Ayurveda

Alimentos incompatibles en el Ayurveda

Los principios del Ayurveda lo dejan bien claro: el alimento puede ser medicina, pero también “veneno”. O, dicho de otro modo: el alimento puede ser muy beneficioso para nuestra salud, pero también muy perjudicial. El que sea medicina o que sea veneno dependerá del alimento en sí, de cuándo se come o de cómo y con qué otro alimento se combina.

La combinación de alimentos en la dieta Ayurvédica es fundamental para que ésta proporcione los resultados deseados. Una combinación inadecuada de los alimentos puede dar origen a toxinas y a gases y puede provocar que lo que se haya ingerido no se digiera bien.

Ayurveda

Especias y Doshas

La medicina Ayurveda sería inconcebible sin la existencia de tantas y tantas especias y hierbas aromáticas como se emplean en ella. Bien sean utilizadas en forma de infusión, bien en forma de crema, pomada, cataplasmas, etc., las especias y las hierbas aromáticas desempeñan en el Ayurveda una función capital.

Gracias a las hierbas aromáticas, la cocina ayurvédica potencia el sabor de las comidas, mejora la digestión, estimula el apetito y facilita la tarea excretora de nuestro cuerpo. Eso la convierte en un tipo de alimentación ideal para nuestro organismo. En este post vamos a ver qué especias le van bien a cada uno de los Doshas.

Ayurveda

Jengibre y Ayurveda

Al igual que el cardamomo y la cúrcuma, de los que ya hemos hablado en este espacio, el jengibre es una planta de la familia de las zingiberáceas. Cultivado en las zonas tropicales del sudeste asiático, el jengibre es una de esas especias que no pueden faltar en la cocina ayurvédica.

De la planta del jengibre se utiliza la raíz. Ésta, que se recoge cuando las hojas se han secado, se utiliza fresca, seca o en polvo. El jengibre seco acostumbra a utilizarse para Kapha, mientras el fresco está más indicado para Vata.

Ayurveda

Los alimentos y las Gunas

Los filósofos hindúes sostienen que la materia tiene tres cualidades o atributos fundamentales. A estos atributos fundamentales se les denomina Guna, concepto sánscrito que podríamos traducir por algo así como “lo que ata”. Esas tres cualidades fundamentales, presentes en todos los seres humanos, aunque en porcentajes diferentes en cada cual y en cada caso, son Sattva, Rajas y Tamas.

Cuando hablamos de Sattva estamos hablando de la inteligencia, hacedora principal del equilibrio. Rajas sería, por su parte, el atributo relacionado con la energía, con el cambio, con la actividad y la turbulencia. Este Guna es el responsable máximo de cualquier tipo de desequilibrio. Finalmente, Tamas es la cualidad de la sustancia, de la oscuridad, de la somnolencia. Tamas acarrea pérdida de percepción y es, en el fondo, un lastre que nos impide liberarnos de lo más material.

Lógicamente, lo más importante a la hora de mantener un buen estado de salud tanto físico como mental es potenciar, ante todo, el Guna Sattva. Para ello, nada como la meditación y, por supuesto, una buena alimentación. Ambos instrumentos, junto a la práctica del Yoga, servirán para calmar el Guna Rajas y para erradicar el Guna Tamas.

En este post queremos darte varias indicaciones sobre las dietas más adecuadas para cada Guna. No hace falta decir que de la dieta Tamas hay que huir como del Diablo. ¿Qué sentido tendría mantener una dieta que sólo serviría para potenciar en nosotros los atributos más negativos de nuestra naturaleza?

Ayurveda

El hinojo en el Ayurveda

El hinojo es una de esas hierbas maravillosas que se han venido utilizando desde hace siglos para tratar diferentes problemas de salud. Los herboristas siempre han considerado el hinojo (bien sólo, bien en infusión con anís) una de las hierbas más apropiadas para tratar los problemas relacionados con la digestión. Las digestiones lentas, la gastroenteritis o la atonía intestinal son algunos de esos problemas que, de una manera natural, han sido tratados con hinojo.

El hinojo, o saunf en sánscrito, es una de las hierbas habituales de la gastronomía india. Mezclado con cardamomo, anís y azúcar granulada, suele ponerse como entrante o saliente de la comida con una finalidad: que refresque el aliento tras la comida.

