de los siete ríos sagrados de la India. El lingam adorado en este templo está cubierto con una máscara de plata y ubicado dentro de una corriente de agua.

Templo de Grishneshwar

Quienes visitan los templos excavados en la roca de Ellora pueden hacer una excursión al templo de Grishneshwar, pues este templo se encuentra cerca de aquellos. La leyenda asociada a este templo es muy hermosa: una mujer, añorando a su hijo muerto, adoraba a Shiva y sumergió un lingam representativo del dios en un estanque. Al sumergir el lingam, su hijo apareció milagrosamente en el agua.

Templo de Vaidyanath

Ubicado al este de la India, en la ciudad de Dehogar, en el estado de Jharkhand, el templo de Vaidyanath se asocia, según la leyenda, a una historia de arrepentimiento: la del demonio Ravana.

Al hablar de demonios debemos entender que el demonio hindú tiene poco (o nada) que ver con el demonio cristiano. El demonio hindú es, en esencia, igual que un dios. Son, por decirlo de algún modo, razas semejantes. Eso sí: la ambición y el carácter violento son, generalmente, cualidades asociadas a los demonios. Aunque basta echar un vistazo a la mitología hindú y a sus infinitas historias para comprobar hasta qué punto los dioses no son ajenos a dichos sentimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *