Ayurveda

Dieta ayurvédica para verano

Ya lo tenemos aquí. Por entre las llamas de las hogueras de San Juan asoma el rostro el verano y nosotros, sabedores de que cualquier cambio estacional implica siempre un cambio de las rutinas diarias, nos planteamos qué variaciones debemos introducir en nuestra alimentación ayurvédica para mantener nuestro equilibrio corporal.

Ayurveda tiene un principio básico: lo semejante incrementa lo semejante y las fuerzas contrarias sirven para curar lo que, por abuso en el consumo de alimentos del mismo tipo, se ha desequilibrado. Es decir: para conseguir equilibrarnos corporalmente debemos contrarrestar el calor propio de la estación o, cuanto menos, no aumentarlo. O sea: que hay que evitar las comidas demasiado calientes, los picantes, los ácidos y los salados.

La subida de las temperaturas en verano actúa sobre nuestro organismo incrementando el dosha Pitta. Las personas con predominio de este dosha deben cuidarse especialmente, ya que un desequilibrio (por incremento) del mismo puede dar lugar a diarreas, ardores de estómago, quemaduras solares, sofocos, cansancio, acné y otros tipos de erupciones cutáneas.

Al mismo tiempo, el aumento de temperatura propio de la estación estival puede actuar negativamente sobre nuestras emociones. La ira y la impaciencia se incrementan en verano y, según algunas estadísticas, los crímenes y otros delitos violentos también aumentan.

Alimentos recomendados para verano

Por regla general, el propio cuerpo, que es sabio, tiende a demandar el tipo de alimento que le va a hacer sentirse mejor. A pesar de ello vamos a darte aquí cuatro consejos básicos para que sepas llevar una adecuada dieta ayurvédica para verano.

  • Introduce en tu dieta ayurvédica para verano una mayor cantidad de alimentos dulces. Al hablar de alimentos dulces no nos estamos refiriendo a pasteles y golosinas. El arroz basmati, el pan y las frutas maduras podrían ser buenos alimentos para verano.
  • Introduce en tu dieta alimentos astringentes y amargos.
  • Aumenta la ingesta de platos ligeros que cuenten entre sus ingredientes con calabaza, calabacín, pepino, espárragos frescos, brócoli, coliflor, ensaladas, trigo, ghee, queso fresco, aceite de oliva o coco, hierbas y especias como la hierbabuena, la menta, el cilantro, el hinojo, el romero, la cúrcuma o el jengibre fresco, el cardamomo, la canela y el azafrán.
  • Come raciones más pequeñas e incrementa el número de veces que comes al día. 5 o 6 veces puede ser un buen número siempre que los platos ingeridos cada vez sean moderados.
  • Ingiere platos fríos como el gazpacho.

Alimentos tabú en verano

A la hora de mantener una adecuada dieta ayurvédica para verano hay que saber qué alimentos debemos erradicar de nuestra dieta o, cuanto menos, debemos consumir en menores cantidades. Entre esos alimentos encontramos los siguientes:

  • Alimentos salados, ácidos y calientes.
  • Berenjena, rábanos, remolacha y tomates.
  • Centeno, maíz, mijo y trigo sarraceno.
  • Frutas ácidas y no maduras.
  • Especias picantes (anís, chile, clavos o comino).
  • Sal y vinagre.
  • Fritos y grasas.
  • Carnes rojas.
  • Alcohol.

Bebidas ayurvédicas para verano

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta si queremos mantener una adecuada dieta ayurvédica para verano es saber qué podemos beber y qué no. El hecho de que en verano transpiremos más nos obliga a incrementar el consumo de líquidos. Eso sí, hay que tener siempre presente qué bebidas tomamos y cómo lo hacemos si queremos respetar los principios de Ayurveda y, así, equilibrar nuestros doshas y nuestro organismo.

Respecto a las bebidas de verano de la dieta ayurvédica, y más allá de la recomendación, siempre sana, de beber agua, hay que saber lo siguiente:

  • No se deberían consumir bebidas recién salidas de la nevera o con hielo. ¿Por qué? Porque el exceso de frío en la bebida debilita el fuego digestivo y, aunque al principio pueda sentirse frescor, pasada esa primera sensación se incrementa la temperatura corporal.
  • Evitar bebidas que, como el alcohol, el té negro o el café, agraven Pitta, el dosha más sensible a la llegada del verano y el que más tiende a desequilibrarse con él.
  • Consume infusiones de menta y limón con un poco de azúcar si deseas combatir el calor.
  • Consume lassi dulce. El lassi, además de ser una bebida muy refrescante, también sirve para calmar el aparato gastrointestinal.
  • Consume tés de hierbas como el hinojo, la melisa, la menta, el regaliz o la rosa.

Muchas personas que desean seguir una dieta ayurvédica para verano se preguntan si la cerveza fresca, tan habitual en nuestra cultura y tan presente en nuestro tiempo de ocio, tiene cabida en nuestra dieta ayurvédica para el verano. La respuesta es sí (siempre que, lógicamente, se consuma con moderación).

Otros consejos ayurvédicos para el verano

Junto a todas estas medidas que tienen que ver exclusivamente con la alimentación, Ayurveda proporciona también otra serie de consejos que deben servirnos para hacer más llevaderas las canículas veraniegas.

Esos consejos son los siguientes:

  • No exponerse durante demasiado tiempo a los rayos solares.
  • Protegerse la cabeza de alguna manera (sombrero, gorra, pañuelo…).
  • Si se practica algún tipo de actividad deportiva, hacerlo con calma y sin forzar en exceso. No hay que agotarse. Entre las actividades físicas más recomendables para verano figuran nadar y caminar al aire libre.
  • Realizar actividades de relajación (yoga, meditación, ejercicios respiratorios, etc.) para reducir la tendencia a la excitación o la irritación debida al calor.
  • Recibir masajes con aceite de coco o girasol. Dichos masajes no sólo servirán para refrescar la piel. También servirán para aliviar a aquella piel que tenga tendencia a sufrir irritaciones, picores, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *