Ayurveda

Mango: el rey de las frutas

Como muchas otras frutas tropicales, el mango es una planta originaria de la India que, merced al comercio internacional y a la acción de los conquistadores portugueses, llegó a América a través de Brasil. Para el Ayurveda, el mango, conocido en algunos lugares como el “melocotón de los trópicos”, es el rey de las frutas. De él existen unas cincuenta especies, no todas ellas comestibles. Todas esas especies, sin embargo, tienen algo en común: su alto contenido en agua.

El mango verde o no maduro es de sabor dulce y sirve para disminuir e equilibrar Vata y Pitta y para incrementar Kapha. El mango maduro, por su parte, tiene sabor ácido y astringente y disminuye o equilibra Vata y Kapha e incrementa Pitta.

El mango cumple en el cuerpo una función demulcente (protege las mucosas), diurética, refrigerante, lactagoga (estimula la producción de leche) y afrodisíaca.

Ayurveda

La mostaza en el Ayurveda: semillas y aceites

La mostaza es una planta herbácea cuyas semillas se utilizan como especia. Originaria (según se cree) de la región mediterránea, esta planta se ha naturalizado en buena parte del mundo y se cultiva de manera especial en la India, recolectándose a fines de verano.

La mostaza ha sido muy utilizada a lo largo de la historia. Aparece en la Biblia, por ejemplo. Fue utilizada en Egipto. Los griegos y los romanos especiaban carnes y pescados con ella. En el siglo IV ya se encontraron recetas en Francia en la que se utilizaba la mostaza como especia culinaria. Con los años, la mostaza se ha empleado para preparar verduras, ensaladas, carnes, salsas, huevos y platos a base de queso.

En la cocina hindú, las semillas de mostaza negra se utilizan de diversos modos, bien molidas en crudo para elaborar distintos tipos de curry, bien frías o tostadas con un poco de manteca. Pero, más allá del uso de las semillas de mostaza como ingrediente culinario, la mostaza negra puede utilizarse medicinalmente para, desde el punto de vista de Ayurveda, incrementar el dosha Pitta y disminuir los doshas Vata y Kapha y aprovechar algunas de sus virtudes médicas.

Ayurveda

Remedios ayurvédicos contra la alergia primaveral

Aunque las temperaturas han tardado en dar cuenta de su llegada, la primavera ya está aquí y, con ella, las alergias propias de esta estación. Ojos que pican, mucosidad constante, goteo nasal, dolor de cabeza, asma, malestar… son varios los síntomas que van íntimamente ligados a la alergia primaveral. Para Ayurveda, la alergia primaveral es consecuencia directa del desequilibrio del dosha kapha.

Las personas más proclives a padecer alergia primaveral son las personas con el dosa kapha, o sea, las personas que tienden a engordar, con buen apetito, bien formadas, con músculos fuertes y huesos fuertes y pesados y a las que les cuesta perder peso.

Que las personas kapha sean las más proclives a padecer alergias primaverales no quiere decir que las personas pitta o vata no pueda padecerlas también. Después de todo, las alergias no sólo son debidas a factores genéticos o de constitución. También pueden deberse a factores ambientales, emocionales y alimentarios. Después de todo, Ayurveda siempre ha destacado que una alimentación adecuada es fundamental para mantener un buen estado de salud. Una alimentación desajustada a las necesidades de cada dosha provocaría una incorrecta digestión de los alimentos y ésta una acumulación de toxinas que, finalmente, sería la responsable directa de la aparición de una enfermedad. Las alergias primaverales, como enfermedades que son, serían debidas, pues, y según Ayurveda, a la acumulación de toxinas o Ama.

Ayurveda

Consejos para mejorar el agni

Uno de los conceptos claves en Ayurveda es el de Agni o fuego digestivo. Como vimos en nuestro artículo “El Agni o fuego digestivo”, el Agni es el elemento que permite el que los alimentos que hemos ingerido acaben transformándose en los nutrientes que nuestro cuerpo precisa para cumplir sus funciones perfectamente. Así, una persona con el Agni débil es una persona con tendencia a enfermar. Por el contrario, una persona con un Agni fuerte es una persona en perfecto estado de salud.

La mayor o menor fortaleza del Agni depende en gran medida, y más allá de las características genéticas de cada cual, del tipo de alimentación que llevemos. Si nos alimentamos como es debido, absorberemos correctamente nuestros nutrientes. Así, para mantenernos sanos, resulta imprescindible mejorar el Agni. ¿Cómo? Siguiendo alguno de los consejos que vamos a recoger en este post.

Ayurveda

El tulsi en el Ayurveda

Igual que lo son el jengibre y la cúrcuma, alimentos de los que ya hemos hablado en este blog, el tulsi también es una de las plantas fundamentales del ayurveda.

Al tulsi se le suele llamar, también, albahaca sagrada (y también tulasi o thulasi) y se le atribuyen propiedades regeneradoras y espirituales. Los hindús ven en el tulsi a una manifestación de la diosa Lakshmi. La tradición dice que ninguna cantidad de oro puede superar el poder de Krishna, pero una sola hoja de tulsi colocada sobre la plataforma de la balanza y con devoción podría bastar para inclinar la balanza hacia ella.

Ayurveda

Dieta ayurvédica para verano

Ya lo tenemos aquí. Por entre las llamas de las hogueras de San Juan asoma el rostro el verano y nosotros, sabedores de que cualquier cambio estacional implica siempre un cambio de las rutinas diarias, nos planteamos qué variaciones debemos introducir en nuestra alimentación ayurvédica para mantener nuestro equilibrio corporal.

Ayurveda tiene un principio básico: lo semejante incrementa lo semejante y las fuerzas contrarias sirven para curar lo que, por abuso en el consumo de alimentos del mismo tipo, se ha desequilibrado. Es decir: para conseguir equilibrarnos corporalmente debemos contrarrestar el calor propio de la estación o, cuanto menos, no aumentarlo. O sea: que hay que evitar las comidas demasiado calientes, los picantes, los ácidos y los salados.

Ayurveda

Alimentos incompatibles en el Ayurveda

Los principios del Ayurveda lo dejan bien claro: el alimento puede ser medicina, pero también “veneno”. O, dicho de otro modo: el alimento puede ser muy beneficioso para nuestra salud, pero también muy perjudicial. El que sea medicina o que sea veneno dependerá del alimento en sí, de cuándo se come o de cómo y con qué otro alimento se combina.

La combinación de alimentos en la dieta Ayurvédica es fundamental para que ésta proporcione los resultados deseados. Una combinación inadecuada de los alimentos puede dar origen a toxinas y a gases y puede provocar que lo que se haya ingerido no se digiera bien.

Ayurveda

Especias y Doshas

La medicina Ayurveda sería inconcebible sin la existencia de tantas y tantas especias y hierbas aromáticas como se emplean en ella. Bien sean utilizadas en forma de infusión, bien en forma de crema, pomada, cataplasmas, etc., las especias y las hierbas aromáticas desempeñan en el Ayurveda una función capital.

Gracias a las hierbas aromáticas, la cocina ayurvédica potencia el sabor de las comidas, mejora la digestión, estimula el apetito y facilita la tarea excretora de nuestro cuerpo. Eso la convierte en un tipo de alimentación ideal para nuestro organismo. En este post vamos a ver qué especias le van bien a cada uno de los Doshas.

Ayurveda

Jengibre y Ayurveda

Al igual que el cardamomo y la cúrcuma, de los que ya hemos hablado en este espacio, el jengibre es una planta de la familia de las zingiberáceas. Cultivado en las zonas tropicales del sudeste asiático, el jengibre es una de esas especias que no pueden faltar en la cocina ayurvédica.

De la planta del jengibre se utiliza la raíz. Ésta, que se recoge cuando las hojas se han secado, se utiliza fresca, seca o en polvo. El jengibre seco acostumbra a utilizarse para Kapha, mientras el fresco está más indicado para Vata.

Ayurveda

Los alimentos y las Gunas

Los filósofos hindúes sostienen que la materia tiene tres cualidades o atributos fundamentales. A estos atributos fundamentales se les denomina Guna, concepto sánscrito que podríamos traducir por algo así como “lo que ata”. Esas tres cualidades fundamentales, presentes en todos los seres humanos, aunque en porcentajes diferentes en cada cual y en cada caso, son Sattva, Rajas y Tamas.

Cuando hablamos de Sattva estamos hablando de la inteligencia, hacedora principal del equilibrio. Rajas sería, por su parte, el atributo relacionado con la energía, con el cambio, con la actividad y la turbulencia. Este Guna es el responsable máximo de cualquier tipo de desequilibrio. Finalmente, Tamas es la cualidad de la sustancia, de la oscuridad, de la somnolencia. Tamas acarrea pérdida de percepción y es, en el fondo, un lastre que nos impide liberarnos de lo más material.

Lógicamente, lo más importante a la hora de mantener un buen estado de salud tanto físico como mental es potenciar, ante todo, el Guna Sattva. Para ello, nada como la meditación y, por supuesto, una buena alimentación. Ambos instrumentos, junto a la práctica del Yoga, servirán para calmar el Guna Rajas y para erradicar el Guna Tamas.

En este post queremos darte varias indicaciones sobre las dietas más adecuadas para cada Guna. No hace falta decir que de la dieta Tamas hay que huir como del Diablo. ¿Qué sentido tendría mantener una dieta que sólo serviría para potenciar en nosotros los atributos más negativos de nuestra naturaleza?