Ayurveda

Dieta para Vata

Lo venimos repitiendo en todos los artículos dedicados a los diferentes alimentos que deberían figurar en una dieta ayurvédica adecuada: la dieta es fundamental a la hora de equilibrar el dosha de la persona.

En el caso de Vata, el desequilibrio de este dosha puede ocasionar una serie de desarreglos físicos que se concentran en zonas como oídos, articulaciones, piel, huesos, intestino grueso o cavidad pélvica. El desequilibro de Vata puede ocasionar también impaciencia, ansiedad, cansancio, vértigo, falta de concentración, depresión o hiperactividad.

Cuando se desequilibra el dosha Vata, la persona afectada sufre de insomnio, extreñimiento, piel seca, dolores premenstruales, temblores, dolencias nerviosas…

Ayurveda

La leche en el Ayurveda

La leche es, para el Ayurveda, un alimento prodigioso que puede ser utilizado por las tres constituciones (pitta, vata y kapha) y durante todas las edades. En cierto modo, la leche es, en el Ayurveda, la forma decantada de la luz, es decir: pura energía. No en vano, es el sol quien alimenta a las plantas, que son, a su vez, el alimento de esas vacas que, en un gesto de amor sin parangón, nos dan la leche.

De entre los textos clásicos del Ayurveda hay uno fundamental, el Charaka Samhita, que es el más importante de entre todos ellos. En este texto se especifica que hay ocho tipos diferentes de leche: de oveja, vaca, búfalo, cabra, elefante, camello, yegua y mujer. Todos estos tipos de leche comparten, en mayor o menor medida, la dulzura, la oleosidad, la frescura, el ser nutritivas y un cierto grado de actuar como afrodisíaco.

Ayurveda

Los sabores en el Ayurveda

El Ayurveda distingue seis tipos de sabores. Esos son el dulce, el salado, el agrio o ácido, el picante, el amargo y el astringente. Cada uno de esos sabores serviría para equilibrar o estimular el dosha correspondiente. Para llevar una dieta equilibrada, el Ayurveda aconseja que todos estos tipos de sabores estén presentes en nuestra dieta diaria.

Los sabores reciben un nombre particular en el Ayurveda: rasas. Para llevar una nutrición balaceada hay que incluir los seis rasas. Esto permitirá que nuestro organismo ingiera todos los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.

Veamos, uno por uno, cada uno de los tipos de sabores del Ayurveda.

Ayurveda

El neem

Azadirachta indica. Ése es el nombre científico de un árbol que en Latinoamérica se conoce como nim, margosa o lila india y que, nombrado como neem, aparece nombrado en múltiples ocasiones en la literatura ayurvédica.

Resistente a la sequía, con una altura que puede alcanzar entre 15 y 20 metros de altura, con amplio ramaje y abundante follaje (aunque en circunstancias extremas puede deshojarse completamente), el neem se cría en zonas tropicales o parecidas al clima tropical de Asia, África, América, Australia, etc. De este árbol se utilizan todas sus partes. La corteza, las frutas, las hojas, las semillas y el aceite que se extrae de ellas son aprovechadas. No en vano, el neem figura en “El yoga de las hierbas” como un poderoso purificador sanguíneo y uno desintoxicador de gran importancia en la cultura ayurvédica.

Ayurveda

La cúrcuma en el Ayurveda

La cocina hindú es una cocina rica en el uso de condimentos destinados a dar sabor a sus platos. Algunos de esos condimentos, además, aportan una buena cantidad de beneficios terapéuticos. De entre todos ellos hay uno que destaca especialmente por sus notables funciones terapéuticas: la cúrcuma.

La cúrcuma es una planta herbácea que tradicionalmente se ha cultivado en el suroeste de la India. Para crecer, la cúrcuma necesita una climatología tan cálida como húmeda, por eso se cría bien en la Polinesia y en la Micronesia. El extracto de la raíz de esta planta es lo que comúnmente se utiliza como condimento en la cocina hindú, aunque el uso original de dicho extracto era, varios siglos antes de nuestra era, como colorante para la lana. El color amarillo intenso propio de la cúrcuma hacía que ésta pudiera y pueda cumplir todavía tal función en la industria textil o en otras industrias que usen algún tipo de colorante. En la actualidad, la cúrcuma todavía es empleada para teñir algodón, lana, papel, seda, cuero, etc.