Guía de viaje a la India

Jaisalmer, la ciudad dorada

Jaisalmer

Basta acercarse a Jaisalmer para entender por qué se la llama la “ciudad dorada”. Ubicada en una colina de arenisca amarillenta, Jaisalmer parece brillar como el oro cuando la toca el sol. Cercana a la frontera de Pakistán, Jaisalmer, que más parece una ciudad de Oriente Medio que una de la India, comparte con el país vecino el desierto del Thar, que es uno de los atractivos turísticos de la ciudad. Hacer un recorrido en camello por este desierto al que también se conoce como el “gran desierto indio” es una de las actividades que suelen organizar las agencias de viajes que operan en la zona.

Junto a estas excursiones al desierto del Thar, Jaisalmer ofrece otra serie de atractivos turísticos a sus visitantes. Entre dichos atractivos se pueden destacar el fuerte que, desde lo alto, domina toda la ciudad, las callejuelas color dorado de la ciudad y las fachadas de sus havelis.

Los havelis son las casas tradicionales de la India y también del Nepal, Pakistán o Bangladesh. Estas casas se caracterizan, entre otras cosas, por poseer patios (chowk). La vida de la casa y los diferentes departamentos que forman ésta, se organizan alrededor de ese patio, que a la vez sirve de patio de luces y de fuente de ventilación para la casa, algo muy importante en una ciudad, como Jaislamer, en la que reina el tiempo cálido y seco. De entre todos los havelis existentes en Jaisalmer hay que destacar Patwa-Ki-Haveli, una edificación desde la que puede contemplarse una espectacular vista del fuerte. En el Patwa-Ki-Haveli pueden encontrarse paredes muy ornamentadas, preciosos balcones y coloridas cristaleras. En la actualidad, este haveli es un edificio gubernamental.

En verano, Jaisalmer tiene una temperatura media máxima de 42º y una mínima de 25º. En invierno, la temperatura desciende hasta los 23ºC de media de máxima y los 7ºC de media de baja. La mejor época para visitar Jaisalmer es entre octubre y febrero.

Debido a su ubicación, en plena ruta de comercio de las caravanas de camellos tanto de los comerciantes indios en particular como de los asiáticos en general, Jaisalmer se consideró durante siglos una ciudad estratégica. La ruta que enlazaba Asia central con Egipto, Persia, África, Arabia y el oeste pasaba por Jaisalmer y eso daba a la ciudad una importancia capital. Esa importancia disminuyó cuando se abrió el puerto marítimo de Bombay. La sustitución de las rutas terrestres por las rutas marítimas y el cierre de las rutas comerciales de las zonas del Indo tras la independencia de la India y su partición, hizo que Jaisalmer quedara completamente aislado de los puntos de mayor actividad económica del país, quedando, de alguna manera, estancada en el tiempo. Sólo los conflictos políticos entre India y Pakistán han servido para devolver a Jaisalmer parte de su antigua importancia estratégica. Ubicada como se halla tan cerca de la frontera pakistaní, el ejército indio encuentra en Jaisalmer un lugar ideal para abastecerse.

En la actualidad, y gracias a una buena política de promoción turística, Jaisalmer vive en gran medida del turismo. Los safaris en camello para descubrir el desierto en excursiones de tres o cuatro días son, como hemos indicado, algunas de las actividades más solicitadas. El ver atardecer o amanecer en el desierto y el dormir con él son actividades con gran atractivo turístico.

Fuerte de Jaisalmer

El fuerte es la construcción emblemática de la ciudad. En su interior puede disfrutarse de un muy interesante paseo por sus callejuelas. Si bien la entrada en el fuerte es gratuita, la que dan acceso al Palacio del Fuerte es de pago. En este palacio era donde, antiguamente, residía el marajá.

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 2013 junto a otros fuertes del Rajastán, en el interior del Fuerte de Jaisalmer pueden visitarse también hasta siete templos jainistas y dos hinduistas. El jainismo es una religión muy extendida en toda esta región. Para los jainistas, todos los seres vivos, sean animales o vegetales, tienen alma y todos tienen una importancia capital dentro del universo.

El principal problema al que debe enfrentarse el fuerte de Jaisalmer es el agua. El hecho de que se hayan construido muchas casas en su interior y de que dichas casas hayan hecho canalizaciones no siempre correctas ha empezado a debilitar los cimientos de este espectacular fuerte que en su tiempo sirvió para defender una ciudad tan estratégicamente importante como es Jaisalmer.

Excursiones al desierto del Thar

Como hemos indicado anteriormente, uno de los grandes atractivos turísticos de Jaisalmer radica en el poder disfrutar de una excursión al desierto. En todos los hoteles se oferta esta actividad que puede realizarse de diferentes maneras:

  • Hacer un recorrido en camello por el desierto de aproximadamente hora y media para dormir en el desierto (a la intemperie o en alguna especie de tienda de campaña) y desayunar allí.
  • Hacer un recorrido en camello por el desierto de aproximadamente hora y media para ver el atardecer, cenar allí y regresar a Jaisalmer.
  • Excursión en coche hasta el desierto, dar un pequeño paseo en camello, ver el atardecer en el desierto y regresar a Jaisalmer.

Otros atractivos turísticos

De entre los atractivos turísticos de Jaisalmer también podemos destacar los siguientes:

  • Salim Singh-Ki-Haveli. Este haveli fue construida en 1918, cuando Jaisalmer era la capital del reino. Esta construcción destaca por su originalidad, pues los dos pisos superiores son más anchos que los inferiores. Construido en piedra y sin cemento, este interesante edificio posee 40 balcones con pequeñas cúpulas en la parte superior de los mismos.
  • Nathmal-Ji-Ki-Haveli. Construido en 1885 para albergar la residencia del primer ministro, en este edificio podemos encontrar una llamativa fusión de los estilos islámico y rajput. La parte frontal posee tres alturas y la interior, dos. Al igual que sucede en otros havelis de Jaisalmer, la entrada de éste está flanqueada por dos elefantes de piedra.
  • Lago Gadsisar. Ubicado al sur de Jaisalmer, este tanque fue creado alrededor del año 1400 para, con el agua conservada en él, abastecer a toda la ciudad. En invierno, este lago se convierte en un lugar excepcional para observar aves migratorias. Pasear por él en alguna barca y visitar alguno de los templos que lo rodean pueden ser, también, magníficas actividades para aquella persona que desee visitar Jaisalmer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *