Guía de viaje a la India

Templo de la Orilla en Mahabalipuram

santuario a Shiva en Mahabalipuram

A 60 kilómetros al sur de Chennai (la antigua Madrás) se encuentra la población de Mahabalipuram. Asomada a la bahía de Bengala, esta población del estado de Tamil Nadú se precia de haber sido durante algunos siglos (en especial durante los siglos VII y VIII) uno de los puertos más concurridos de la India. Cerca del mar se encuentra uno de los templos de piedra más conocidos del país: el Templo de la Orilla.

Construido entre el año 700 y el 728 d. C., este templo recibe su nombre por hallarse donde se halla: justo al borde del mar, en un saliente de la orilla de la población de Mahabalipuram, y es un templo estructural construido todo él con bloques de granito.

Nombrado Patrimonio de la Humanidad por formar parte del conjunto de monumentos de Mahabalipuram, este templo tiene una estructura de 5 pisos, forma piramidal, mide alrededor de 18 metros de altura y está ubicado sobre una plataforma cuadrada de piedra granítica de 15 metros de lado. Frente a él, y actuando como porche, el viajero puede encontrar un templo más pequeño.

templo de piedra hindú

Santuarios del Templo de la Orilla

Este templo de Mahabalipuram consta de tres santurarios. Dos de los santuarios (el principal y el segundo en tamaño) están dedicados al dios Shiva y el otro, más pequeño, de techo plano y situado entre los otros dos, está dedicado a Visnú yacente. Según los estudios arqueológicos que se han realizado en este templo hindú, se cree que sobre ese techo plano del santuario dedicado a Visnú se hallaban una serie de canales que permitían llevar agua al interior del santuario.

Los santuarios dedicados a Shiva son de forma octogonal. La entrada en estos dos santuarios se realiza a través de una bóveda de cañón.

En el exterior de estos dos santuarios se pueden observar múltiples representaciones de ‘murtis’ (retratos, imágenes, iconos…) en nichos simples. Estos nichos, o bien son simples huecos en las paredes, o bien son están flanqueados por medias pilastras. En las partes externas de estos dos santuarios también pueden contemplarse unos aleros salientes hechos de yeso en los que se tallaron leones rugientes y ‘yalis’, unas criaturas propias de la mitología hindú. Dichos salientes, así como las tallas realizadas en sus esquinas y en sus pilastras, proyectan sobre las paredes del templo unas sombras que dan al templo un aire de mística irrealidad.

santuario a Shiva

Por su parte, tanto el muro exterior del santuario de Visnú como el lado interior del muro perimetral del templo están profusamente esculpidos y rematados con grandes esculturas del toro Nandi. Este toro, relacionado con las ideas de pureza, justicia y, sobre todo, fertilidad, está montado por Shiva y su esposa.

Deidades presentes en el Templo de la Orilla

Más allá de la representación de Shiva, en el Templo de la Orilla de Mahabalipuram podemos encontrar también una ‘garbha grija’. Con ese nombre se conoce a la parte más restringida, recóndita y oscura de un templo hindú. En la ‘garbha grija’ de este santuario hindú del sur de la India se halla un shiva-linga (esto es: un falo del dios Shiva). Este shiva-linga, realizado en basalto negro importado de otras regiones y que fue usado también en el remate de los templos, está parcialmente dañada.

En este santuario de Mahabalipuram puede contemplarse también una pequeña mandapa (una estructura exterior sostenida por pilares) que está rodeada por un muro exterior grueso y que deja un espacio (aunque estrecho) para que las personas puedan circular alrededor de él. En el interior de esta mandapa podemos contemplar una imagen de la serpiente Sesha Naga, sobre la que yace Visnú. Esta serpiente simboliza el conocimiento.

toros Nandi

Otra de las deidades hindú que también está presente en este templo de piedra de la India es la diosa Durgá. En este caso, la diosa aparece sentada en un león. Los arqueológos y estudiosos del templo apuntan que, muy probablemente, este león tuviese alojado en su pecho un pequeño altar.

En las entradas al santuario mayor, por su parte, pueden contemplarse los restos de ‘duara-palas’, figuras escultóricas que cumplen la función de guardianes.

El templo, que es todo un símbolo para la región, sirve de escenario privilegiado para la celebración del Festival de las Danzas. Este festival se celebra en Mahabalipuram todos los meses de enero y febrero.

Conservación del templo

El Templo de la Orilla de Mahabalipuram es un conjunto monumental en peligro. El viento que sopla en la región, cargado casi siempre de diminutas partículas de sal marina, afecta al granito del templo y hace que sus figuras se vayan desmoronando poco a poco.

Por si fuera poco, el monumento tuvo que hacer frente al tsunami que en 2004 asoló las costas de océano Índico. Aunque el conjunto resistió la embestida del mar, aquel impacto y que la piedra quedara completamente empapada de agua salada sirvió para acelerar el proceso de corrosión y erosión del templo y para que esa agua, filtrándose por las grietas, debilitara su estructura.

Por todos estos motivos, el Centro de Estudios Arqueológicos de India decidió emprender una urgente restauración de este monumento religioso hindú. Para ello se limpió el templo con agua destilada. Gracias a eso se pudieron eliminar de la piedra las partículas de sal adheridas a ella, así como las algas y el polvo.

Uno de los procedimientos empleados en la restauración de este monumento religioso de la India consistió en sumergir papel secante en agua destilada, triturarlo después y elaborar una pasta que se introducía en las grietas del monumento con el fin de desalinizar la estructura. Una vez realizada dicha desalinización, se buscó impermeabilizar las grietas de la estructura empleando para ello una base de silicona mezclada con una serie de productos químicos destinados a cumplir dicha función de impermeabilización y conservación de la piedra de este monumento Patrimonio de la Humanidad.

Si viajas al sur de la India y te acercas por Chennai (Madrás), desplazarse a Mahabalipuram es algo que debes anotar en tu agenda. Allí no solo conocerás este bello Templo de la Orilla del que te hemos hablado hoy. También podrías visitar Pancha Rathas, el descenso del Ganges, Thirukadalmallai y el Templo de la Cueva de Varaha. De alguno de estos monumentos de la India te hablaremos en alguno de nuestros próximos artículos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *