Ayurveda

El tulsi en el Ayurveda

Igual que lo son el jengibre y la cúrcuma, alimentos de los que ya hemos hablado en este blog, el tulsi también es una de las plantas fundamentales del ayurveda.

Al tulsi se le suele llamar, también, albahaca sagrada (y también tulasi o thulasi) y se le atribuyen propiedades regeneradoras y espirituales. Los hindús ven en el tulsi a una manifestación de la diosa Lakshmi. La tradición dice que ninguna cantidad de oro puede superar el poder de Krishna, pero una sola hoja de tulsi colocada sobre la plataforma de la balanza y con devoción podría bastar para inclinar la balanza hacia ella.

Guía de viaje a la India

Consejos para viajar en autobús por India

Uno de los errores que se suelen cometer de manera frecuente cuando se piensa en la India es el de imaginarla con mentalidad europea. Así, nos podemos imaginar que un autobús o un autocar indio viene a ser una réplica de lo que vendría a ser un autobús o un autocar de nuestro país. Craso error. Nadie desaconsejaría, por ejemplo, desplazarse en autocar entre Barcelona y Madrid y viceversa. Pero eso no sucede con el autobús en la India. Basta recorrer algunos blogs para coger una cierta prevención a la idea de desplazarse en autobús por la India.

Si te sumerges en algunos blogs o visitas algunas webs encontrarás a gente que no recomienda bajo ningún motivo moverse en autobús en India. Hablan de mala conducción, de falta de seguridad, de autobuses en mal estado… Sin duda, un panorama tétrico. Nosotros te hablaremos del autobús en la India como de un medio más para desplazarte por ese maravilloso país. Después de todo, no todas las personas vivimos lo exótico o lo diferente del mismo modo. Eso sí, lo reiteramos, no esperes encontrar en los autobuses y autocares de la India una réplica de los autobuses que circulan por Madrid o Barcelona o de los autocares de Alsa o de Avanza, por citar sólo a dos empresas de autocares españolas. En India, ya sabes, todo es más exótico. India is different.

Yoga

Posturas de Yoga contra la tensión cervical

¿Quién no ha sentido dolor en las cervicales alguna vez? Si alguna parte de nuestro cuerpo está sometida habitualmente a tensión, ésa es la zona de las cervicales. No hace falta sufrir un accidente de tráfico para que tanto las cervicales como la parte alta de la espalda se resientan. En unas ocasiones el dolor cervical se deriva de una mala actitud postural mientras trabajamos; en otras ocasiones, las tensiones cervicales o cervicalgias se derivan de preocupaciones o de problemas emocionales.

Entre las causas de la cervicalgia o dolor de cuello podemos encontrar las siguientes:

  • Mala postura mientras se está ante el ordenador, mientras se conduce, etc.
  • Contracturas musculares.
  • Latigazos cervicales sufridos a causa de algún tipo de accidente. El accidente puede causar lesión en los músculos del cuello, esguince de las articulaciones vertebrales o estiramiento de los ligamentos. Los latigazos cervicales suelen causar dolor cervical, mareos, confusión mental, limitación de los movimientos y hormigueo en los brazos.
  • Enfermedades inflamatorias (artritis reumatoide o espondilitis anquilosante, entre otras).
  • Estrés. El estrés provoca que los músculos del cuello se contraigan.
  • Tortícolis.
  • Artrosis.
  • Hernias de disco cervical.

Sea cual sea el motivo, la práctica del Yoga es una fantástica herramienta tanto para prevenir como para aliviar los dolores de la cervicalgia. En este artículo vamos a recomendarte cuatro posturas de Yoga para los dolores de cuello. Gracias a estas posturas podrás eliminar la tensión y la rigidez del cuello, mejorar tu actitud postural y aumentar la flexibilidad y la tonificación de tus músculos del cuello.

Postura del gato o Marjaryasana

La postura del gato es una de las primeras asanas que acostumbran a realizar quienes se están iniciando en los misterios del Yoga. Esta postura, excelente por regla general para todo tipo de personas, no es buena para embarazadas.

Para realizar correctamente la postura del gato debes seguir los siguientes pasos:

  1. Colócate en posición cuadrúpeda con las muñecas colocadas justo bajo los hombros y separadas entre sí tanto como las rodillas. Las rodillas, al mismo tiempo, deben estar tan abiertas como las caderas.
  2. Coloca la cabeza mirando hacia abajo y vacía los pulmones.
  3. Inspira profundamente mientras elevas la espalda. Arquea la espalda y, sin separar tus manos del suelo, agacha la cabeza y, estirando los brazos, mete el abdomen hacia dentro.
  4. Mantén la respiración y la posición durante 10 segundos. Transcurrido ese tiempo, vuelve a la posición inicial mientras vas expulsando el aire.

Realiza esta postura de Yoga para los dolores del cuello entre 4 y 6 veces.

Postura de la cara de vaca o Gomukhasana

Para realizar esta asana de Yoga para el dolor cervical deberás sentarte en Dandasana. ¿Qué manera es ésa de sentarse? En el suelo y con las piernas estiradas hacia delante, con la columna estirada y recta y la cabeza centrada y mirando hacia delante.

Una vez sentados así hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Doblar la pierna izquierda para colocar el talón izquierdo junto a la cadera derecha.
  2. Levantar la pierna derecha sobre la izquierda y colocarla junto a la cadera izquierda.
  3. Levantar el brazo derecho y doblarlo hacia atrás.
  4. Llevar el brazo izquierdo hacia atrás desde la cintura.
  5. Enganchar los dedos de las manos y estirar los codos en direcciones opuestas.
  6. Inspirar profundamente y aguantar la respiración durante 10 o 20 segundos.
  7. Transcurrido ese tiempo, soltar despacio el aire.

Realizada esta postura de Yoga contra el dolor de cuello, se debe repetir la misma pero con los miembros opuestos.

Esta postura no sólo te sirve para aliviar la tensión cervical. También te sirve para calmar la mente, tonificar brazos y hombros y, finalmente, limpiar los pulmones.

Uttanasana o postura de flexión al frente

Para realizar esta postura de Yoga contra el dolor cervical se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Colocarse de pie, con los pies juntos o separados, mientras se respira profundamente.
  2. Inclinarse lentamente hacia delante manteniendo la espalda recta y la mirada al frente mientras se espira.
  3. Inspirar descansando con las caderas mientras éstas mantienen una inclinación de 90º. Mientras se realiza este movimiento debe evitarse el doblar las rodillas.
  4. Espirar mientras se baja algo más la cabeza, relajando el cuello.
  5. Colocar las palmas de la mano sobre el suelo y respirar profundamente. Al espirar hay que estirar la columna y bajar la coronilla, llevando la cara hacia las rodillas.

Colocados así, hay aguantar la posición entre 30 y 60 segundos. Transcurrido ese tiempo hay que inspirar profundamente para, poco a poco, regresar a la postura inicial, de pie.

Esta postura de Yoga contra la tensión cervical sirve también para mejorar la digestión, rejuvenecer el sistema nervioso, reducir la fatiga y la ansiedad y aliviar el malestar menstrual.

Bharadvajasana o Torsión del sabio

Esta postura de Yoga para el dolor de cuello puede parecer muy simple, pero es muy efectiva. Para realizarla deben seguirse los siguientes pasos:

  1. Sentarse en el suelo.
  2. Colocar la mano derecha detrás de la espalda y la izquierda sobre la rodilla derecha.
  3. Respirar profundamente mientras se realizar una torsión hacia el lado derecho.

Tras realizar la torsión hacia el lado derecho hay que realizarla hacia el izquierdo.

Con estas cuatro posturas de Yoga contra la tensión cervical podrás aliviar tu cervicalgia.

Ejercicio para aliviar el dolor del cuello

Otro ejercicio que pueden servirte para luchar contra tu dolor de cuello es el siguiente:

  1. Sentado en posición de loto y con las palmas de tus manos apoyadas sobre las rodillas, deja caer la cabeza, lentamente, hacia delante.
  2. Mientras inhalas, sube la cabeza estirando los músculos del cuello.
  3. Baja la cabeza, relajando los músculos del cuello, mientras exhalas.
  4. Repite los anteriores movimientos tres veces. Uno vez los hayas repetido, coloca la cabeza en el centro, mirando al frente, e inhala profundamente.

  5. Gira la cabeza hacia la derecha (como si desearas mirar por el hombro de ese lado) mientras exhalas.
  6. Devuelve la cabeza al centro mientras inhalas.
  7. Gira la cabeza hacia la izquierda (como si desearas mirar por el hombro de ese lado) mientras exhalas.
  8. Devuelve la cabeza al centro mientras inhalas.
  9. Deja caer la cabeza suavemente hacia la izquierda mientras exhalas.
  10. Repite el movimiento anterior tres veces.
  11. Deja caer la cabeza hacia delante y hasta que tu barbilla toque tu esternón.
  12. Realiza tres giros muy suaves con la cabeza, inhalando y exhalando por la nariz.
  13. Realiza tres giros muy suaves en sentido contrario al realizado anteriormente.
  14. Devuelve la cabeza al centro.
Ayurveda

Ayurveda contra la caída del cabello

Lo hemos dicho en otros artículos: nada que tenga que ver con la salud escapa a la influencia de Ayurveda. La medicina ayurvédica tiene respuestas para todo, también para el estado de nuestro cabello.

En Ayurveda, el cabello es entendido como un producto secundario en la formación de hueso. Es decir: que aquellos tejidos que son responsables de la formación del hueso lo son, también, del crecimiento del cabello así como del de las uñas y de la fortaleza de los dientes. Así, quien tenga unos huesos sanos tendrá, también, un cabello sano.

Pero… ¿por qué cae el cabello? Ayurveda distingue entre diversos tipos de cabellos y, asumiendo eso, asume que existen diversas razones para la caída del cabello. Entre ellas podemos distinguir las siguientes:

Guía de viaje a la India

Consejos para conducir en la India

A la India se puede ir de muchas maneras y se puede visitar de muchos modos. Una de ellas es recorrerla conduciendo un coche de alquiler. El coche de alquiler concede una libertad que no conceden otros medios de transporte. Eso sí: optar por conducir en la India supone afrontar una serie de retos, el principal de ellos vencer las múltiples situaciones de nerviosismo y estrés a las que, sin duda, deberá enfrentarse quien desee conducir en la India.

Y es que la circulación en la India se puede resumir en una palabra: caos. Caos porque muchas carreteras están en mal estado. Caos porque las calles y carreteras están llenas de animales que, como animales que son, se mueven a su entero capricho. Caos porque el parque automovilístico indio no da las suficientes garantías. Caos porque hay muchos peatones que invaden la calzada y caracolean entre el tráfico. Y caos, finalmente, porque el concepto atender a las normas de circulación no está muy interiorizado en el conductor medio indio.

Yoga

La respiración ujjayi

Uno de los estadios del Yoga recogidos por Patanjali en sus Yoga Sutras es el pranayama, es decir, la forma de respirar. Las técnicas de respiración son, pues, fundamentales dentro de la práctica del Yoga. Nunca podremos avanzar en el camino del Yoga ni alcanzar sus objetivos si no aprendemos a respirar bien.

En este artículo queremos centrar nuestra mirada en una técnica de respiración fundamental, la llamada respiración ujjayi, respiración victoriosa o respiración oceánica. Se la llama así porque, al respirar, la garganta del yogui produce un sonido similar al del mar. Ello es debido a la contracción ligera de la glotis que se debe producir cuando la respiración ujjayi se realiza correctamente.

Vamos a ver a continuación qué pasos debemos seguir para ejecutar correctamente la respiración ujjayi.

Ayurveda

Cuidado de la piel con Ayurveda

Ayurveda, como arte de curar y ciencia médica que es, se preocupa también de la piel. La piel es uno de los reflejos más fieles de la salud de una persona y, también, de su edad. El estrés, el ambiente que nos rodea y, sobre todo, la alimentación, inciden sobre el estado de la piel. Mejorar la alimentación y adecuarla a nuestra constitución o dosha es la base sobre la que se apoya Ayurveda para cuidar de nuestra piel.

Ayurveda distingue entre tres doshas básicas: Vata, Pitta y Kapha. Cada una de estas doshas o constituciones posee unas características físicas propias y, también, una piel particular. Veamos cuáles son las características de cada uno de esos tipos de piel y los mejores alimentos que le pueden ir a cada una de ellas.

Guía de viaje a la India

Harmandir Sahib: la Meca de los sijs

El lugar sagrado por excelencia de la religión sij es el templo de Harmandir Sahib (Casa de Dios). Ubicado en la ciudad de Amritsar, en el norte del país y cerca de la frontera con Pakistán, Harmandir Sahib es conocido también como Darbar Sahib o como Templo Dorado.

La religión sij nació a caballo de los siglos XVI y XII a raíz de un conflicto entre las doctrinas del hinduismo y las del islam. La fundación del sijismo se le atribuye al Gurú Nanak. Él fue el fundador de esta religión monoteísta (el sij cree en un dios panteísta) que tiene recogidos sus principios fundamentales en el Gurú-grant-sahib, el que es considerado el libro sagrado de los sijs y que recoge las enseñanzas de los diez gurús del sijismo.

En la actualidad, el sijismo cuenta con alrededor de 23 millones de fieles. Del mismo modo que los seguidores del islam deben realizar una peregrinación a La Meca una vez en la vida, un creyente sij debe, al menos también una vez en la vida, visitar el templo de Harmandir Sahib. Hay muchos fieles que aprovechan su matrimonio o el hecho de tener un hijo para realizar dicha peregrinación.

Yoga

Patanjali y los Yoga Sutras

Si hay un nombre propio que debe asociarse a la historia del Yoga ése es el de Patanjali. Patanjali, considerado tradicionalmente una encarnación de Adisesa o Ananta. Adisesa era, según la tradición hindú, la serpiente de Vishnu. Adisesa pidió un día a Vishnu que le permitiera encarnarse en hombre para, así, poder aprender la danza y el Yoga para, de ese modo, poder imitar el arte excelso de Shiva.

La tradición cuenta que Visnhu dio su visto bueno a la encarnación de Adisesa y que ésta tomó forma humana en el cuerpo de Patanjali en Bharatavarsha. Bharatavarsha o “país de Bharata” es el nombre con el que se conocía a la India en los purana, un vasto género de literatura india de carácter enciclopédico que recogía saberes antiguos que se habían transmitido por vía oral. Se cree que el nacimiento de Patanjali se produjo allá por el el 250 antes de Cristo y en el seno de la familia que formaban Angiras y Gonika. Gonika, la madre de Patanjali amaba el yoga tántrico y, según cuenta la tradición, rezaba a sus dioses para que le dieran un hijo yogui. El deseo le fue concedido y Patanjali nació conociendo el yogui ya de manera intuitiva.

Patanjali, a fuerza de conocer y estudiar el Yoga de la época, se convirtió en el gran remodelador del Yoga antiguo y en el creador del Yoga que, de una forma u otra, evolucionado y matizado en sus distintas escuelas, ha llegado hasta nuestros días.

Ayurveda

Ayurveda y diabetes

La diabetes no es una enfermedad exclusiva de Occidente y tampoco algo que haya nacido en tiempos recientes. Hace siglos que la diabetes ya era conocida en la India. Se la llamaba y se la llama Madhumeha.

Madhumeha es una palabra compuesta por “madhu” (que significa miel o dulce) y meha (que significa exceso de orina). En los tiempos en los que aún no existían los análisis de laboratorio que existen ahora, los médicos ayurvédicos diagnosticaban la diabetes a partir de la orina. Si ésta estaba en exceso dulce, eran muchas las hormigas y mosquitos que acudían a ella.