Ayurveda

Tipos de piel según el Ayurveda

pieles según el Ayurveda

Como resumen de todos nuestros atributos vitales que son, los doshas determinan también cómo es nuestra piel. Conociendo las características de la misma, sabremos cómo cuidarla, cómo nutrirla y, fundamentalmente, cómo mantenerla en equilibrio.

Hablar de Ayurveda es, siempre, hablar de equilibrio. El objetivo principal de la medicina ayurvédica es, siempre, conseguir que el cuerpo sea el reino en el que todo se mantenga en equilibrio. Así, lo importante en Ayurveda y también en el cuidado de la piel desde una perspectiva ayurvédica será en todo momento procurar el equilibrio entre lo seco y lo húmedo, lo caliente y lo frío o lo ácido y lo alcalino.

La piel debe ser entendida como un órgano. Así la conciben los científicos y así es entendida también desde una perspectiva ayurvédica. Como órgano que es, nuestra piel no permanece inalterable a lo largo del tiempo, sino que va cambiando. Los agentes externos y, sobre todo, nuestra alimentación y nuestra forma de cuidarla hacen que sea así.

En Ayurveda se presta mucha atención a la piel. No en vano, el aspecto de nuestra piel puede servir para diagnosticar otro tipo de desequilibrios o enfermedades que puedan afectar a nuestra salud y que se encuentren más o menos ocultos.

Según Ayurveda podemos encontrar tres tipos básicos de piel, cada uno de ellos asociado a uno de los tres doshas. Así, Ayurveda distingue entre el tipo de piel Vata dosha, la piel Kapha dosha y la piel Pitta dosha. Junto a estos tres tipos de piel según Ayurveda podemos encontrar otros tipos de pieles a los que podríamos llamar pieles mixtas. Éstas serían las pieles Vata-Pitta, Kapha-Pitta y Vata-Kapha.

¿Cuáles serían las características básicas de cada uno de los tres tipos de pieles que distingue Ayurveda? Las que os vamos a exponer a continuación.

Piel Vata dosha

El dosha Vata está relacionado directamente con el concepto de energía en movimiento. Por eso cuando se habla de él se habla del aire. Este tipo de piel según Ayurveda se caracteriza por ser seca, fina y fría al tacto.

La piel Vata es una piel que, vulnerable ante el viento y ante el ambiente frío, se deshidrata con suma facilidad, por lo que tiende a mostrar, antes que los demás tipos de piel, los síntomas y los signos del envejecimiento. Muy probablemente, la persona que tiene una piel muy arrugada es una persona con un tipo de piel Vata.

La piel Vata es un tipo de piel que tiende a mostrar manchas y poca luminosidad. Todo ello es fruto, en gran medida, de la mala circulación sanguínea. Para equilibrar la piel Vata, nada mejor que mejorar la alimentación.

Siendo un tipo de piel según Ayurveda que se deshidrata con mucha facilidad, la hidratación será, pues, el principal objetivo a la hora de cuidar la piel Vata. El aceite de coco, de almendras, de sésamo o de oliva, así como la miel o la mantequilla de karité, son buenos productos para hidratar este tipo de piel.

Entre las rutinas alimenticias que debe seguir una persona a la hora de cuidar este tipo de piel según el Ayurveda podemos distinguir las siguientes:

  • Evitar comidas secas y frías como ensaladas o batidos.
  • Incorporar a la dieta verduras salteadas, cremas de verduras y sopas.
  • Utilizar especias como la pimienta negra, el jengibre, el cardamomo, el comino o la canela.
  • Evitar especias que proporcionen demasiado calor como la cayena.
  • Evitar las comidas fritas.
  • Comer higos, dátiles, sandía, mangos y ciruelas.
  • Potenciar en la dieta la inclusión de alimentos que tengan sabores agrios, dulces y salados. Entre dichos alimentos podemos destacar los lácteos, los tomates, los quesos, el atún, el apio y las frutas citadas anteriormente.

Finalmente, la persona que tenga este tipo de piel según Ayurveda deberá evitar el consumo de cafeína y alcohol, así como el de nicotina.

Piel Pitta dosha

Del mismo modo que el dosha Vata está relacionado con el concepto de energía en movimiento, el dosha Pitta lo está con la transformación y los cambios. Si el primero estaba simbolizado y guardaba relación con el aire, éste que nos ocupa ahora la guarda con el fuego.

¿Cómo es la piel Pitta según Ayurveda? Este tipo de piel según Ayurveda tiene las siguientes características:

  • Se quema fácilmente con el sol debido a que es un tipo de piel muy fotosensible.
  • Acostumbra a padecer acné o granitos.
  • Puede presentar reacciones alérgicas ante determinados productos cosméticos que contengan determinados ingredientes químicos.
  • Suele presentar un aspecto rojizo.
  • No suele reaccionar bien ante el calor.

Para cuidar este tipo de piel según Ayurveda hay que protegerla del sol, lavarla con agua templada o, mejor aún, fría, y aplicar aceites esenciales que sirvan para refrescarla. Para actuar sobre este tipo de piel ayurvédicamente sirviéndonos de la alimentación eliminaremos todo tipo de comida que sirva para sobrecalentar el cuerpo (picantes, fermentadas, saladas, aceitosas, etc.), beberemos agua fresca de manera regular, comeremos frutas que, como la uva, la piña, las cerezas o los kiwis, combinen sabores agrios y dulces, y potenciaremos la ingesta de alimentos que, de un modo u otro, ayuden a enfriar nuestro organismo. Entre estos alimentos podemos distinguir la sandía, las peras, el calabacín o el pepino.

La persona que tenga este tipo de piel según el Ayurveda deberá, también, evitar alimentos ácidos y deberá optar por el uso de cosméticos naturales para, de ese modo, poder evitar las posibles reacciones alérgicas provocadas por algunos cosméticos químicos.

Piel Kapha dosha

Si Vata es el dosha del aire y Pitta el del fuego, Kapha lo es de la tierra. Se considera, entre los tres doshas, un dosha cohesionador. La piel Kapha es una piel gruesa y grasa, que tiende a mostrar los poros abiertos y que, tolerando bien el sol, suele mostrar pocas arrugas.

La piel Kapha es una piel resistente, una piel fuerte que se protege perfectamente de los efectos del sol y del medio ambiente. Eso sí: su desequilibrio hace que acumule más toxinas y que tienda a mostrar sus poros obstruidos. Para equilibrarla hay que prestar gran atención a su limpieza y a controlar el exceso de grasa. Para ello es necesario exfoliarla con productos naturales una vez a la semana e hidratarla con cremas ligeras.

Para cuidar este tipo de piel según el Ayurveda hay que evitar el consumo de carnes rojas, lácteos, grasas y postres demasiado dulces. Una comida caliente o templada que incorpore picantes (jengibre, ajo, chili, guindillas, etc.) servirá para acelerar el metabolismo, algo fundamental teniendo en cuenta que Kapha tiene, de entre todos los doshas, el metabolismo más lento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =