Guía de viaje a la India

Jodhpur: la ciudad azul

Hay ciudades, pueblos o paisajes que siempre se han asociado a un color determinado. Se habla de los verdes de los campos de Escocia, del verde de Asturias, del blanco de las casas de Santorini o de la ruta de los pueblos blancos de la gaditana comarca de La Sierra. Se habla del color caramelo de la Vieja Habana y del rostro multicolor de ciudades como Copenhagen, la rumana Sighisoara, la francesa Menton o de la mejicana Guanajato. En la India también hay ciudad asociada a un color. El color es el azul y la ciudad, Jodhpur.

Ubicada en el Rajastán, en el noroeste de la India, a Jodhpur se la conoce como la ciudad azul. Ése es el color con el que están pintadas las fachadas de sus casas.

Guía de viaje a la India

El aljibe escalonado de Chand Baori

A los pozos o aljibes escalonados que cuentan con varias terrazas unidas por tramos de escaleras que conectan los distintos niveles del aljibe se los conoce en la India con el nombre de “bâori”. Los baori tenían una función capital en un país en el que, en diferentes regiones, el agua ha sido siempre un bien escaso. Dicha función es la de permitir que las localidades cercanas al baori se abastecieran de agua durante la época seca. Pero los baori cumplían, además, otra función: la de servir a fines religiosos y espirituales. Por eso muchos baori disponían de templos anexos.

En India pueden encontrarse múltiples baori ubicados en los estados de Karnataka, Gujarat, Rajastán, Delhi, Madhya Pradesh y Maharashtra. El más famoso de todos ellos es el conocido con el nombre de Chand Baori.

Guía de viaje a la India

La climatología de la India

Que la climatología puede arruinar un viaje es algo que sabe cualquiera que haya viajado con relativa frecuencia. Más allá de la influencia siempre imprevista del factor suerte (siempre puede suceder que, por ejemplo, vayamos de viaje de novios a las islas Canarias y esté lloviendo durante una semana), saber la climatología habitual de un lugar en una época determinada del año puede servirnos para planificar nuestro viaje a dicho lugar. Así, si podemos optar entre ir a una ciudad como Sevilla en julio o hacerlo en abril, lo previsible, si no somos fanáticos del calor extremo, es que optemos por esta segunda opción. Del mismo modo, si viajamos a Nueva York en diciembre o enero lo haremos sabiendo que, con mucha probabilidad, deberemos resignarnos a caminar por avenidas nevadas en mayor o menor grado.

Pero hablar de la climatología de una ciudad no es lo mismo de hablar de la climatología de un país entero, máxime cuando ese país tiene las dimensiones casi continentales de India.

¿Qué época del año es la mejor para visitar India? Para dar respuesta a esta pregunta vamos a adentrarnos un poco en el conocimiento de su climatología.

Guía de viaje a la India

Manali: paraíso del deporte de aventura

Los amantes de los deportes de aventura que viajen a India tienen un destino ineludible: Manali. Ubicada en el extremo norte del valle del Kullu, en el estado de Himachal Pradesh, y como cabeza de aquél, Manali, considerada durante mucho tiempo el “fin del mundo habitable”, es uno de esos lugares que, debido a su ubicación, ofrece encantos tanto en verano como en invierno. En los meses de calor, Manali es un popular destino turístico para los propios indios. En los de frío, un lugar que, cubierto de nieve (se halla a 2.050 metros de altitud), adquiere un aspecto casi mágico.

En verano se puede disfrutar de la impresionante visión de un sinfín de glaciares casi derretidos que llenan de agua las laderas de las montañas, cubriéndolas de arroyos que van a verter su agua al cauce del río Beas , que, en el centro del valle dominado por Manali, corre con un caudal inmenso y potente.

Guía de viaje a la India

Hampi: templos y ruinas en mitad del roquedal

En el estado de Karnataka, en el sudoeste de la India, puede encontrar todo turista que acuda a India uno de los paisajes más fascinantes del por otro lado siempre fascinante país asiático. Ese paisaje es fruto de la combinación de dos elementos. El primero de ellos es la actividad volcánica que tuvo lugar en la zona hace millones de años. El segundo, el paso del tiempo y, con él, de la lluvia, el viento, el sol, el frío o el calor sobre dicho paisaje. Es decir: la erosión. El efecto de ésta sobre ese terreno de origen volcánico ha permitido la existencia de un paisaje tan fascinante y único como el que se extiende en los alrededores de Hampi.

Hampi, a la que también se la conoce como Ciudad de la Victoria, fue en su día la capital del imperio Vijayanagara. Antes de eso, Hampi había sido un importante centro religioso, una ciudad sagrada. De todo ese pasado esplendoroso ha llegado hasta nuestros días un conjunto de ruinas que fueron declaradas por la UNESCO en 1986 Patrimonio de la Humanidad.

En Hampi, el viajero que acuda a la India puede encontrar esculturas, pinturas, sistemas de irrigación, fortificaciones, jardines, palacios, etc.

Guía de viaje a la India

Akshardham: un templo milenario con una década de historia

No todos los templos deben sostener sobre sus cimientos el peso de la historia ni ser una reliquia que ha sobrevivido al paso de los siglos para convertirse en referentes de una religión, por muy milenaria que dicha religión sea. Akshardham, un complejo de templos hinduistas ubicado en Nueva Delhi e inaugurado oficialmente en noviembre de 2005, es una muestra de hasta qué punto una construcción moderna puede, en el imaginario de los fieles de una religión, convertirse en centro de peregrinación o, al menos, de visita.

Hay datos que hablan de cómo el 70% de las personas que visitan Nueva Delhi acaban, tarde o temprano, visitando Akshardham. Eso se traduce en una cifra sin duda estratosférica: Akshardham es visitado cada día por unas 10.000 personas.

Akshardham significa “la morada divina y eterna del Dios supremo”.

Guía de viaje a la India

Darjeeling: té y mucho más a los pies del Himalaya

Té, teca, turismo, trenes de juguete, tigres y trekking. Como ves, las seis palabras anteriores empiezan por la letra T. Y ésas son, principalmente, las seis cosas que puedes encontrar en Darjeeling, una ciudad india del estado de Bengala Occidental ubicada en los montes Shivalik, en la cadena inferior del Himalaya, y a la que podríamos llamar, por lo anteriormente expuesto, la ciudad de las 6T.

Si atendemos a la etimología de su nombre, Darjeeling surge de la combinación de dos palabras tibetanas que podrían traducirse, combinadas, por algo así como “La tierra del rayo”. Su clima cálido la convirtió, en la época de la ocupación británica, en un lugar de veraneo para los británicos que, llegado el estío, intentaban huir de las altas temperaturas de las llanuras indias. Ubicada a algo más de dos mil metros de altitud, Darjeeling, con el telón de fondo del Himalaya, les garantizaba ese frescor necesario para hacer más llevaderos los veranos.

Guía de viaje a la India

Bangalore, entre flores y chips

“Ciudad Jardín” o “Silicon Valley de la India” son dos de los sobrenombres que se dan a la que es la quinta ciudad más poblada de India. Bangalore (Bengaluru, en canarés) está situada en el sureste de India, es la capital del estado de Karnataka y es una de las ciudades más dinámicas del estado. Abierta al capital extranjero, Bangalore es hoy uno de los mayores centros económicos de la India.

Sede de varias empresas estatales de la industria pesada y militar y, sobre todo, de las más importantes empresas de software, telecomunicaciones e ingeniería aeroespacial, Bangalore es algo más que una ciudad exportadora de tecnología informática con más de 9 millones de habitantes. Si se la llama “Ciudad Jardín”, por ejemplo, es por su inigualable colección de parques y jardines que destacan por su exuberante frondosidad. Y no hay que despreciar sus templos, mezquitas, iglesias y un curioso palacio heredado de la época británica y que guarda un razonable parecido con el palacio de Windsor.

Guía de viaje a la India

Udaipur, la Venecia de Oriente

La Venecia de Oriente, la ciudad de los 100 lagos, la Venecia India, el lugar más romántico del subcontinente, la ciudad blanca… de todas estas maneras se ha llamado a Udaipur, una ciudad situada en el noroeste de India, en el estado federal de Rajastán.

Udaipur fue fundada por el maharajá Udai Singh II y fue la capital del antiguo reino de Mewar. Para llegar a ella puede tomarse un tren en New Delhi o en Jaipur, aunque el bus ofrece una mayor frecuencia de servicios y una mayor rapidez.

Udaipur, además de ofrecer amplias zonas por las que pasear, oferta también al turista que la visite una amplia oferta tanto hostelera como gastronómica.

Guía de viaje a la India

La tumba de Humayun

Si alguna imagen ha traspasado fronteras de tiempo y espacio y se ha convertido en el símbolo de cualquier viaje a India ésa es la majestuosa estampa del Taj Mahal. Al maravilloso edificio de Agra ya dedicamos un artículo en esta sección. Ahora toca prestar rendido homenaje a una construcción que es antecedente e inspiradora directa del Taj Mahal. Esta construcción de la que hablamos es la llamada tumba de Humayun y se encuentra en Delhi, el seductoramente caótico centro administrativo del país asiático y lugar de residencia de casi 14 millones de personas.

La tumba de Humayun es un complejo de edificios de arquitectura mogol. En ese complejo se encuentra la tumba del emperador Humayun (que fue el segundo emperador del imperio mogol), al igual que una serie de tumbas, mezquitas y otro tipo de construcciones. Considerado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad desde 1993, el complejo arquitectónico de la tumba de Humayun es una de las primeras muestras del arte arquitectónico mogol. Su perfecta conservación y su belleza lo convierten en un lugar de inexcusable visita.