Yoga

Postura del canguro extendida

postura del canguro extendida

En nuestro artículo de hoy de nuestra sección de Yoga vamos a hablar de una postura de Yoga en la que el equilibrio desempeña un papel primordial y que recibe del nombre de postura del canguro extendida.

Esta asana recibe en sánscrito un nombre que, como todas las palabras de esta lengua destinadas a nombrar una postura de Yoga, sirve muy bien para describirla. El nombre sánscrito de la postura del canguro extendida es Utthita Hasta Padangusthasana. Sabiendo que asana significa postura, vamos a analizar los otros componentes de la palabra para saber de una manera aproximada de qué tipo de asana estamos hablando.

Si Utthita significa extendida, Hasta significa mano, Pada significa pie y Hangusta significa dedo gordo, Utthita Hasta Padangusthasana significará “postura de la mano extendida hasta el dedo gordo del pie”.

Así, simplemente conociendo el nombre de la postura podemos imaginar la postura del canguro extendida, una asana que fundamentalmente sirve para tomar conciencia de nuestro cuerpo y para desarrollar el sentido del equilibrio.

Beneficios de la postura del canguro extendido

Entre los beneficios de esta postura de Yoga de pie podemos destacar los siguientes:

  • Fortalece las piernas y los tobillos.
  • Aumenta la movilidad y mejora nuestro sentido del equilibrio, aportándonos estabilidad y, con ella, serenidad.
  • Trabaja la fortaleza tanto de las piernas como de nuestra musculatura abdominal.
  • Estira la parte posterior de las piernas.
  • Ayuda a reducir la grasa tanto en los glúteos y los muslos como en la parte baja del vientre.
  • Alivia dolores de espalda y ciática.
  • Alivia dolores menstruales.
  • Incrementa la circulación sanguínea tanto en las extremidades inferiores como en el área pélvica, por lo que resulta muy útil para todas aquellas personas que trabajan de pie.

Como la mayor parte de las posturas de Yoga, la postura del canguro extendida es apta para casi todo tipo de personas. Sólo aquéllas que padezcan lesiones de tobillo o problemas de columna crónicos deberán abstenerse de realizar esta asana. También deberían evitarla, al igual que sucede con otras posturas, quien padezca dolor de cabeza o tenga tendencia a padecer hipertensión.

Pasos para realizar la postura del canguro extendida

Una vez conocidos los beneficios y las contraindicaciones de esta asana de Yoga, ha llegado la hora de saber qué pasos debemos seguir para ejecutarla. Para realizar la postura del canguro extendida deben seguirse los siguientes pasos:

  1. Comenzaremos la asana de pie, adoptando la postura de Tadasana o postura de la Montaña, de la que ya hemos hablado en esta web. Una vez adoptada dicha postura, una de las más básicas del Yoga, miraremos al frente y fijaremos nuestra mirada en un punto respirando profundamente y procurando centrar nuestra mente en lo que estamos haciendo, olvidándonos de todo lo que no tenga que ver con la ejecución de la postura.
  2. Inspiraremos profundamente y, al hacerlo, colocaremos la mano izquierda en la cintura y asentaremos la pierna izquierda en el suelo. Tras hacerlo, levantaremos la pierna derecha y agarraremos bien el dedo gordo del pie derecho con los dedos índices, corazón y pulgar de la mano derecha.
  3. Una vez sujeto el dedo gordo del pie, levantaremos la pierna hasta donde podamos mientras sujetamos firmemente del dedo gordo del pie y, al mismo tiempo, mantenemos bien asentada la pierna izquierda en el suelo.
  4. Mientras se hace todo el movimiento anterior, deberemos enderezar las piernas para, sin perder el equilibrio, abrir el pecho y estirar la columna vertebral para que forme una línea perpendicular al suelo mientras fijamos nuestra mirada en el dedo gordo del pie.

Una vez hayamos adoptado la postura del canguro extendida, la mantendremos durante unos 20 segundos. Cuando haya transcurrido ese tiempo, repetiremos la postura, esta vez con la otra pierna.

La persona que se esté iniciando en la práctica del Yoga puede tener dificultades a la hora de realizar esta asana. Para ejercitarse y adiestrar el cuerpo a la realización de la misma puede ser de utilidad, por ejemplo, el levantar la rodilla, mantenerla pegada al cuerpo y realizar cinco respiraciones. Esto servirá para practicar el equilibrio antes de realizar una postura como la asana del canguro extendida, en la que, como hemos dicho, el equilibrio es fundamental.

Otra opción a mano de los principiantes que quieran entrenar para realizar la postura del canguro extendida consiste en utilizar el apoyo de una pared o una silla para, contando con él, subir poco a poco la pierna a una altura cada vez mayor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *