Guía de viaje a la India

Pushkar: universo de colores a orillas de un lago

Pushkar

Flor de loto azul. Esto es exactamente lo que significa Pushkar. Pushkar es una ciudad del estado de Rayastán. Es decir: está ubicada al oeste del país y relativamente cerca de Jaipur, la capital del Estado.

Los hindús atribuyen un origen mitológico a Pushkar. Según la mitología, los dioses dejaron libre un cisne que volaba con una flor de loto en el pico. El lugar en el que cayó esa flor de loto se convirtió en un lago que recibió el nombre de Pushkar y fue ahí, precisamente, donde creció la que hoy está considerada uno de los cinco dhams o lugares sagrados de peregrinaje para los fieles hinduistas.

Esta ciudad santa es una de las ciudades más antiguas de la India. Ubicada a orillas del lago Pushkar, a las aguas de este lago considerado de agua bendita se asoman los alrededor de 400 templos que se yerguen junto a sus orillas.

Mucho de estos templos, importantes sin duda desde el punto de vista religioso, carecen de importancia histórica, ya que fueron construidos, en su gran mayoría, no hace demasiado tiempo. Y es que las conquistas llevadas a cabo por los musulmanes en el territorio de Pushkar supuso la destrucción de muchos de los templos hinduistas existentes anteriormente en la zona.

Templo de Brahma

De entre todos los templos existentes en Pushkar, el más importante sin duda es el Templo de Brahma. Existiendo muy pocos templos dedicados a Brahma en todo el mundo, el de Pushkar, sin duda, adquiere una gran relevancia, máxime teniendo en cuenta que este templo data del siglo XIV.

Brahma está asociado directa y firmemente, según las creencias hinduistas, a la propia historia de Pushkar. No en vano se considera que Brahma pasó en las tierras de Pushkar nada más y nada menos que 60.000 años y que todo ese tiempo no fue más sino un tiempo de espera para poder contemplar juntos a Krishna y a Radha, la divina pareja de dioses de la mitología hinduista.

Visitar el templo de Brahma implica disfrutar del espectáculo de ver cómo una legión de hombres santos y peregrinos se dirigen a él para rendir culto a su dios tras haberse bañado en el lago sagrado de Pushkar. Construido principalmente con piedra y mármol, los fieles hinduistas pueden rendir culto en este templo a Brahma y a Gayatri, su consorte.

Lago de Pushkar

Como hemos dicho anteriormente, la mitología hinduista atribuye el origen de este lago a la caída de la flor de loto que un cisne liberado por los dioses llevaba en el pico. Considerado por los fieles un lago sagrado, éstos acuden a él para limpiar con sus aguas sus pecados. Al mismo tiempo, se considera que las aguas del lago de Pushkar poseen propiedades medicinales y curativas.

El que las aguas del lago de Pushkar sean consideradas curativas y medicinales es, también, fruto de una leyenda. Según ésta, un monarca rajput del siglo IX llegó a orillas del lago persiguiendo a un jabalí blanco. Este monarca, que padecía vitíligo, vio como se curaba al meter la mano en el agua del lago. El que se corriera la voz de este acontecimiento de carácter religioso convirtió al lago de Pushkar en un lugar de peregrinación. A él empezaron a acudir los fieles para tomar sus baños sagrados, tan propios del hinduismo.

ghats de Pushkar

En la actualidad, el lago de Pushkar está rodeado de 52 ghats, esas escalinatas de piedra que los fieles utilizan para descender a la orilla del río y sumergirse en sus aguas. En las orillas del lago de Pushkar suelen acumularse aparentes fieles que ofrecen a los turistas flores para realizar ofrendas rituales en las aguas del lago. Nuestro consejo es que se rechacen esas flores pues, en muchos casos, quienes ofrecen estas flores intentan, a posteriori, cobrárselas a un alto precio.

Alrededor del lago discurre la calle principal del Pushkar. Es en esa calle donde se encuentra el bazar y donde se puede disfrutar de una nutrida oferta de restaurantes, talleres, tiendas (en su mayor parte de ropa) y vendedores ambulantes. De esta calle central surgen un sinfín de calles menores propicias para el paseo y para descubrir un abigarrado paisaje en el que se mezclan viejas casas, templos y, por supuestos, animales callejeros como pueden ser las vacas, los monos o los perros.

Feria del camello

Si hay un momento idóneo para visitar Pushkar ése es cuando se celebra la llamada Feria del Camello, una tradición muy arraigada en Rajastán y que en Pushkar adquiere un colorido especial, habiéndose convertido en toda una atracción turística.

Durante muchos años, el camello fue un protagonista económico de primer orden en este estado de la India. Decorados elaboradamente para bodas y otros rituales, los camellos aportaban leche y cuero, y servían para transportar todo tipo de mercancías.

feria del camello de Pushkar

Programada para coincidir con la luna llena o Kartik Purnima, la feria del camello de Pushkar es, sin duda, un espectáculo lleno de colorido y exotismo que hace que en una ciudad de poco más de 15.000 habitantes lleguen a convivir cerca de 250.000 personas y un número de camellos que ronda la cifra de 11.000.

Pushkar está fácilmente comunicada con Ajmer tanto por autobús como por ferrocarril. Ajmer, con su algo más de medio millón de habitantes, es una de las grandes ciudades del estado de Rajastán y está ubicada a sólo 11 km de Pushkar. Por su parte, el aeropuerto más cercano a Pushkar se encuentra en Jaipur. El recorrido en automóvil desde Jaipur hasta Pushkar dura entre 3 y 4 horas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *