Ayurveda

Plátanos y bananas en el Ayurveda

Es un lugar común recurrir a la manzana cuando se habla de lo buenas que son las frutas para la salud. “La manzana”, se dice, “es una de las frutas más sanas que existen”. Y, sin embargo, hay frutas más ricas en nutrientes que la manzana. Una de ellas es el plátano. El plátano tiene cuatro veces más proteínas que la manzana, tres veces más fósforo, cinco veces más vitamina A y hierro y el doble del resto de vitaminas y minerales. Al mismo tiempo, el plátano es muy rico en potasio.

La presencia en el plátano de todos estos nutrientes hace que para Ayurveda sea una fruta esencial, un alimento muy valorado por su alto poder nutritivo y por la presencia en él de tres azúcares naturales (fructosa, glucosa y sucrosa) combinados con fibra. Esa combinación convierte al plátano en un alimento ideal para proporcionarnos energía en un momento puntual en el que notemos falta de ella y para que esa energía se mantenga de un modo sostenido.

Beneficios de la banana y el plátano

Parecida al plátano (ambas son frutas de la misma familia) es la banana. Menos dulce que aquél, algo más seca y con una textura más harinosa debido a su composición en carbohidratos, azúcares solubles y sacarosa, la banana tiene una pulpa con un color menos amarillento que la del plátano, es más larga y pesa más.

Si comparamos ambas frutas y sus componentes nutricionales, comprobaremos que la banana tiene menos potasio que el plátano pero más almidón y calcio. Plátano y banana, cada una con sus características propias, están indicadas contra una serie de enfermedades y trastornos. Entre dichas enfermedades y trastornos podemos destacar las siguientes:

  • Depresión. Plátanos y bananas poseen triptófano, un tipo de proteína que el cuerpo acaba convirtiendo en serotonina. Los bajos índices de serotonina son uno de los posibles causantes de la depresión. Al elevar los niveles de serotonina, luchamos contra aquélla. No hay que olvidar que la serotonina, entre otras funciones, cumple con la de relajar a las personas y mejorar su humor.
  • Síndrome premenstrual.
  • Anemia. El plátano es rico en hierro orgánico, mineral que, entre otras funciones, estimula la producción de hemoglobina.
  • Tensión arterial. Plátanos y bananas, (y en especial los primeros) son dos frutas, como hemos indiciado, ricas en potasio. Eso, unido al hecho que sean bajas en sodio, convierten a ambas frutas en alimentos muy indicados para equilibrar la tensión arterial.
  • Estreñimiento. La fibra presente en plátanos y bananas las convierten en frutas ideales para regular el tracto intestinal.
  • Ardor de estómago. Bananas y plátanos poseen un efecto antiácido que las convierten en frutas muy beneficiosas para aquellas personas que padecer ardor de estómago.
  • Picaduras de mosquitos u otros insectos. Frotar la zona de la piel en la que ha picado un mosquito u otro tipo de insecto con el interior de una piel de plátano o de banana ayuda a reducir la irritación y la inflamación producida por la picadura.
  • Nerviosismo. Las vitaminas B, muy presentes en plátanos y bananas, ayudan a calmar el sistema nervioso.
  • Tabaquismo. Hay estudios que han demostrado que, gracias a la presencia en bananas y plátanos, de las vitaminas B6 y B12 y de potasio, una y otra fruta son muy valoradas para aliviar el síndrome de falta de nicotina que experimenta la persona que intenta dejar de fumar.
  • Estrés. El potasio presente en plátanos y bananas cumple, entre otras funciones, las de normalizar el ritmo cardíaco, oxigenar el cerebro y regular el equilibrio hídrico del organismo.
  • Diabetes. Uno de los beneficios más valorados de bananas y plátanos es que ambas frutas ayudan a equilibrar los niveles de glucosa en la sangre. Eso, además, ayuda a evitar las náuseas matutinas.

Remedios ayurvédicos con banana

Ayurveda ensalza las virtudes de la banana como alimento que, más allá de sus virtudes afrodisíacas, nutre y da energía al tejido muscular, adiposo, reproductivo y nervioso. A la hora de hablar de las bananas y de la forma de ingerirlas, Ayurveda distingue entre dos tipos:

  • La banana verde, que es de sabor astringente y de efecto postdigestivo picante y que tiene los efectos de disminuir o equilibrar Pitta y Kapha y de incrementar Vata.
  • La banana madura, que es de sabor dulce y astringente y de efecto postdigestivo ácido. Quien consume banana madura, está provocando el equilibrio o disminución de Vata y el incremento de Pitta y, en especial, Kapha.

Según Ayurveda, tanto la banana verde como la madura deben comerse solas y sin mezclar ni con líquido alguno ni con otros alimentos (en el caso de que se sea adulto; sí se puede mezclar con leche, en forma de papilla, cuando vaya a ser ingerida por un niño). Ayurveda también desaconseja comerla por la noche o en aquellos casos en que se padezca fiebre, edema, vómito o se tenga tos húmeda (es decir: tos con moco).

Ayurveda propone también diversos remedios ayurvédicos elaborados a base de banana:

  • Si se desea preparar una papilla de banana a un niño deberá tomarse una banana o plátano verde. Una vez quitada la piel y cortada a trozos, se dejará que la banana se seque al sol. Una vez se haya secado la banana, se la reducirá a polvo para, de ese modo, mezclarla con la leche.
  • Si se tiene diarrea Ayurveda recomienda tomar una banana verde, cortarla a trocitos y mezclarla con una cucharadita de ghee y una pizca de jengibre en polvo. Tras ingerir esta mezcla debe dejarse pasar una hora para, después, tomar un vaso de agua tibia/caliente. Con este tratamiento ayurvédico estamos provocando la contracción de la membrana mucosa del intestino y, con ello, el alivio o fin de la diarrea.
  • Si se quiere luchar contra la hipoglicemia o los calambres corporales hay que mezclar trocitos de banana madura con ghee y cardamomo en polvo.
  • Si se padece estreñimiento o indigestión hay que comer entre una y tres bananas maduras entre comidas. Para potenciar este efecto antiestreñimiento de la banana, Ayurveda recomienda acompañarlas con ghee y cardamomo.
  • Para ayudar al crecimiento corporal o para, directamente, ganar peso, Ayurveda tiene una receta cargada de energía y basada en la combinación de 2 bananas, 5 higos y 5 dátiles. Una vez cortado todo ello a trocitos, añadiremos una cucharada de miel y una pizca de jengibre en polvo.
  • Si se padece ardor de orina, comeremos entre comidas una o dos bananas maduras mezcladas con un poco de comino en polvo.
  • Quienes padezcan un proceso de tos seca o tos que vaya acompañada de dolor pectoral deben comer, 2 o 3 veces al día, una banana acompañada de una cucharadita de miel y una pizca de pimienta.

Como vemos, y más allá de si se padece o no algún tipo de trastorno, son muchas las ventajas de incluir en la dieta y de una manera regular plátanos y bananas. Si deseas seguir las recomendaciones de Ayurveda para disfrutar de una alimentación sana y equilibrada, no olvides, a la hora de la compra, incluir en tu cesta de la compra alguna de estas frutas. Tu salud te lo agradecerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *